La Estrella de Panamá
Panamá,25º

15 de Oct de 2019

Cultura

Saura lleva a México ‘relación misteriosa' entre cine y música en nuevo filme

El folclor, la música popular y la riqueza cultural de México inspiraron a Saura a escribir ‘El rey de todo el mundo', una película protagonizada por  actores mexicanos

El director español Carlos Saura posa este lunes durante una entrevista con ‘Efe' en el marco del 34º Festival Internacional de Cine de Guadalajara.

La música y el cine comparten una armonía, un ritmo y una forma de comunicar que durante décadas ha cautivado al director español Carlos Saura (Huesca, 1932), quien filma en la ciudad de Guadalajara (oeste de México) su nueva película de corte musical ‘El rey de todo el mundo'.

El realizador de documentales y largometrajes de ficción dedicados a los ritmos iberoamericanos y la ópera dice en entrevista con Efe que existe una ‘relación misteriosa' entre la música, la luz, el baile y el cine que los han hecho indisolubles durante su carrera cinematográfica.

‘Es un poco de ópera, un poco de teatro, mucho de escenografía, la fotografía, el color y la música', afirma Saura desde el sillón de su camerino durante una pausa en el rodaje. ‘Todo eso se conjunta, sobre todo en los musicales, y por eso me gusta tanto hacer los musicales, que no es nada fácil tratar de encontrar un ritmo, tratar de unificar, no siempre lo he conseguido pero trato de buscarlo siempre', añadió.

Además, el nacido en Huesca dijo que el musical le permite aventurarse en la improvisación, lo que no le permiten las películas de ficción, una fascinación que comparte con el cinematógrafo italiano Vittorio Storaro, quien trabaja en la fotografía de este nuevo filme. ‘Nos gusta mucho improvisar, eso solo se puede hacer con los musicales porque la ficción tiene un guión con unos textos y puedes cambiar pocas cosas, en cambio en el musical todo es nuevo, porque no sabes muy bien qué va a pasar, tienes un baile previsto pero luego tienes una idea nueva y la añades a eso', asegura.

El folclor, la música popular y la riqueza cultural de México inspiraron a Saura a escribir ‘El rey de todo el mundo', una película protagonizada por los actores mexicanos Ana de la Reguera y Manuel García-Rulfo, además del reconocido bailarín Isaac Hernández; el filme también cuenta con la colaboración musical del español Alfonso Aguilar y el cantante mexicano Carlos Rivera.

El proyecto surgió del gusto del director por la música ranchera mexicana, en especial por la canción ‘Fallaste corazón' que tararea en el camerino, la cual es letra del compositor Cuco Sánchez y que se inicia con la frase: ‘Y tú que te creías el rey de todo el mundo'.

Esa tonada lo ha acompañado desde su juventud, al igual que las canciones interpretadas por las leyendas de la música mexicana Pedro Infante, Jorge Negrete y el trío Calaveras. ‘Era una especie de poema cantado', acota. ‘En España hemos vivido muy cerca al folclor y a la música mexicana por muchísimos años, ha tenido un impacto fortísimo. Para los mexicanos es una tradición, pero para nosotros era una novedad, con un lenguaje nuevo y una forma de cantar', dice con entusiasmo.

‘El rey de todo el mundo' es la vuelta al cine de ficción de Saura desde ‘Yo, don Giovani' (2009), quien colabora con un equipo de mexicanos y debuta en el cine al bailarín Isaac Hernández, a quien incorporó al elenco por recomendación de su productor Eusebio Pacha, que supo que era mexicano y primer bailarín del English National Ballet.

‘Ha sido un encanto de persona, muy amable y muy estupendo y (comprometido) con la película', asegura.

Como parte de las actividades alternas al Festival Internacional de Cine de Guadalajara (FICG), Saura permitió el acceso a la filmación que se inició en los primeros días de marzo y se extenderá hasta el 23 de abril y tendrá escenarios en interiores pero también en exteriores, en algunas de las calles y plazas más conocidas de esta ciudad.

El set fue montado en uno de los salones del Conjunto Santander de Artes Escénicas, sede principal del Festival para recibir a los medios de comunicación, parte de la filmación de la película y a donde Hernández llegó con una camisa con la leyenda ‘México es chingón'.

Ahí el bailarín aseguró que ‘a Carlos (Saura) no se dice que no' y aseguró que creció viendo ‘Carmen' (1983), la versión para cine de la ópera Carmen, una de las películas representativas de la cinematografía española.

El joven, de 28 años, contó que tuvo poco tiempo para prepararse para su personaje, un alumno de una academia de baile, pero ha contado con el consejo y acompañamiento de Saura todo el tiempo. ‘Estoy disfrutando. Es un mundo completamente diferente al que estoy acostumbrado, estoy poniendo atención y tratando de aprender sobre un mundo diferente y ver cómo eso también me puede ayudar a seguir creciendo en mi profesión', dijo Hernández.

El equipo de producción pretende que la película sea estrenada en salas comerciales de México, Latinoamérica y España. El Festival Internacional de Cine de Guadalajara se desarrolla hasta el 15 de marzo con la exhibición de 295 películas de todo el mundo, entre ellas 113 filmes en la sección oficial que competirán por el premio Mezcal a las mejores producciones mexicanas y al premio Mayahuel a los largometrajes y cortometrajes iberoamericanos de ficción y documental.

‘Estoy disfrutando. Es un mundo completamente diferente al que estoy acostumbrado, estoy poniendo atención y tratando de aprender sobre un mundo diferente y ver cómo eso también me puede ayudar a seguir creciendo en mi profesión'.

FICHA BIOGRÁFICA

Al documental ‘Cuenca' (1958) le siguió su primer largometraje, ‘Los golfos' (1959).

Nombre completo: Carlos Saura

Nacimiento: 4 de enero de 1932, en Huesca, España.

Ocupación: Director de cine, guionista, novelista, fotógrafo.

Cónyuge: Eulalia Ramón

Resumen de su carrera: Nació en Huesca el 4 de enero de 1932. Recién finalizado el bachillerato, comenzó a aficionarse por la fotografía. Abandonaría sus estudios de ingeniería industrial para ingresar al Instituto de Investigaciones y Experiencias Cinematográficas de Madrid. La película que marca la consolidación internacional del director es ‘La prima Angélica' (1973), que recibió un premio en el Festival de Cannes.