Temas Especiales

22 de Apr de 2021

Cultura

Niños de Oriente y del Norte de África necesitan ayuda humanitaria

Según la agencia de la ONU, en Siria se calcula que 8,4 millones de niños necesitan ayuda inmediata, mientras que en 2012 solo eran 500 mil

Niños de Oriente y del Norte de África necesitan ayuda humanitaria
Millones de niños son afectados por conflictos armados.

Uno de cada cinco niños en Oriente Medio y el norte de África necesita ayuda humanitaria, según la agencia de la ONU para la infancia (Unicef), que describió esta situación como un ‘gran retroceso' frente a los progresos logrados en las últimas décadas.

‘Durante 70 años y hasta hace cinco, el trabajo de Unicef con los niños era una fuente de orgullo; los países de la región ratificaron la Convención sobre los Derechos del Niño, murieron menos y las tasas de escolarización mejoraron', afirmó Geert Cappelaere, director regional de Unicef.

En un comunicado, el director de esa organización para Oriente Medio y el norte de África declaró, con motivo del 70 aniversario de la organización, que los ‘conflictos cambiaron la situación para 157 millones de niños en estas regiones', por lo que el mandato de Unicef ‘para protegerlos es más crucial que nunca'.

Según la agencia de la ONU, en Siria se calcula que 8,4 millones de niños necesitan ayuda inmediata, mientras que en 2012 solo eran 500 mil. En Yemen, diez millones de niños están afectados por el conflicto armado y viven en condiciones críticas, entre ellos 400 mil que corren el riesgo de una grave desnutrición.

En Irak, la situación que sufren los menores es ‘brutal', según Unicef, que desde enero de 2016 registró 400 violaciones de los derechos humanos contra niños. Asimismo, la operación militar para recuperar la ciudad iraquí de Mosul de manos del grupo yihadista Estado Islámico (EI) que comenzó el 17 de octubre, ha forzado el desplazamiento de cerca de 74 mil personas, casi la mitad de ellas niños.

En Sudán, Libia y los territorios palestinos, el conflicto ha expulsado a millones de niños de sus hogares y de las escuelas y se les deniega el acceso a los servicios básicos.

Oriente Medio y el norte de África es el hogar de la mitad de los refugiados y desplazados internos del mundo, según Unicef, a pesar de que la población de esta región solo representa el 5% de los habitantes del planeta.