Temas Especiales

24 de Sep de 2020

Cultura

Un desfile sobre la lucha de mujeres negras es el campeón del Carnaval de Río

El desfile de Viradouro llevó al Sambódromo la cultura de Bahía, estado cuya capital es Salvador y el de mayor población afrobrasileña de Brasil

26/02/2020 22:25 (UTC) Crédito: EFE Fuente: EFE Autor: Fabio Motta Temática: Arte, cultura y espectáculos » Costumbres y tradiciones Los integrantes de la escuela de samba Viradouro desfilan en el sambódromo el pasado domingo, durante el carnaval 2020 en
26/02/2020 22:25 (UTC) Crédito: EFE Fuente: EFE Autor: Fabio Motta Temática: Arte, cultura y espectáculos » Costumbres y tradiciones Los integrantes de la escuela de samba Viradouro desfilan en el sambódromo el pasado domingo, durante el carnaval 2020 en Rio de JaneiroEFE

La escuela de samba Unidos de Viradouro, con un desfile de crítica social en el que exaltó la lucha de las mujeres negras en Brasil, fue proclamada este miércoles como la nueva campeona del Carnaval de Río de Janeiro.

Los jurados encargados de conceder el disputado título de mejor escuela de samba del llamado Grupo Especial del Carnaval de Río premiaron la "opera" carnavalesca que Viradouro presentó en la noche del domingo y en que contó la historia de las esclavas que lavaban ropa en la ciudad de Salvador para pagar por su libertad.

El desfile titulado "Viradouro de alma lavada" usó como excusa un homenaje a las "Ganhadeiras de Itaupa", la quinta generación de mujeres que lavaban ropa para ahorrar y poder comprar su libertad, para poner en destaque la lucha de las mujeres negras brasileñas contra todos los prejuicios que sufren.

Viradouro obtuvo 269,7 puntos de 270 puntos posibles de los 36 jurados que calificaron este año el desfile de las escuelas de samba del llamado Grupo Especial, considerado el mayor espectáculo del mundo al aire libre y evento más atractivo del carnaval de Río.

La campeona recibió la misma puntuación que la escuela Grande Rio, en cuyo desfile defendió la lucha contra la intolerancia religiosa en Brasil y el fin de los ataques a los cultos afrobrasileños, pero se quedó con el título gracias a los criterios de desempate.

El título significó el fin de un ayuno de 23 años para Viradouro, que en 1997 conquistó su primer y único título como campeona entre las escuelas de samba del Grupo Especial. La escuela de samba con sede en Niteroi, uno de los municipios del área metropolitana de Río de Janeiro, fue la vicecampeona del año pasado.

El desfile de Viradouro llevó al Sambódromo la cultura de Bahía, estado cuya capital es Salvador y el de mayor población afrobrasileña de Brasil, incluso con un samba que contenía elementos de ritmos como el afoxé en los tambores y la melodía.

Las diferentes alas (grupos de bailarines con el mismo disfraz) representaban las mujeres de Bahía, principalmente las tradicionales "baianas" que preparan platos típicos como acarajé, tapioca y abará.

Viradouro presentó las "Ganhadeiras de Itaupa" como las primeras feministas de Brasil por su empeño para luchar por la libertar y por la importancia que tuvieron para la formación cultural de Bahía.

La última ala, titulada "Luche como una mujer", llevó al Sambódromo mujeres negras que militan contra el machismo, el racismo y otras discriminaciones.

Una de las carrozas alegóricas más aplaudidas de Viradouro cargaba un acuario con 7.000 litros de agua, que representaba la laguna en que las mujeres lavaban la ropa, y en el que la atleta Anna Giulia, de la selección brasileña de natación sincronizada, se sumergía hasta por períodos de un minuto disfrazada de sirena.

Viradouro fue campeona en un año en que varias escuelas hicieron desfiles con duras críticas políticas y sociales, que no salvaron ni al presidente brasileño, Jair Bolsonaro.

La escuela Mangueira, la más popular de Brasil, presentó el domingo un desfile en que presentó a Jesucristo como un negro, indio y mujer que vive en una favela y es reprimido por la policía, y Mocidade, que se quedó con el tercer lugar, expuso el lunes la lucha de las mujeres negras contra todo tipo de prejuicios en un desfile en que contó la vida de la cantante Elza Soares.

Cada una de las 13 escuelas del Grupo Especial, que desfilaron las noches del domingo y del lunes, llevaron al Sambódromo entre 3.000 y 5.000 integrantes, incluyendo bailarines, percusionistas, cantantes y personajes, y tuvieron un plazo de entre 60 y 70 minutos para desarrollar, con la ayuda de alegorías y enormes carrozas, el tema escogido para el desfile del año.

Cada una es calificada mientras atraviesa los 700 metros de pista del Sambódromo ante 72.500 espectadores por criterios como la armonía del desfile, el samba entonado y la originalidad de los disfraces y de las carrozas.

Las dos últimas escuelas en la calificación del jurado, Estacio (264,7 puntos) y Uniao da Ilha (264,2 puntos), perdieron la categoría y ahora tendrán que desfilar entre las del Grupo de Acceso, una especie de segunda división.