Temas Especiales

03 de Mar de 2021

Cultura

Una generación abierta al diálogo

Foros y teatro por un país más justo y menos reaccionario. Jóvenes invitan a conversar sobre la realidad LGBTTI

Una generación abierta al diálogo
Una generación abierta al diálogo

Jóvenes de distintos grupos proponen discutir la realidad de las personas lesbianas, gays, bisexuales, transexuales, transgéneros e intersexuales (LGBTTI) por medio de varias actividades que incluyen una charla, la Semana de la Diversidad Sexual 2016 y un ciclo de microteatro.

PARA ACLARAR

La Asociación de Estudiantes de Relaciones Internacionales de la Universidad de Panamá- AERIP, pretende mostrar la realidad que vive la comunidad LGBTTI en Panamá, su lucha en favor de sus derechos y el impacto en las relaciones internacionales, con el objetivo de romper el tabú al hablar sobre orientación sexual e identidad de género, y fomentar un mayor respeto.

ACTIVIDADES

  • A partir del 22 de junio hasta el 1 de julio
  • Charla sobre la Realidad de LGBTTI en Panamá, a las 10 de la mañana en la Universidad de Panamá
  • Semana de la Diversidad Sexual 2016- del 27 de junio al 1 de julio. A partir de las 5 de la tarde en el Edificio El Hatillo
  • Ciclo de Microteatro ‘Yo no soy diferente', en Agosto en Moliere Petite Studio

Por todo eso, se realizará hoy el Foro Realidad LGBTTI en Panamá, en la Facultad de Administración Pública de la Universidad de Panamá, a las 10 de la mañana. Participarán miembros de la Fundación Convive Panamá, una organización sin fines de lucro orientada a mejorar la calidad de vida de las personas; el psicólogo clínico Álvaro Gómez, la activista en derechos humanos y educación sexual Candy Pamela González Arosemena.

Sobre el foro, Daniel Barría Yorins, de AERIP, explica que ‘en Panamá no existe un reconocimiento hacia las parejas homosexuales. El ingreso de homosexuales y lesbianas a las fuerzas policiales es prohibido. Tampoco, existe una ley para evitar la discriminación por orientación sexual e identidad de género, lo que provoca muchos actos de odio y discriminación que pasan desapercibidos ente la sociedad'.

Argumentan que a pesar de que Panamá es miembro del Consejo de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), y ocupar la vicepresidencia de este órgano de Derechos Humanos para el año 2016, en el país no se legisla a favor de grupos vulnerables como la población LGBTTI, que vive en un limbo legal.

‘Panamá está estancado, mientras otros países de la región como Colombia, Argentina, México, Chile y Estados Unidos avanzan para proteger los derechos de sus ciudadanos LGBTTI', destaca Barría Yorins.

UNA SEMANA PARA TODOS

Por su parte, El Kolectivo efectuará la Semana de la Diversidad Sexual 2016, del 27 de junio al 1 de julio, en el edificio El Hatillo.

Una iniciativa que, según sus organizadores, estará formada por diálogos, debates, talleres, performances, conciertos sobre los principales temas, problemas y desafíos que enfrentan las personas LGBTTI en el país.

Corina Rueda, organizadora de la jornada cuenta que ‘se hablará de feminismos, masculinidad, VIH y la discriminación que sufre la comunidad LGBTTI. Buscamos promover los derechos humanos, no solo desde los murales, sino también crear diálogos sociales, para sentarnos y hablar sobre las aristas de este tema'.

TODO AL ESCENARIO

Abdiel Tapia, director de teatro y apegado a las historias que aporten a humanizar a la sociedad, presenta en agosto, ‘Yo no soy distinto', un ciclo de microteatro con temática LGBTTI.

‘Las historias giran alrededor de este sector de la población, sus vivencias, sus inquietudes, sus problemas, su diario vivir, su forma de enfrentar la discriminación', detalla el actor y ganador de varios Premios Escena.

El objetivo, según Tapia, es hacerlo cada año, siendo ésta su primera edición. El ciclo, que llega justo después de la Masacre de Orlando en Estados Unidos, tratará en un principio tres historias escritas por Tapia, basadas en experiencias reales.

‘Hay una sobre dos amas de casas que han reprimido su orientación sexual a lo largo de su vida y descubren que sus hijos están teniendo experiencias de este tipo, lo cual las lleva a analizar su propia vida. Otra es sobre un chico travesti que se ha visto empujado a expresar su orientación sexual de forma errada. Y otra involucra a sacerdotes, hablo de esos que se ponen sotana para ocultar su homosexualidad, no de los que realmente se entregan a Dios', adelanta Tapia.

Todas Las actividades son de entrada libre.