La Estrella de Panamá
Panamá,25º

16 de Oct de 2019

Cultura

La desmitifiación del objeto artístico

La obra de Claude Viallat, uno de los principales teóricos del movimiento Supports/Surfaces, cuestiona el cuadro burgués y la pintura de caballete

Los años sesenta fueron de revolución. Cuestionamientos políticos y sociales fueron abanderados por una juventud que salió a las calles a manifestarse. De una manera más pacífica, pero no menos contestataria, se cuestionó al arte y de ese cuestionamiento surgieron varios movimientos como el minimalismo estadounidense, en contraposición al Pop Art, el Arte Povera en Italia y el movimiento Supports/Surfaces en Francia. Uno de los fundadores de este movimiento es Claude Viallat, quien a través de la Embajada de Francia en Panamá y la galería Ceysson & Bénétière presenta una interesante retrospectiva repartida en tres espacios con características muy distintas, pero que respetan el principal fundamento de este movimiento, la libertad de la obra artística.

‘Ha tomado como inspiración varios artistas como Matisse, el mayor colorista del siglo XX, y a Picasso por la deconstrucción de la forma, incluso ha tomado elementos del trabajo de Roy Lichtenstein, del Pop Art'.

‘Claude Viallat fundó un movimiento muy específico, un movimiento que tuvo mucho reconocimiento cuando surgió, a finales de los años sesenta, tanto en el sur de Francia como en París. Este movimiento era una reflexión, un cuestionamiento sobre la historia del arte', cuenta Nicolas Martin-Ferreira, curador de la muestra que se presenta hasta el 21 de mayo en el hotel Hilton, La Alianza Francesa -La Casa Blanca- y Papaya Planet.

DESMITIFICAR EL OBJETO ARTÍSTICO

De acuerdo con el curador, Supports/Surfaces, a través del trabajo de sus artistas, quería darle libertad al arte (la obra), al artista y al mismo espectador para interpretar lo que siente a través del contacto directo con la obra. El arte sale de los cuadros, no hay marcos, no hay límites de formatos y espacios. El objetivo, revelar su esencia. El proceso de creación se convierte en prioridad, en una razón de ser más allá del propio objeto artístico.

Los artistas André- Pierre Arnal, Vincent Bioulès, Pierre Buraglio, Louis Cane, Marc Devade, Daniel Dezeuze, Noël Dolla, Toni Grand, Christian Jaccard, Jean-Michel Meurice, Bernard Pagès, Jean-Pierre Pincemin, Patrick Saytour, André Valensi y Claude Viallat conformaron el movimiento considerado como la última vanguardia francesa que propone una nueva lectura del modernismo.

‘Él en su trabajo siempre ha sido una persona muy curiosa y ha tomado como inspiración varios artistas como Matisse, el mayor colorista del siglo XX, y a Picasso por la deconstrucción de la forma, incluso ha tomado elementos del trabajo de Roy Lichtenstein, un representante del Pop Art, aunque sus propuestas pudiesen chocar con el pensamiento inicial del movimiento, pero Viallat nunca fue de cerrar la reflexión, más bien de abrir puentes', detalla.

‘No podemos dejar de mirar una similitud en esta forma de trabajo en el arte de Viallat y la forma en que las mujeres guna elaboran sus molas

NICOLAS MARTIN FERREIRA

CURADOR DE LA MUESTRA

‘Fue un movimiento corto, de pocos años, que buscaba abrir los que eran considerados límites. Cuestionaron tanto el figurativismo como el abstraccionismo', dice Martin-Ferreira, pero en el caso de Viallat, se mantuvo fiel a este línea y al día de hoy continúa creando obras, casi todas con elementos muy distintivos.

En la sala que el Centro Nacional de Arte y Cultura Georges Pompidou de París ha dedicado al movimiento Supports/Surfaces, está expuesta una obra que Viallat creó en homenaje a Matisse, su versión de ‘Ventana de Tahití'. En una primera mirada, parece más bien una imagen caprichosa, sin embargo, cada obra es el resultado de un estudio y planificación bastante completos.

‘Viallat tiene una manera muy interesante de trabajar el color, porque trabaja sobre tipos de soporte muy variados, muchas veces manteles, cortinas, sábanas, tejidos, cualquier soporte que le dé esa libertad para implementar y usar su técnica siempre enfocada en la libertad que ha venido promoviendo desde hace cincuenta años', asegura el curador.

LA REPETICIÓN, VIALLAT Y LAS MOLAS

Sobre estos soportes el artista reproduce una forma aleatoria que se ha convertido prácticamente en una firma de su arte. ‘Es una forma que surge casi que al azar, y a través de ella ha mantenido su manera de trabajar, fuera de los marcos', detalla Martin-Ferreira.

ACTIVIDADES ABIERTAS AL PÚBLICO

La muestra se completa con un programa cultural-académico

Sábado 7 de abril: 11:00 am. Conversatorio ‘Un café con Viallat' en Papaya Planet para amantes de la cultura

Miércoles 16 de mayo 6.30pm : Conversatorio ‘las Molas y Viallat' con una artista kuna y el curador Nicolas Martin Ferreira en la Alianza Francesa

Viernes 18 de mayo: 3.00pm _ Conversatorio ‘Del lienzo al Vestuario: el arte en la moda' con el curador Nicolas Martin Ferreira, Hélène Breebart (diseñadora de moda francés radicada en Panamá) y Londy (representante de Panama en la Fashion Week de Londres)

Esta repetición a lo largo de los años, en una técnica primitivista, despertó el interés de diversos museos a través del mundo como el MOMA (Nueva York) y la Pinacoteca de Sao Paolo. ‘Lo interesante no es la forma repetitiva y fraccional, sino el hecho de que aunque sea muy similar, nunca será idéntica'.

Aunque esta repetición parece ser en principio sencilla, es un trabajo que conlleva la búsqueda de presentar una misma forma, un mismo motivo con colores, texturas y soportes distintos, cosa que ha venido haciendo desde 1966.

‘No podemos dejar de mirar una similitud en esta forma de trabajo en el arte de Viallat y la forma en que las mujeres guna elaboran sus molas', dice Martin-Ferreira.

‘Insistimos en el hecho de que las molas, a las cuales se refieren como artesanía, tienen un valor artístico de por sí. Estas mujeres cosen sobre las telas en un trabajo de repetición', señala.

Para Martin-Ferreira, tanto la obra como la técnica utilizada por Viallat dicen mucho sobre su arte. ‘Él trabaja directamente en el piso, pinta de pie; esa manera de llevar el arte como algo cotidiano hace pensar bastante en las mujeres guna cuando elaboran sus molas. Su taller no es el típico estudio de un artista', apunta.

‘Para nosotros era muy importante hacer este acercamiento entre la manera de trabajar de un artista que ya de por sí está reconocido a nivel mundial, con su postura y su técnica primitivista, y la manera en que las gunas aplican el color y el arte. Es otra forma del artista para salirse de los marcos'.

Este acercamiento es lo que le da sentido a iniciar con Panamá el recorrido que la muestra de Viallat podrá continuar en otros países de la región centroamericana. Con ello, se amplían las reflexiones sobre qué es el arte para nosotros.

LA OBRA Y SU COMUNICACIÓN CON EL ESPACIO

El desafío del artista no finaliza al haber creado su obra. También considera cómo este objeto se va a comunicar con el espacio artístico alrededor. ‘La relación la da el arte. Por eso es muy importante, tanto para el público en general como para los artistas, visitar la exposición, apropiarse de ella y reflexionar sobre esta relación entre el espacio y la creación de la obra', sugiere el curador.

La muestra de la exposición se creó para la retrospectiva que se presentó en Río de Janeiro. Para esa ocasión, como galería se escogió un edificio neoclásico, Casa França-Brasil, no obstante sigue siendo una exposición itinerante, se debe jugar con los espacios existentes, aunque la muestra pueda ser reforzada con obras adicionales.

‘La comunicación entre los espacios y las obras puede ser muy diversa, no es lo mismo una bodega que un lugar clásico. Esto tiene que ver con la decisión de presentar la muestra en tres espacios diferentes. Queríamos representar tres épocas diferentes en el desarrollo de la ciudad de Panamá', detalla.

El montaje se realizó tomando en cuenta las características de cada una de las salas.

Préstamos a diversos museos fueron solicitados para la muestra presentada en Panamá. En todo caso, hay que jugar con la versatilidad de los espacios. ‘La Alianza Francesa tiene un edificio neoclásico también, de un estilo muy particular, al barrio que pertenece. Nos adecuamos a las alturas, al espacio; en cuanto al hotel Hilton, es un espacio más grande, pero más sencillo, allí vamos a tener velas para jugar con el movimiento, habrá un gran paracaídas, una obra muy linda. Más que colocar cuadros es jugar con los espacios, es como un terreno de juegos... en Papaya Planet hay un gesto militante en presentar la obra. Tienen un concepto nuevo, están enfocados en presentar el nuevo escenario artístico panameño. Es el reflejo de Panamá como un escenario de mezcla de culturas. Y allí se manifiesta la libertad de las obras', afirma Martin-Ferreira.

Existe otra ventaja en el hecho de presentar la obra en tres lugares distintos y es que los públicos son muy diferentes. ‘Eso permite que la obra llegue a más personas, garantiza que la gente llegue a ver las obras y garantiza que las obras lleguen a lugares donde la gente puede ir', opina el curador.

PROGRAMA CULTURAL-ACADÉMICO

La presentación de la retrospectiva de Claude Viallat, más allá de ofrecer una mirada al trabajo del artista del movimiento Supports/Surfaces pretende también aprovechar el espacio para incentivar cuestionamientos, intercambios, preguntas y un debate sobre el escenario local, además de trabajar con la próxima generación de artistas locales. ‘El arte es una manera de superarse y de expresarse; una catarsis. Estaremos trabajando en varios niveles: con niños con necesidades especiales, en las escuelas y con jóvenes adultos para la profesionalización del ámbito cultural. Habrá conversatorios sobre moda y arte; charlas y conversatorios abiertos al público, visitas privadas para patrocinadores y se harán visitas guiadas adaptadas a diferentes públicos. Se podrá encontrar la programación detallada en las redes sociales de la Embajada de Francia (@francia.panama) y de Open Arts Pty (@openartspty), coordinador de la agenda cultural del evento.