26 de Feb de 2020

Cultura

La música, principal protagonista

Aunque hubo peticiones a no votar a favor de racistas, la premiación del Grammy Latino volvió a ser una gran fiesta musical.

Desde tempranas horas de la noche del jueves ya circulaban en las diferentes redes sociales los nombres de los ganadores de los Latin Grammys 2015, evento que se llevó a cabo en el hotel MGM Grand de Las Vegas Nevada.

Panamá dijo presente en dicha gala y fue el panameño Roberto Delgado quien recibió el galardón a la categoría Mejor Álbum de Salsa, con el disco ‘Son de Panamá', el cual grabó junto Rubén Blades.

‘Agradecemos a la Academia Latina de Artes y Ciencias de la Grabación, a los que nos apoyaron y votaron por Son de Panamá como mejor álbum de salsa 2015', dijo el cantante panameño a través de sus redes sociales agradeciendo el apoyo.

También dejó claro que el disco es una producción completamente panameña. ‘Este premio lo tomamos como un reconocimiento a la calidad de los músicos y profesionales panameños, en la cual la figura de Roberto Delgado como productor, arreglador y director de su orquesta, con la cual se grabó, es parte fundamental de este trabajo. Grabado por técnicos panameños y en estudio en Panamá, es un disco totalmente hecho en nuestra patria', afirmó.

La gala destacaría el trabajo de algunos músicos que llevan ya bastante tiempo en la escena musical latina.

La mexicana Natalia Lafourcade ganó los gramófonos dorados a Canción y Grabación del Año, dos de los premios más importantes de la música en español y portugués, así como Canción Alternativa y Álbum Alternativo. ‘Estoy como en las nubes', afirmó.

‘Es un disco sumamente personal, fue mi secreto durante meses'. Lafourcade se nutrió de su propio desamor para crearlo.

Su corazón se partió en mil pedazos por una relación truncada y la música se convirtió en la mejor terapia para superarla y regresar a sus raíces. ‘Volví a nacer, en este proceso volví a encontrar cosas maravillosas', aseguró la intérprete, de 31 años.

Uno de sus mayores orgullos es que ‘ahora la gente lo ha convertido en sus historias'. Hasta La Raíz confirma además su trayectoria como referente de la música alternativa desde que fue nombrada Mejor artista nuevo en la edición de 2003.

Pero cuando todo indicaba que la mexicana también se llevaría el premio a Álbum del Año, el dominicano Juan Luis Guerra dio el golpe y triunfó con el disco Todo Tiene Su Hora .

‘Este premio me tomó por sorpresa, es una categoría muy competida, todos los nominados eran merecedores', reconoció.

Guerra, de 58 años, fue de nuevo fiel a la bachata, el merengue y los ritmos caribeños para crear este trabajo plagado de canciones románticas, que también fue recompensado con los trofeos a Mejor Álbum Tropical y Canción Tropical por ‘Tus Besos'.

El español Alejandro Sanz sumó un Grammy Latino más a su palmarés al llevarse el de Mejor Álbum Vocal Pop Contemporáneo, mientras que los mexicanos Maná recogieron el de Mejor Álbum de Pop/Rock por Cama Incendiada .

La banda aprovechó para pedir cautela en la respuesta a los atentados en París, así como a no votar ‘por racistas' en las próximas elecciones presidenciales de Estados Unidos.

La música dominó la gala, a diferencia del año pasado, cuando la desaparición de los 43 estudiantes mexicanos de Ayotzinapa y la recién anunciada reforma migratoria de Barack Obama robaron el protagonismo.

El ganador de la categoría Mejor Interpretación urbana, se la llevo Nicky Jam y Enrique Iglesias, categoría a la que estaba nominado el cantante panameño El Roockie.

Otros ganadores de la velada, organizada en el hotel MGM Grand de Las Vegas fueron J Balvin, Tego Calderón, Diamante Eléctrico, Vicentico, ChocQuibTown, Paquito D'Rivera, Juanes, Calle 13 y Gabriela Montero.

Los colombianos Monsieur Periné fueron nombrados Mejor artista nuevo, una de las distinciones más importantes de los Grammy Latino que ayuda a impulsar la carrera de los recién llegados.

Ellos, sin embargo, no son unos novatos. En 2007 comenzaron a tocar en bares y fiestas y desde hace unos años cuentan con una sólida base de fans.

La música fue tan protagonista como los ganadores durante toda la gala, pero sin duda uno de los momentos más memorables fue cuando Will Smith saltó al escenario a cantar ‘Fiesta' con los colombianos de Bomba Estéreo.

El público vibró, cantó y saltó con la actuación del actor y cantante, que se arrancó a decir algunos palabras en español y confirmó así su regreso al rap tras una década apartado.

Los Grammy Latinos también enloquecieron con Ricky Martin, quien se fue a casa con las manos vacías, Alejandro Sanz, Prince Royce, ChocQuibTown y Maná.

La actriz y cantante puertorriqueña Rita Moreno, de 83 años, única latina en haber ganado un Óscar, un Globo de Oro, un Emmy, un Tony y un Grammy, mostró con mucha gracia cómo se ‘perrea', antes de presentar el premio a Mejor álbum de música urbana.

La gala rindió un sentido aplauso al cantautor brasileño Roberto Carlos, nombrado la Persona del Año de esta edición y que fue homenajeado durante una cena-concierto la noche antes.

Los grandes triunfadores de la pasada edición fueron el fallecido guitarrista español Paco de Lucía, Enrique Iglesias y Jorge Drexler. Joan Manuel Serrat fue honrado de su lado por su carrera.

==========

‘Volví a nacer, en este proceso volví a encontrar cosas maravillosas'

NATALIA LAFOURCADE,

CANTANTE