Temas Especiales

07 de Aug de 2020

Cultura

La educación desde las asociaciones de padres de familia

En un evento organizado por la Alianza para Centroamérica junto a la Fundación Libertad Panamá se debatieron las características comunes de la educación en Centroamérica y en Panamá. Se identificó que la deserción escolar es uno de los principales problemas de la región

Expositores señalaron que en toda la región se nota 'un bajo nivel' educativo.Archivo | La Estrella de Panamá

“El cambio del Sistema Educativo desde las asociaciones de padres de familia” fue el tema en un evento organizado por la Alianza para Centroamérica, junto a la Fundación Libertad Panamá, y contó con la presencia de la Unión Nacional de Asociaciones de Padres de Familia y Acudientes (Unadepa), con el Centro de Colaboración e Integración de la Familia al sistema educativo (CCI) y con varios representantes de clubes de colegios particulares y públicos.

Se presentaron detalles de las características comunes de la educación en Centroamérica y en Panamá y se identificó que la deserción escolar es uno de los principales problemas existentes, así como la calidad de la formación de los docentes. Expositores señalaron que dado el proceso de educación en toda la región falta trasmitir mayores conocimientos y se nota un bajo nivel de desempeño en las pruebas académicas. Además, existe gran desigualdad en el rendimiento educativo y en los años de escolarización entre las zonas rurales y las urbanas. Existen todavía otros muchos factores negativos.

La educación desde las asociaciones de padres de familia

Javier Lombardo, de Unadepa, destacó que por muchos años los padres de familia han tratado de involucrarse en los temas de la educación, pero no han podido. “Es la primera vez que se da un foro de esta forma, en que una entidad no gubernamental, como la Fundación Libertad, se preocupa por las asociaciones de padres de familia. Necesitamos que el presidente nos escuche en primera persona. Tenemos muchas cosas que aportar”.

Por su parte, María Elena Castro, del CCI, señaló que los docentes luchan por causas laborales, pero no hablan de educación. “Hace algún tiempo conseguimos que las huelgas magisteriales debían ser documentadas”.

En el foro participaron asociaciones de padres de escuelas privadas y públicas y se destacó que tienen los mismos problemas: la no participación, el alejamiento de las mesas de toma de decisiones.

La educación desde las asociaciones de padres de familia

Lombardo dijo que también ellos se preocupan por los libros escolares, y que se necesita recuperar nuestra cultura, tender puentes con los dueños de escuelas.

Marisa Krienert, de la Fundación Libertad, destacó que fue difícil la convocatoria al foro por la poca información que dieron las escuelas sobre las asociaciones de padres de familia. Además, que aunque las pruebas que califican a la educación panameña son la noticia del momento, el foro se relacionó con estos grupos, pues es uno de los vértices que forman la figura educativa, los otros son los estudiantes, el Ministerio de Educación y los docentes. “Se busca concientizar a los padres sobre sus derechos en la educación de sus hijos, la importancia de la calidad educativa en el país y el estado actual de la educación en Panamá con respecto a los países desarrollados”.

Empoderar a los padres de familia para que sean vigilantes de sus derechos y que asuman un rol de actores principales dentro de sus centros educativos y su comunidad.

Sugerir líneas de acción para plantear entre sus asociaciones una cultura de búsqueda y perfeccionamiento de la educación en sus planteles y comunidades.

En la reunión se vertieron muchos conocimientos y se puso de ejemplo países exitosos en la educación como Japón Singapur y Finlandia. En estos países se obtienen mejores resultados en las pruebas estandarizadas, apuestan por el aprendizaje activo de los estudiantes, y la resolución de problemas en vez de la memorización y el esfuerzo y desgaste de los estudiantes.

El foro fue un paso adelante en el camino hacia mejorar la educación, terminó diciendo un participante.