La Estrella de Panamá
Panamá,25º

14 de Oct de 2019

Cultura

Para Tristán Solarte

FINAL. Me voy. El cuerpo ya me viene estrecho

Para Tristán Solarte

FINAL

Me voy. El cuerpo ya me viene estrecho

Como un viejo traje.

Terminaron los novillos, poeta.

Ya es hora de regresar

A la clara escuela del silencio.

Arroja las palabras, el luto,

Los pobres versos.

Ponte ligero de corazón y de recuerdos

Para el viaje interminable.

El 24 de febrero de 2019 regresó Tristán Solarte «a la clara escuela del silencio». Tal como anunciara en el poema que he transcrito, dejó acá, en este oscuro plantel ciudadano de la algarabía y el bullicio tres instrumentos fundamentales de su obra: su verbo fecundo, el duelo que envuelve toda su poesía (incluso la humorística) y sus versos (tachados por él mismo de insuficientes). Se dispone a regresar al silencio sin cargas ni obligaciones y sin compromisos. No lleva ni siquiera los recuerdos de una época dura, que todos sabemos, vivida con valentía.

Tristán Solarte lo dejó todo, y al dejarlo, puso en nuestras manos la decisión de revivir las sílabas de brisa, la encontrada forma, la palabra, el sentimiento y la memoria en cada uno de los panameños, particularmente en la juventud. Así se despide en otro poema:

Elegía a un soneto

(que se me perdió junto con la factura de la

‘Fuerza y Luz' y otros papales importantes)

Ya no habrá de volver el cadencioso

Encanto de tus sílabas de brisa

A dar a los oídos el reposo

MARGARITA VÁSQUEZ QUIRÓS

Académica y autora

Miembro de número de la Academia Panameña de la Lengua desde 2006. Ocupa la silla B, en sustitución de Tobías Díaz Blaitry.

Su discurso, ‘El Canal en la novela panameña', es considerado pieza de indiscutible valor para las letras del país. Es también miembro correspondiente de la Academia Cubana de la Lengua.

Magíster en Literatura Hispanoamericana y en Lexicografía Hispánica, y especialista en Literatura Panameña, es catedrática en ejercicio de la Universidad de Panamá.

Entre sus múltiples publicaciones figuran Inventario crítico (1998), Contrapunto y el Diccionario del español en Panamá (2010).

De la encontrada forma (La sumisa

Palabra que adhirió su luminoso

Cristal al sentimiento). La indecisa

Memoria solo guardará un borroso

Recuerdo de tu música precisa.

Pero tal vez, tal vez no se ha extraviado.

Acaso fue a parar al hondo cielo,

Donde un San Pedro oficinista eleva

Hasta Platón los versos olvidados

Por poetas que los graban en el hielo.

Y un ángel los derrite y se los lleva.

Recordemos siempre a Tristán Solarte. Que vuelva una y otra vez el cadencioso encanto de sus sílabas de brisa a resonar en nuestros oídos y nuestro corazón. Su legado literario va muy alto y nos cubre. En El Ahogado , el misterio de la vida, de la creación, de los enigmas que nos rodean, constituyen un tesoro que no quedará jamás grabado en el hielo para que un ángel descuidado lo derrita. Su muerte es un renacimiento hacia la inmortalidad.