Panamá,25º

15 de Dec de 2019

Cultura

Moda y religión en la gala del MET

Las ‘celebrities' iluminaron la alfombra roja del Museo Metropolitano (MET) de Nueva York al vestir prendas con influencia católica

Más de un centenar de celebridades del mundo del arte, la música, el cine y la moda hicieron un acto de fe al desfilar por la alfombra roja del Museo Metropolitano (Met) de Nueva York con atuendos cuyo tema central fue en honor al catolicismo, desafiando de esta manera la creatividad y el ingenio de los diseñadores de moda de Chanel, Dolce & Gabbana, Louis Vuitton, Versace entre otras más.

Cada año, la gala se inspira en una exposición paralela en el Met que este año celebra su 70 aniversario. La exposición con el lema: ‘Cuerpos celestiales: moda e imaginación católica' exhibe vestidos papales que jamás habían salido del Vaticano.

En esta fiesta anual, que organiza el museo junto al Anna Wintour Costume Center, por el que peregrinan a diario miles de amantes del arte, esta vez, solo desfilaron invitados de lujo con sus extravagancias estilísticas comenzando por la cantante Rihanna, que despertó duras críticas luego de que apareciera con un escueto vestido, una pesada capa y una mitra papal en la cabeza (la misma que utilizan los papas, obispos y cardenales de la Iglesia católica, luterana, ortodoxa y anglicana), todo ello adornado con cristales y perlas, obra de Maison Margiela Artisanal.

Entre las críticas que recibió la cantante barbadense a través de Instagram están: #MyReligionIsNotYourCostume (Mi religión no es tu disfraz) fue el hashtag utilizado para cuestionar el poco respeto que se había tenido con la religión. ‘No sé acerca de la temática de esta Gala del Met 2018. Suena un poco irrespetuoso para mi religión. Algunos de los vestidos son inmensamente blasfemos', dijo una usuaria identificada como Kuzivakwashe, resalta el sitio web del portal Infoabe. Mientras que Nathalie Joy Ulep, se preguntó: ‘¿Soy la única que ve en la Gala Met una blasfemia al Cristianismo?', señala el sitio.

Reacciones como estas fue las que predijo el comisario de la muestra, Andrew Bolton a Efe al reconocer que esta exposición podría resultar ‘ofensiva' para aquellos católicos que creen que la religión no se debe mezclar con algo trivial como la moda, pero defendió que ‘la ropa es un medio fundamental para cualquier discusión sobre religión'.

Estridentes fueron también Sarah Jessica Parker, enfundada en un Dolce & Gabbana de brocados dorados y con un belén a escala a modo de tocado. En esta pasarela eclesiástica también hubo ángeles celestiales, como la cantante Katy Perry, que completó con unas enormes alas emplumadas, un look dorado de Versace, casa favorita de la velada por sus características referencias al catolicismo y cuya directora creativa, Donatella, amadrinaba el evento.

Por otro lado, la cantante Jennifer López lució un diseño con un cuerpo joya de hombreras marcadas y una llamativa cruz de pedrería azul en el centro. Un vestido de manga larga de rejilla, transparencias en el escote y una falda de plumas negras acompañada de una abertura de vértigo, un diseño de Olivier Rousteing para Balmain. No es imprescindible en la gala vestir acorde al leit motiv , pero muchas de estas celebridades decidieron sumarse a la fiesta de manera discreta, con vestidos simples y accesorios en el cabello que simulaban aureolas, entre ellas Amber Heard o Rosie Huntington-Whiteley. Si bien las interpretaciones del lema fueron dispares, destacaron el color amarillo, en honor al Vaticano; los tonos oscuros y la pureza del blanco.

Según Efe, Bolton reivindicó la importancia de la moda en el Vaticano y recordó que en 2005 Newsweek publicó un artículo ‘El Papa Viste de Prada', en el que se desgranaban las inclinaciones estéticas de Benedicto XVI, y dos años después Esquire lo eligió como persona que mejor combina los complementos por sus icónicos zapatos rojos.

La exhibición se podrá ver del 10 de mayo al 8 de octubre en las sedes del Met en la Quinta Avenida y el Alto Manhattan, y en ella se repasa la huella que el catolicismo ha estampado en los trabajos de diseñadores como Coco Chanel, Gianni Versace, Domenico Dolce, John Galliano, Cristóbal Balenciaga, Christian Lacroix o Stefano Gabbana, señaló Efe .