Temas Especiales

30 de Mar de 2020

Cultura

El impacto del ‘coaching' en las organizaciones

Cada día más empresas buscan a los ‘coaches' para potenciar el talento de sus ejecutivos o trabajadores con el fin de mejorar los resultados del negocio

Actualmente el coaching empresarial es tendencia. Cada día más y más empresas buscan este tipo de especialistas para potenciar el talento de sus colaboradores y así, mejorar los resultados del negocio.

En Panamá, por ejemplo, la organización sin fines de lucro Techo (presente en 19 países de América Latina), que busca superar la situación de pobreza que viven millones de personas en asentamientos, a través de la acción conjunta de sus habitantes y jóvenes voluntarios y voluntarias, hizo una alianza con la Federación Internacional de Coaches (ICF, por sus siglas en inglés) con el objetivo de sacar a relucir los talentos escondidos o poco explotados de los colaboradores de la organización y así mejorar sus estrategias.

La directora de Techo Panamá, Frency Francis, considera que ‘por haberse aliado con ICF se lograron los resultados esperados' porque el personal de la organización —en su mayoría jóvenes— trabajó dos vertientes principales: el enfoque del resultado y el trabajo en equipo. ‘Esa fue una parte del diagnóstico que hicimos como organización y ahí fue que ICF se sumó a esta actividad para ir cambiando poco a poco la cultura de la organización. Porque creen en lo que hacemos, en la juventud, y además están alineados a que las organizaciones se fortalezcan', acotó Francis.

Idoia Gorroño, una de las coaches que participó en la actividad, expresó que junto a otra compañera profesional escucharon las necesidades que tenía la organización y se detectaron que les faltaba desarrollo de competencias para lograr mejores resultados y mejor trabajo en equipo. ‘Fue ahí que elaboramos el proyecto para que Techo lograra una mejor eficacia en cuanto a competencias', detalló.

¿FUNCIONA?

Pese a que pocos dudan de su utilidad, hay corrientes escépticas dentro de las empresas respecto a su eficacia. Ahora, dos investigadores están desarrollando un modo de valorar el retorno que las empresas tienen de su inversión en coaching .

Una encuesta realizada el año pasado por el Instituto de Capital Humano y DBM puso de manifiesto que el 60% de las empresas estadounidenses usan los servicios de un coach. El mismo estudio llegó a la conclusión de que 472 empresas, muy representativas del país y de todos los sectores, consideraron que el coaching era una buena forma de desarrollar las capacidades de los directivos.

Para la directora ejecutiva de ICF Panamá, María Eugenia Fonseca, invertir en estos servicios es necesario porque ‘ayudan de gran manera al personal de una empresa sea pública o privada'.

Y es que los coaches profesionales están certificados por ICF, se les supervisa y cuentan con formación ética, ‘de manera que la persona que los contrata puede estar segura de que se trata de un profesional que está actualizado, que sigue un código de ética. Y de llegar a tener un problema con ese profesional, la empresa puede levantar una denuncia o quejarse'.

Esto sucede siempre y cuando sea miembro de la federación. ‘La organización vigila y protege al consumidor de coaching. Garantiza que sus miembros cumplan con los requisitos de un profesional', resaltó la directora ejecutiva.