La Estrella de Panamá
Panamá,25º

18 de Oct de 2019

Cultura

Manuel y Julián Turizo: 'La letra es lo más importante'

La historia de sus vidas, la razón detrás de sus composiciones y su empeño por mostrar la mejor cara de Colombia son algunos de los temas que comparten los hermanos Turizo, que hoy estrenan su nuevo álbum 'ADN'

Julián y Manuel Turizo hicieron su debut en la industria musical en 2016.Roberto Barrios | La Estrella de Panamá

Inseparables, así son los hermanos Turizo que desde pequeños sintieron el llamado de la música. Julián decidió aferrarse a las cuerdas de su guitarra y Manuel encontró en su voz, su pilar. La perseverancia y la unión han sido su mayor fortaleza. Su conexión va más allá de la consanguinidad.

En sus comienzos atravesaron por una dura crisis económica; sin embargo, esto no les llevó a claudicar.

Su primer sencillo promocional, 'Una lady como tú', que lo estrenaron a través de las distintas plataformas digitales de streaming en 2016, alcanzó gran popularidad ganando millones de visualizaciones en YouTube. En marzo de 2017 lanzaron el video y tan solo en julio acumulaban más de 150 millones de reproducciones. Este tema fue el trampolín de su carrera artística.

En su breve paso por Panamá, estos poetas de la música comparten con este diario sus logros, las luchas contra el ego de estos tiempos y exponen la importancia de cuidar su tinta para que no perjudique a las futuras generaciones.

En Hombres Hoy contamos al detalle la historia de los hermanos que hoy están nominados por primera vez en los Latin Grammy y estrenan ADN, su nuevo álbum.

¿Cómo nació su amor por la música?

Manuel: Empezamos desde muy jóvenes, actualmente tengo 19 años y Julián, 22. Todo comenzó cuando a mi hermano le regalaron una guitarra y un micrófono para que no estuviera celoso, él solo tenía dos años cuando nací. En medio del juego veía como Julián me dedicaba conciertos. Después, a él lo matricularon en clases de guitarra y como hermano menor quería seguir sus pasos, mientras fueron pasando los años, él nunca dejó su guitarra, pero yo sí. Luego se nos dio la curiosidad de escribir canciones. En el colegio éramos los primeros en hacer los poemas, para nosotros era muy fácil, nos tomaba solo cinco minutos. Componer en ese momento fue una terapia emocional, ya que estábamos pasando por tiempos difíciles económicamente en nuestra casa, la música fue un escape para olvidarnos de esas cosas.

¿Cuáles desafíos enfrentaron al incursionar en la industria?

Manuel: Mi hermano se fue a Medellín a estudiar derecho con el propósito de buscar un mejor porvenir, igual seguíamos en contacto y escribíamos notas a larga distancia. Hasta que cumplí 15 años me fui a vivir con él y estábamos buscando los mecanismos para producir nuestras letras. Para elevar mi técnica decidí educar mi voz. Luego llegamos donde un joven llamado Santiago Meza 'Sensei', él estudiaba con Julián. Nosotros no teníamos cómo financiar nuestras canciones y Santiago se ofreció a costear las tres primeras producciones que fue: 'Una lady como tú'. 'Baila conmigo' y 'Vámonos'. Las tres salieron al mercado el 6 de diciembre de 2016. Fue bastante gracioso porque Julián estaba buscando cómo subir una canción en Spotify, no teníamos idea de nada, luego hallamos la forma de hacerlo y la subimos el 7 de diciembre y este fue nuestro inicio. De ahí en adelante nuestra historia fue inesperada. 'Una lady como tú' fue calando muy rápido, a la gente le gustó tanto, se volvió viral en las plataformas digitales y quedó en el top de las músicas más populares en Colombia. Hoy seguimos trabajando para mantenernos en la industria musical.

“Estamos felices de crear una nueva cara de Colombia. Antes, la gente solo conocía tristemente la mala fama del narcotráfico. Ahora estamos sacando un rostro positivo que es el arte y el deporte”,

MANUEL TURIZO
CANTAUTOR
Manuel y Julián Turizo: 'La letra es lo más importante'Roberto Barrios | La Estrella de Panamá

¿Cómo es la convivencia de los hermanos Turizo?

Julián: Empezamos a crear juntos este sueño. Recuerdo que Manuel me decía que cantáramos los dos y le decía que no, porque la voz de él es muy rara, siempre fue diferente. Siempre digo que donde Manuel cante el himno nacional, enseguida la gente sabrá que es él, su voz tiene identidad y eso es lo que hace falta en la industria. Manuel me dijo 'bueno, brother, hagamos todo juntos. Ahí empezó nuestra figura de hermanos trabajando en conjunto, que gracias a Dios lo hemos llevado muy bien. Desde el principio dijimos que cada cosa que tuviésemos que mejorar lo íbamos a mejorar desde raíz. Nuestra convivencia es muy buena porque no hemos tenido peleas ni discusiones porque arreglamos nuestras diferencias de inmediato. Cuando uno de los dos falla, decimos '¡ojo! cuidado con esa actitud', así nos exigimos ser mejores personas y artistas.

Cuando la fama abraza, el ego llega ¿qué hacen para que esto nos les afecte?

Manuel: Siempre intenta apoderarse, hay momentos que las emociones se elevan y sale a pasear en ocasiones, pero cuando esto ocurre es ahí donde nos ha funcionado tenernos el uno al otro para darnos cuenta cuando adoptamos estas actitudes.

¿Cómo describen su evolución musical?

Julián: ¡Explosiva!, nuestra escala fue demasiado rápido. Mi hermano pasó de estar sentado en el colegio y yo en la universidad, a estar en tarimas en todo Colombia y el mundo.

Manuel: Nuestro sueño y pasatiempo se convirtió en realidad. Tuvimos uno de los hits más fuertes del 2017. Ha sido un reto muy grande, pero lo hemos sabido enfrentar.

¿Qué cuentan sus melodías?

Manuel: Siempre llevamos a Colombia en nuestras canciones, somos influenciados por el género vallenato, somos costeños.... (risas). Nuestros ritmos son similares a esta línea musical. En nuestro álbum 'Caso perdido' se mezcla los instrumentos del vallenato como el acordeón y la caja y lo adaptamos al reguetón.

¿Cuál es la esencia de su nuevo álbum?

Julián: No hay mejor nombre para este trabajo que 'ADN'. Este proyecto musical nos tomó tres años. Escribimos 16 canciones y luego nos dimos cuenta de que estaban presente todos los géneros que nos han influenciado desde niños, como el pop, el reguetón y el rhythm and blues.

¿Qué opinan de la situación actual de Colombia?

Manuel: Estamos felices de crear una nueva cara de Colombia. Antes, la gente sólo conocía tristemente la mala fama del narcotráfico, ahora estamos sacando un rostro positivo que es el arte y el deporte. Es un orgullo ver a grandes deportistas haciendo historia, y al final ese es el objetivo, demostrar que nuestra tierra tiene más cosas bonitas, que esas historias tan feas que marcaron desgracia en nuestro país han quedado atrás.

Manuel y Julián Turizo: 'La letra es lo más importante'Roberto Barrios | La Estrella de Panamá

¿Importa el contenido de las letras en el género urbano?

Julián: No sólo en el género urbano, sino en la música en general. Para nosotros la letra es lo más importante, el ritmo también porque admiramos y respetamos lo que hacen los productores. Cuando vamos a crear una canción, lo primero que hacemos es analizar qué historia vamos a contar. Por ejemplo: un joven que está enamorado y le va a decir todo a esa mujer en una sola canción y ahí salió 'Una lady como tu'.

¿Qué tanto se identifican con sus composiciones?, ¿alguna retrata sus vivencias?

Manuel: Quizá (risas). Nos gusta contar historias con las que público se pueda sentir identificado y que se conecten. Las letras a veces están inspiradas en nuestras vivencias y las de nuestros amigos.

¿Apoyan o no el movimiento 'sin reguetón no hay Grammy'?

Manuel: Sí lo apoyamos porque consideramos que el género urbano se debe tomar más en cuenta, es muy amplio y tiene muchos subgéneros. Ahora estamos felices porque tenemos nuestra primera nominación.

¿Consideran hacer otro dúo con Sech?

Manuel: ¡Claro que sí! lo que podamos hacer en colaboración bienvenido sea.

Julián: Lo admiramos mucho, nos hemos llevado superbién. Compartimos gratos momentos cuando hicimos el video. Somos fanáticos de su trabajo.

Imaginemos que ya no están... ¿qué recordaremos de los hermanos poetas?

Julián: desearíamos que nuestra música despierte siempre emociones, que le toque el corazón a quien la escuche, más allá que motive a bailar y a rumbear. Queremos que la gente se identifique con nuestra letra.