La Estrella de Panamá
Panamá,25º

18 de Oct de 2019

Cultura

Vuelve la complicidad de Son Azul a los escenarios

El dúo conformado por Carlos Iván Zúñiga y Rocío Bordanea coloreó una noche en los Saturday Live Jams del Country Store Café

Una guitarra acústica pronuncia cuatro acordes. Las luces se van apagando en el Country Store Café de Ancón. En medio del recinto, Rocío Bordanea agita suavemente una pandereta dando paso a la voz de Carlos Iván Zúñiga. ‘Vámonos', es la canción que han escogido para abrir la noche.

‘Somos Son Azul, él es Son y yo soy Azul', dice la cantautora riendo con el público. Un par de velas se encienden mientras continúa un recorrido por los temas más emblemáticos del dúo, aquellos que vieron la luz en 2011 con el álbum Fotosíntesis .

A ambos los separa un bombo. Mientras Carlos Iván cambia su instrumento por una guitarra eléctrica, pisa el tambor dándole aún más fuerza a algunos de los temas, que se pasean entre los géneros folk, rock, electrónica y pop, con matices psicodélicos.

La sala se llena con el eco de canciones como ‘Al revés', ‘Tiempos del Mundo' (una canción sobre el ritmo de vida contemporáneo) y ‘Gente de mi tierra'. Luego empieza a vibrar una versión tranquila de ‘Monte', el track que abre su primer disco y que pinta un cuadro sobre los desaparecidos, las persecuciones políticas.

Se suman aplausos e invitan al escenario a Audri Yala. ‘Esta es una canción indígena ancestral, guna', dice Zúñiga, y ambos entonan ‘Abia Yala', con el bombo retumbando mientras se formula un solo del intérprete kuna con la flauta de pan.

Son Azul se formaría 16 años antes de esta velada, que fue transmitida en directo por Radio 10. El dúo se establecería como una exploración por los ritmos folclóricos y la canción de protesta latinoamericana, aunque ciertos temas poseen una esencia muy personal, como ‘Flores'.

En la misma semana que Son Azul se subía al escenario del Country Store Café, a finales de marzo, la poetisa Sydia Candanedo de Zúñiga cumpliría 90 años, quien es además abuela de Carlos Iván, y se paró frente al micrófono para recitar un puñado de versos.

Era una pausa familiar en medio del repertorio, pero la siguiente canción, ‘Flores', reforzaría el curso de las canciones.

Este tema, el cuarto del disco Fotosintesis , trata sobre el fallecimiento de la madre de Rocío, quien cuenta que le costó cuatro años armarse de valor e ir a visitarla.

‘Esta canción se la hice a mi mamá, parece de amor, es de amor, pero amor de una hija a una madre', explica a la audiencia.

‘Flores te llevaré / cuando te vuelva a ver / quisiera que estuvieras aquí / tan cerca de mí', siluetean las primeras frases. ‘Rosas, / quizás, te gusten más, / son de mi jardín, / solo para ti...', continúa, mientras Zúñiga lleva las armonías desde un teclado rojo.

Siguieron ‘Lejos de casa', la pegajosa ‘Marrón' (a la que también se suma el bombo), ‘Descalza', y las emblemáticas ‘Noche y día' y ‘Fotosíntesis', esta última tiene un video que fue dirigido por Anel Reyes y está disponible en YouTube. ‘...Y te daré lo que me das, calor, amor, un buen abrigo, es que contigo tengo el equipo campeón', sostienen las líneas cantadas por Zúñiga.

‘Vienes y vas / como el viento / de verano, / me haces sentir / cada vez / más humano', se alza la recta final de la noche con la canción ‘Casi Viento'. Más de una hora de espectáculo, cargado de composiciones que son difíciles de escuchar en otro lado que no sea en vivo, y quizás en esto recae el valor de cada presentación de Son Azul, y sobre todo su regreso a los escenarios.

‘Luz Azul', ‘Canas', ‘Investigador'. La lista de canciones parece llegar a su fin y ambos, que han tocado al menos tres instrumentos cada uno, se despiden del público con ‘Roba corazones'.

==========

PRÓXIMA PRESENTACIÓN

Otra oportunidad para ver al dúo en vivo

  • Son Azul participará este domingo 20 de marzo, en la Cinta Costera, como parte de la Carrera Caminata en el Día Mundial del Síndrome de Down, organizada por Down Panamá.