La Estrella de Panamá
Panamá,25º

15 de Oct de 2019

Cultura

Jiménez Deredia y la fuerza de la vida

En una breve visita a Panamá, el costarricense, considerado como el primer escultor latinoamericano en exponer en la Basílica de San Pedro, explica la esencia de su obra y cuestiona la función del arte

Sencillo y con su clásica vestimenta color negro, el escultor y arquitecto costarricense Jorge Jiménez Martínez, Jiménez Deredia en arte, estuvo en Panamá como invitado especial de la MAC Gala 2019, que organiza el Museo de Arte Contemporáneo. La Estrella de Panamá conversó con él sobre su vida y trayectoria dentro de la plástica. En su hablar, Jiménez Deredia demuestra la llaneza de su personalidad y su sapiencia en temas como la maternidad, el amor, la cultura y la espiritualidad. Su sólida carrera por más de cuarenta años lo ha posicionado entre los grandes del arte contemporáneo. Y es que ha realizado exhibiciones en lugares como Venecia, Roma, Lucca, Sicilia; en el Vaticano; en España y en México. En 1999 recibió el premio Beato Angélico, por la profunda espiritualidad de sus pensamientos y producción artística. Es considerado el primer artista no europeo presente en el fulcro de la cristiandad, debido a que tuvo la oportunidad de comisionar la realización de la estatua de San Marcelino Champagnat, diseñada entre 1544 hasta 1564 por el arquitecto y escultor renacentista Miguel Ángel Buonarroti. La escultura fue desvelada el 20 de septiembre del 2000, ante la presencia del papa Juan Pablo II.

¿POR QUÉ LA FIGURA DE LA MUJER O SU ‘GÉNESIS' ES CARACTERÍSTICA EN SUS OBRAS?

Cuando decido describir todas las fases de la mutación de la materia a través del tiempo, me doy cuenta de que es la mujer la única que entiende este proceso. Al tener la facultad de generar la vida, ella renace en otro elemento (hijo) sin alterar su sentido de ser, y todo esto dentro de su propio cuerpo. Las ‘Génesis', como las llamo, transmiten esta ideología artística del simbolismo transmutativo.

¿CÓMO LOGRA PLASMAR EL TEMA DE LA MATERNIDAD, POR TANTO TIEMPO, SIN REPETIR EN EL DISEÑO?

Para mí la maternidad es un tema eterno y pertenece al mundo. Yo no estoy haciendo la Virgen con el Niño o la Madonna. Mi trabajo es representar la fuerza de la vida; es por eso que mis obras son intensas y tienen mucho que ver con el contacto entre la mujer y su hijo, en esa estrecha relación que existe cuando se juntan, por ejemplo, en un beso, que proviene del más intenso amor, y es esto la representación profunda de cómo es realmente la vida. Mis ‘Génesis' nunca se parecerán a una figura como las del pintor Piero Della Francesca, por ejemplo.

¿QUÉ HISTORIA HAY DETRÁS DE SUS ESFERAS?

Como artista profundizo mi interés en el periodo renacentista, en este proceso realizo la recuperación de un elemento simbólico como es la ‘esfera' precolombina de la antigua cultura Boruca de las tierras costarricenses, que representan una visión globalizante del ‘ser' con el ‘universo'. En este proceso adopto el nombre artístico de Deredia, contracción ‘de Heredia', mi ciudad natal.

¿CÓMO HA SIDO EL VIAJE DE LA VIDA DE ‘DEREDIA'?

En el instante que supe que mi periplo iniciaba, tuve el privilegio de hacerlo unido con el arte. Con él he podido encontrar una vía para poder gozar, a mi manera, mi propio ‘viaje de la vida', con toques de integridad y felicidad. Estos elementos me han dado conciencia de todo lo que he realizado en este camino espiritual. Siempre digo que cuando uno trabaja de la mano con el corazón, la primera pregunta que uno se hace es ¿quién soy? y ¿para dónde voy?

SU PROYECTO EN AMÉRICA, ‘LA RUTA DE LA PAZ', BUSCA RESCATAR SÍMBOLOS CULTURALES DE ESTA REGIÓN, ¿CÓMO NACE ESTA INICIATIVA?

JORGE JIMÉNEZ MARTÍNEZ

Nació el 4 de octubre de 1954 en la ciudad de Heredia, Costa Rica

Es licenciado en Escultura por la Academia de Bellas Artes de Carrara.

Inició su carrera en los años 70.

En 1985, presenta su primera exhibición.

Sus obras han sido expuestas en países como Italia, México y España, entre otros.

De la idea de querer realizar un análisis sobre los símbolos culturales de diferentes partes del mundo y llevarlos a transformar en arte contemporáneo. Los países que la conforman son Canadá, Estados Unidos, Perú, México, Costa Rica, Guatemala, Colombia, Argentina y Chile. Esta ruta se inició en el 2009, con un exposición en Roma. La primera fase se encuentra ubicada en Costa Rica, en el proyecto urbanístico Hacienda Espinal, en San Rafael de Alajuela. Está conformada por cerca de 70 monumentos de mármol. Con el tiempo, ‘La ruta de la paz' ha estado tomando fuerza. Sin embargo, es complejo porque implica entablar relaciones con empresas públicas y privadas, y además conseguir los fondos necesarios. Este proyecto es tan grande que es posible que no lo llegue a ver en vida.

¿CUÁNTO TIEMPO LE TOMA REALIZAR CADA UNA DE SUS OBRAS Y QUÉ TÉCNICA UTILIZA?

Las esculturas, depende del tamaño. He realizado figuras de 80 centímetros hasta 20 metros; las pequeñas pueden llevar un tiempo de hasta dos meses y las más grandes, incluso un año. Cada una de ellas pasa por el mismo proceso de creación, que consiste en llevarlas en arcilla en un negativo de yeso, luego se hace otro yeso en ese negativo, se retocan, se les coloca silicón con yeso para hacer la cera, se funde en cera perdida y luego en bronce. Todos estos pasos se deben realizar seis veces. Con el tiempo, he creado un equipo de 30 o 40 personas que me ayudan en cada uno de mis trabajos.

¿CÓMO VALORA EL ARTE CONTEMPORÁNEO QUE SE REALIZA EN PANAMÁ?

Un espacio como el Museo de Arte Contemporáneo (MAC), cuando logre colocar esculturas o pinturas de gran dimensión en las principales áreas del país, podrá decir que logró crear conexiones artísticas en todas las clases sociales. No demerito los esfuerzos que actualmente se realizan; al contrario, me alegra saber de los más recientes proyectos y de aquellos que están por venir. Pero por mi experiencia, me he dado de cuenta de que a través de estas exhibiciones en áreas públicas se capta más rápido el interés de las masas, porque la magnitud de los cuadros o monumentos hace que las personas se detengan motivadas por la curiosidad, que las lleva a realizar un contacto cercano con el arte. Es obvio que este tipo de iniciativa implica una gran organización, no solo del personal del museo, sino un trabajo en conjunto con las municipalidades por temas de permiso, entre otros procesos. Ustedes tienen espacios públicos excelentes, como el Casco Antiguo o la Cinta Costera. El simple hecho de llevar un poco de arte a una sociedad es símbolo de querer llegar a millones de personas.