Temas Especiales

30 de Mar de 2020

Cultura

El arte de tejer el mundillo

Se trata de uno de los tejidos más elaborados y costosos con la que cuenta la pollera de gala panameña

Noviembre es patria: celebramos dos acontecimientos importantes en el país, la Independencia de Panamá de España y la Separación de Panamá de Colombia. Por ello, cerramos este mes hablando de nuestras tradiciones. El mundillo es parte de eso, de nuestra identidad: es uno de los elementos principales de la pollera de nacional.

El mundillo, no es más que una trenza que se confecciona sobre una rueda de tela. Esa ‘sirve como base para ir combinando una variedad de hilos de colores determinados. Estos se fijan con el uso de alfileres, mientras la artesana entrelaza y teje los hilos que se encuentran enrollados en palillo. Todo esto sucede cuando la rueda de tela se sostiene en un mundillero o pie de madera', comenta la artesana Gisela Marin De Gracia, desde el portal de su casa en Guararé.

Marin De Gracia asegura que no es fácil la técnica porque implica tiempo y dedicación. ‘Y es que la pollera está compuesta de una gran cantidad de trenzas anchas y delgadas. En mi caso me dedico a la confección de trenzas delgadas', explica la artesana muy sonriente.

Así como ella empezó a emprender en este negocio desde abril de este año, su hija más pequeña Julibeth Massiel Jaen Marin, de seis años, también se decanta por el arte del mundillo, unas cuantas horas al día.

Según su madre, la mayor parte de la familia se dedica a la confección de elementos que componen la pollera y entre ellos se apoyan mutuamente, debido a que es ‘un trabajo que no cuenta con el apoyo del Estado como debería ser'.

‘Aquí la mayoría trabajamos con las uñas. Cuando hacen la Feria de Artesanía en Panamá, quisiéramos participar pero como no contamos con el dinero suficiente se nos hace imposible que se reconozca nuestro trabajo', subrayó De Gracia.

EL MUNDILLO DE LUJO

El fallecido folclorista Edgardo. De León Madariaga describió, en varias entrevistas, a las trencillas de diferentes maneras: de campo, corrales, pepiadas, fachenda, mixtura, plumilla, onda, bejuqueada, o las de gancho.

‘Las artesanas que confeccionan el mundillo lo hacen con una forma impresionante. Lo rápido que mueven esos palitos, es de admirar la destreza que toman al confeccionar algo tan complicado', dijo el artesano en 2012 a La Estrella de Panamá .

Se refirió al mundillo pepeado como uno de los más costosos por la complejidad que tienen al confeccionarlos. ‘El mundillo es uno de los factores que hace que la pollera sea más costosa, y si los confecciona con la técnica de pepeado conlleva más elaboración o técnica por ende es mucho más cara', reseñó.

A este planteamiento también coincide la artesana Gisela Marin De Gracia, puesto que confeccionar un tejido para una persona adulta se utilizarían cuatro yardas con 27 pulgadas, generalmente a un precio de $650. En cambio para una pollera de una niña se usarían solo dos yardas de mundillo o trenza elaborada cuyo costo sería de $450.

Resalta que a la hora de confeccionar el mundillo el cliente es quien decide. ‘Cada comprador tiene sus gustos y se trabaja en base a lo que las ellos pidan', señala la panameña y afirma que lo principal de este trabajo es el hilo. ‘Se utilizan hilos de colores de madeja e hilo blanco M-40', concluyó.