La Estrella de Panamá
Panamá,25º

15 de Oct de 2019

Cultura

Cannes cumple 70 años y Panamá estuvo presente

Uno de los cineastas panameños que participó del Festival de Cine de Cannes, con la colaboración de la Dirección Nacional de Cine

Para muchos el Festival de Cannes, representa todo el glamour internacional del séptimo arte, las estrellas del cine mundial, la alfombra roja y los atardeceres en ‘La Riviera Francesa', pero para la industria, Cannes es mucho más.

Además de los estrenos de las películas en la selección oficial en competencia, presentadas en el Gran Teatro Lumiere, con toda la parafernalia de cámaras, luces y alfombra roja, existen también otras competencias oficiales de películas como Un Certain Regard (Una Cierta Mirada); Cannes Classics y el Cannes Cortometrajes.

Como si esto fuera poco para ver y asistir, se realizan muestras y festivales paralelos independientes como el Director's Fortnight, organizado por la Sociedad de Realizadores; la Semana de la Crítica, por el Sindicato Francés de Críticos, o la selección oficial de la Asociación para el Cine Independiente y su Distribución (ACID). De hecho, es el mercado cinematográfico más grande del mundo.

‘para un mercado de cine en crecimiento como Panamá, el Festival de Cannes significa apertura e interacción con países imparables en la industria',

ARTURO MONTENEGRO

CINEASTA

La llegada al Palais des Festivals (Palacio de los Festivales) ya impresiona por sus largas filas de personas de todas las nacionalidades que se aglutinan para entrar. El mercado cuenta con la participación de empresas de más de 110 países, relacionadas de una u otra forma con el cine. Se calcula que este año fue visitado por alrededor de 15,000 personas.

Panamá participa cada año a través de la Dirección Nacional de Cine (DICINE) del Ministerio de Comercio e Industrias, con un pabellón en las Villas Internacionales para dar a conocer al país como locación de películas o series televisivas y promover el cine local.

De esta forma, seis cineastas panameños recibieron este año el apoyo del pasaje de avión y la credencial del festival que les dio acceso libre al Marché Du Film (Mercado de películas), permitiéndoles entrar en contacto con grandes productoras y distribuidoras, que podrían interesarse en proyectos panameños y ser potenciales colaboradores.

Con la intención de promover este intercambio, DICINE organizó un almuerzo de co-producción con importantes compañías internacionales. Los cineastas panameños pudieron exponer sus actuales proyectos ante una audiencia de productores, distribuidores, financistas, agentes de ventas y abogados de la industria global del cine.

Arturo Montenegro, quien estuvo promocionando su largometraje de comedia Donaire y Esplendor , mencionó que ‘para un mercado de cine en crecimiento como Panamá, el Festival de Cannes significa apertura e interacción con países imparables en la industria. Es una gran preparación para lo que nos viene pero por sobretodo entender que no estamos solos en esta industria que es conexión y vida'.

Para Jacobo Silvera quien tuvo la oportunidad de presentar su película Ilegítimo en una sesión del Mercado de Cine la experiencia en Cannes fue extraordinaria, ‘para mi película, pienso que fue bastante productivo, ya que se hicieron bastantes contactos interesantes para la venta internacional. Esos contactos no sirven nada más para ahora, si no para el futuro'.

El cineasta panameño radicado en Los Ángeles, Jorge Ameer, también realizó una exhibición de su película Oasis , filmada en el Casco Viejo, El Valle de Antón y el Canal de Panamá. Otros cineastas participantes fueron Mariel García Spooner con su proyecto Algo Azul y Chaly Bárcenas con Gaugin y el Canal .

El Mercado del Cine también contiene muestras especiales como el Short Film Corner, en la que participó el corto panameño Aves de Papel , de la joven Beatriz Ledezma.

En el Doc Corner fue presentado nuestro documental El Último Soldado, ganador de DOCTV y el Fondo de Cine 2014, que se encuentra en etapa de postproducción para llevarlo a las pantallas.

Sin lugar a dudas, Cannes se convierte en el centro del mundo del cine durante 10 días y nos permitió hacer nuevas relaciones de trabajo para futuros proyectos que se encuentran en etapas de desarrollo.

Considero que la participación en este tipo de mercado debe darse prioritariamente a los proyectos que resulten ganadores del Fondo de Cine cada año, como un aporte adicional que pueda generar coproducciones y dé mayor potencial a la distribución, una vez terminada su película.