Temas Especiales

01 de Dec de 2020

Cultura

Concurso juvenil busca rescatar la cultura del piano

En su segunda versión, el certamen tendrá actividades gratuitas desde mañana hasta el domingo en la Facultad de Bellas Artes de la UP

La tradición pianística de Panamá no se remonta a la época en que el pianista Jaime Ingram se convirtió en el primer director del Instituto Nacional de Cultura, sino mucho antes. Desde los inicios de la época republicana, el nuevo país contaba con su primera pianista de talla internacional, Adriana Orillac.

Sin embargo, han quedado atrás aquellos años en que al caminar por la calle se escuchaban los pianos repicar desde el interior de los hogares. ‘Antes en Panamá en todas las casas había un piano', recuerda el pianista Henry Rose, director del II Concurso Juvenil de Piano de Panamá, cuya final se llevará a cabo este sábado, 24 de septiembre desde la 1:00 p.m.

‘MUCHA GENTE DICE QUE NO HAY FUTURO PARA LOS PIANISTAS, PERO ESO NO ES VERDAD. HASTA EN PANAMÁ PUEDE HABER FUTURO, PERO TENEMOS QUE EDUCAR A LA GENTE'

HENRY ROSE

DIRECTOR DEL CONCURSO JUVENIL DE PIANO DE PANAMÁ

La actividad es una de las iniciativas que lleva a cabo la Asociación de Pianistas de Panamá para rescatar la cultura del piano, que se ha perdido en las últimas décadas. En parte, por el advenimiento del teclado eléctrico. Por otro lado, porque el Estado le ha restado importancia —y presupuesto— al tema.

Quedan pocas salas para tocar piano en el país, la mayoría de los que quedan están en mal estado por falta de mantenimiento y los pianistas que se forman en Panamá no han logrado alcanzar la talla requerida para participar en el Concurso Internacional de Piano Nelly y Jaime Ingram, que se celebra en Panamá cada dos años.

UN EVENTO QUE CRECE

El año pasado concursaron 15 pianistas menores de 18 años. El jurado era enteramente nacional y la actividad concluyó en un día.

En esta ocasión, Rose quiso dar un paso más allá y ha conseguido que dos pianistas internacionales se unan a los tres panameños que evaluarán a cada participante.

Se trata de Mauricio Arias Esguerra de Colombia y Kristhyan Benítez, de Venezuela, ambos concursantes pasados del prestigioso Concurso Internacional de Piano de Panamá Nelly y Jaime Ingram.

Los catorce jóvenes pianistas que competirán este año en el Concurso Juvenil ya pasaron por un proceso de preselección que tuvo lugar el mes pasado. Esto lo harán en las categorías solista o concierto, dentro de las que hay varios niveles, según la edad.

Además de la competencia del sábado, se podrá disfrutar de un recital de apertura por parte de Arias Esguerra el viernes 23 a las 7:30 p.m., patrocinado por el Ministerio de Cultura de Colombia.

El domingo 25 a las 4:00 p.m. será el turno de Benítez en el mismo espacio.

Todas las actividades se llevarán a cabo en la Facultad de Bellas Artes de la Universidad de Panamá y son abiertas al público.

En los próximos años, Rose espera seguir creciendo. ‘No es un grupo grande, tenemos que crecer. No todos los maestros en la ciudad están participando y del interior no vienen muchos con el nivel para tocar', argumenta el pianista. ‘Es que eso de vivir del arte es difícil', agrega quien pasó toda su vida profesional en el exterior.

ESPERANZA PARA PANAMÁ

‘Mucha gente dice que no hay futuro para los pianistas, pero eso no es verdad', destaca Rose. ‘Hasta en Panamá puede haber futuro pero tenemos que educar a la gente'.

El pianista considera que incluso a nivel nacional se podrían formar pianistas de talla internacional. ‘Si alguien quiere ser pianista en Panamá, eso se puede obtener localmente pero es cuestión de costo, saber qué maestros son los indicados y querer de veras hacerlo', admite.

En cuanto al Concurso Juvenil de Piano, se quieren lograr algunos objetivos. Primero, al requerir que las interpretaciones sean de memoria, se pretende combatir una tendencia a lo mecánico, que surge por la presión que ejercen los concursos sobre los pianistas.

‘Queremos que los participantes internalicen la música y la expresen como ellos sientan', explica Rose. ‘La presión a cierto nivel es tanta que a veces los que ganan son los que hacen las interpretaciones más auténticas. El jurado generalmente saber percibir esa diferencia'.

Por otro lado, al traer pianistas reconocidos a nivel mundial, se busca exponer a los estudiantes a lo que está sucediendo internacionalmente, con el propósito de sembrar el interés.

Esto entra dentro de los propósitos de la Asociación de Pianistas de Panamá, que trabaja por unificar elevar el estándar y colocar a los estudiantes locales a un nivel internacional.

Otras actividades que organizan para los más jóvenes son los talleres de piano, que este año celebró su cuarta versión y la Pianotón.