La Estrella de Panamá
Panamá,25º

17 de Oct de 2019

Cultura

Hay una aldea hecha con los poemas de Lêdo Ivo

Javier Alvarado. Lêdo Ivo es un hombre viejo que vive en Brasil y sale en las antologías con cara de loco.

Hay una aldea hecha con los poemas de Lêdo Ivo

Javier Alvarado

Lêdo Ivo es un hombre viejo que vive en Brasil y sale en las antologías con cara de loco.

Juan Carlos Mestre

Ya los cangrejos caminan sobre Lêdo Ivo

Sobre las casas y los sueños

O los promontorios en la tierra de Maceió,

Ya se volvió mar bajo los barcos

Y desató sus palabras como gaviotas en el muelle

Silbando esta vez ese acorde funéreo para las carnes de Hermengarda

Para esa ebriedad que traspasa las boquitas de los murciélagos y las colillas de cigarro

En la caverna más oscura donde tintinean las almas como oseznos,

Donde se mancha la oscuridad con esa iridiscencia de tus constelaciones

Increpando la resurrección del gallo,

La leche estelar de las espuelas

Y el plumaje irredento corajeando entre los patios y entre las casas marinas

Donde los niños se sientan en el lomo del caracol

Y las niñas fijan su belleza a las estrías teologales de las conchas.

Esta es tu aldea donde un niño llamado Lêdo empezó a escribir sus poemas en la arena

En los pétalos de la caña y en los trapiches donde el pueblo suda

El jugo inmemorial de la caña

El jugo equinoccial de la caña

El jugo demencial de la caña

El jugo sexual de la caña

Junto al aroma infinito del cacao, junto a las flores del cacao, junto a las semillas del cacao,

Donde

Clareas esta vez sobre las piedras, sobre el testamento de una negra bailando samba

Silba que te silba el vals funéreo

Para las carnes de Hermengarda

Y eres tú caminando mulatamente sobre las nucas vacilantes de los cangrejos

Sobre una iracunda hoguera de agua, sobre los pilotes azarados

Por la espuma reinante,

Abriéndose tu palabra como un lecho de hojas,

Como una almohada de árboles sobre esos sueños gualdos

Que van a la memoria del camino y terminan en los pies

De los infantes y se ponen a correr

Y rechinan como abejas o mariposas al cuidado de la nieve profunda,

De la nieve inventada y del sol que ordeña los milagros de las cabras

Donde hay brujas y mujeres explicando la redondez de la tierra

Con rituales dibujados en las esferas monacales del coco

Y muchachas extrayéndose del corazón cardúmenes de peces.

Ya los cangrejos caminan sobre Lêdo Ivo en la tierra de Maceió.

Allá en el Brasil hay una aldea

Donde aprendió a escribir poesía

Un niño antologado con cara de loco,

Separando las patrias de las lenguas,

Emigrante e inmigrante de la lengua portuguesa

Haciéndola tierra,

Haciéndola jugo de caña

Haciéndola cacao,

Haciéndola cangrejo sobre las playas de Maceió

Allá en Brasil hay una aldea hecha de los poemas de Lêdo Ivo.

JAVIER ALVARADO

Escritor

Nació en Santiago de Veraguas el 28 de agosto de 1982. Hizo sus estudios en el Panama School y es Licenciado en Lengua y Literatura Españolas por la Universidad de Panamá.

Ha sido galardonado con el Premio Nacional de Poesía Joven de Panamá Gustavo Batista Cedeño en el 2000, 2004, 2007 y 2014. Premio de Poesía Pablo Neruda 2004 y Premio de Poesía Stella Sierra en el 2007. Mención de Honor del Premio Literario Casa de las Américas de Cuba 2010 con su obra Carta Natal al país de los Locos (Poeta en Escocia).

Premio Centroamericano de Literatura Rogelio Sinán 2011 con el libro ‘Balada sin ovejas para un pastor de huesos'. Premio Internacional de Poesía Rubén Darío de Nicaragua por ‘El mar que me habita'. Premio Internacional de Poesía Nicolás Guillén 2012 por su libro ‘Viaje Solar de un tren hacia la noche de Matachín'.

En 2014, un jurado conformado por el poeta español Antonio Gamoneda, el poeta peruano Rodolfo Hinostroza y Julio Pazos de Ecuador, le otorgaron el Premio Medardo Ángel Silva a obra editada por ‘Carta Natal al país de los Locos'.

En el 2015 obtuvo el premio Ricardo Miró de Poesía, máximo galardón de las letras panameñas. En 2017, obtuvo el Premio Hispanoamericano de Poesía de San Salvador.