30 de Sep de 2022

Cultura

En la oscura mañana suena el grito

A Floyd Britton. Se hundió en el río

A Floyd Britton

Se hundió en el río

Con puños afilados

Y gota a gota

Se fue desvaneciendo

En un darse y volverse

Lucha y canto.

Siempre creyó

En la unidad y el grito,

En la armoniosa cuna de vaivenes,

Refinado metal,

Hirviente,

Solo,

Cayó

Triste de ausencia y de laureles.

No cabía en la mente germinada

Presagios tenebrosos de locura,

Porque en su pecho solo florecían

Impulsos unitarios,

Cielo, claro.

No era la barricada su designio,

Era su corazón idealizado

Un manojo de angustia y de protesta.

Era el miocardio, que la creada gota

Minó su fuerza,

Paso a paso, lento.

Érase ayer

Espíritu en el cuerpo

Hoy serán mil cubriendo todo el llano

Ofrenda virgen

Muerte adolorida en holocausto igual;

Mas con su mano

Levantarán la antorcha redimida.

SYDIA CANDANEDO DE ZÚÑIGA

Poetisa

David, 1927. Escritora, ganadora del Premio Ricardo Miró en poesía (1969) y cuento (2000). Realizó estudios en David, la Universidad de Panamá, el Instituto Pedagógico de la Universidad de Chile y la Universidad Nacional Mayor de San Marcos en Perú.

Entre sus obras destacan El girasol caminante (1975), Arbolino (1987), Sinfonía del agua y las pequeñas cosas (1994) y Las flores de mi vendimia (2007).