Temas Especiales

04 de Dec de 2020

Cultura

Raperos blancos, consumidos por las dudas

El dúo de hip hop impactó a la industria de la música con un gesto que se ve raramente en ese mundo tan lleno de vanidad

Raperos blancos, consumidos por las dudas
Raperos blancos, consumidos por las dudas

Cuando Macklemore y Ryan Lewis triunfaron en los Grammy de 2014, el dúo de hip hop impactó a la industria de la música con un gesto que se ve raramente en ese mundo tan lleno de vanidad: se disculpó, con evidente sinceridad, por haber ganado.

Macklemore, que es blanco, divulgó un mensaje que le había enviado a Kendrick Lamar, donde le decía a éste que sentía haberle ‘robado' el premio a Mejor Álbum de rap.

El segundo disco del rapero Macklemore y el productor Lewis - This Unruly Mess I've Made -, que se lanzó ayer, es de alguna forma una extensión de una hora de los sentimientos que están detrás de aquel mensaje: una reflexión sobre el estado de un país que no ha resuelto sus problemas de racismo y desigualdad.

En ‘White Privilege II', Macklemore habla de su mezcla de emociones cuando se unió a una marcha de protesta por la muerte del adolescente negro Michael Brown a manos de la policía en Ferguson, Misuri.

Además, en esta canción Macklemore acusa a dos artistas blancas: Miley Cyrus e Iggy Azalea, de explotar la cultura negra.