Temas Especiales

27 de Jun de 2022

Cultura

‘Es la hora de la paz'

El premio otorgado al mandatario colombiano es un espaldarazo de la comunidad internacional al proceso de paz

‘Es la hora de la paz'
‘Es la hora de la paz'

Las negociaciones para un acuerdo de paz que ayudaría a zanjar un conflicto con más de 50 años de existencia fue premiado con el Nobel de la Paz, aunque dicho acuerdo no fuese apoyado en las urnas.

Los esfuerzos del presidente colombiano Juan Manuel Santos fueron reconocidos por El Comité Nobel Noruego, que resaltó en su fallo que Santos tomó la iniciativa para comenzar el proceso de paz con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y que ha ejercido ‘todo el tiempo' como impulsor de las conversaciones, que comenzaron de forma oficial en 2012 en Noruega, país que ejerce de garante con Cuba.

JUAN MANUEL SANTOS

'Colombianos, este premio es de ustedes, es de la víctimas, para que no haya un solo muerto más'.

El proceso colombiano era el gran favorito en los pronósticos hasta hace una semana, pero la victoria del ‘no' a los acuerdos en el plebiscito del pasado domingo hizo que perdiera fuerza en las quinielas previas, donde sonaban más otros aspirantes, como el proceso atómico iraní o el acuerdo de París sobre cambio climático.

‘Que una mayoría de los electores dijera ‘no' al acuerdo de paz no significa necesariamente que el proceso esté muerto. La consulta no era una votación por o en contra de la paz. Lo que los partidarios del ‘no' rechazaron no fue la paz, sino un acuerdo concreto', resaltó el fallo difundido por el Instituto Nobel de Oslo.

El Comité Nobel Noruego destacó además que Santos ha invitado a un amplio diálogo nacional para seguir adelante con el proceso y que incluso los partidarios del ‘no' en esa consulta se han mostrado dispuestos a participar, aunque advirtió de la incertidumbre por el futuro de Colombia y la amenaza ‘real' de colapso.

Pese al revés del plebiscito, Santos ha acercado ‘de forma sensible' el conflicto a una solución pacífica y ha puesto las bases para un desarme verificable de las FARC y para la reconciliación nacional, por lo que cumpliría con los criterios señalados para el premio en el testamento de su creador, Alfred Nobel.

‘Recibo este reconocimiento con gran humildad y como un mandato para seguir trabajando sin descanso por la paz de los colombianos. A esta causa dedicaré todos mis esfuerzos por el resto de mis días. Gracias a Dios, la paz está cerca. La paz es posible. Es la hora de la paz', declaró Santos en Bogotá.

El presidente colombiano es el primer latinoamericano que gana el Nobel de la Paz desde que lo hizo en 1992 la líder indígena guatemalteca Rigoberta Menchú, y con él son ya 26 los jefes de Estado o Gobierno mundiales que han recibido esta distinción. Santos, el segundo colombiano en ganar un Nobel tras el escritor Gabriel García Márquez (Literatura, 1982), recibirá el premio, dotado con 8 millones de coronas suecas (934.000 dólares), el 10 de diciembre en el ayuntamiento de Oslo.

DESDE LA NEGOCIACIÓN

‘Hoy los colombianos nos despertamos con la esperanza de conseguir la paz renovada, fortalecida. El reconocimiento que le hace el comité noruego del Nobel con el premio Nobel de la Paz al presidente Juan Manuel Santos es la voz de apoyo del mundo a nuestro país', sostuvo jefe negociador del Gobierno en los diálogos de paz de La Habana, Humberto De la Calle.

De la Calle daba lectura ayer en La Habana junto al jefe negociador de las FARC, alias ‘Iván Márquez', al primer comunicado conjunto de las partes tras el plebiscito, en el que defendieron las medidas del acuerdo de paz y abogaron por seguir escuchando a la sociedad en un proceso ‘rápido y eficaz' que permita una pronta solución al conflicto.

Rodrigo Londoño, ‘Timochenko', jefe máximo de las Farc en su cuenta de Twitter, dijo que ‘el único premio al que aspiramos es de la paz con justicia social para Colombia sin paramilitarismo, sin retaliaciones ni mentiras'. El reconocimiento del Nobel ofrece grandes esperanzas a un acuerdo que cese con las divisiones de los colombianos para el logro de la paz.

El expresidente colombiano Alvaro Uribe, uno de los más críticos de las negociaciones con las FARC y del acuerdo alcanzado y cara visible de la opción del ‘no' en el plebiscito también felicitó al mandatario. ‘Felicito el Nobel para el Presidente Santos, deseo que conduzca a cambiar acuerdos dañinos para la democracia', escribió en Twitter.

LATINOAMÉTICA SE MANIFIESTA

La activista indígena guatemalteca y Nobel Rigoberta Menchu felicitó hoy al presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, ganador del Premio Nobel de la Paz de 2016. ‘Este es un día histórico, no solo para él (Santos) que inicia una página importante en su trabajo a nivel mundial, sino para Colombia', dijo la activista en un programa radial.

‘La paz es el camino y futuro de todos los colombianos. No hay lugar para desfallecer', manifestó el jefe de la OEA, Luis Almagro en su felicitación a Santos.

La mandataria chilena Michelle Bachelet aprovechó la ocasión para estrenar su cuenta de twitter. ‘Felicito al Presidente @JuanManSantos por el Nobel de la Paz, premio que espero sea el impulso final para el reencuentro en Colombia', reza el primer tuit de la mandataria. Aprovecharon las redes sociales el presidente panameño Juan Carlos Varela y la canciller Isabel de Saint Malo, así como el presidente de Paraguay, Horacio Cartes y la Secretaría de Relaciones Exteriores de México.

En tanto, los presidentes de Ecuador, Rafael Correa y su homólogo peruano Pedro Pablo Kuczynski aprovecharon su encuentro en Ecuador para el X Gabinete Binacional.

La Comunidad Andina CAN y UNASUR se unieron también a las congratulaciones.

MANDATARIOS Y ORGANISMOS

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, afirmó que este premio indica que el proceso de paz en ese país está ‘demasiado lejos para dar marcha atrás'. Santos fue galardonado ‘en un momento crítico, cuando este reconocimiento especial ofrece esperanza y aliento necesarios para los colombianos', dice un comunicado del secretario general de Naciones Unidas.

El alto comisionado de la ONU para los Refugiados, la Unesco,y Amnistía Internacional (AI) fueron algunos de los organismos que se unieron a las felicitaciones por la distinción al colombiano.

La comunidad internacional busca, de una manera contundente apoyar el esfuerzo que por más de medio siglo ha perseguido el pueblo colombiano por lograr la paz.