Temas Especiales

25 de Jun de 2022

Cultura

Catedrales góticas, símbolo de arte y poder, pero frágiles a la vez

La catedral de Notre Dame, un año después de sufrir un voraz incendio, resiste pero está lejos de reconquistar su esplendor. Es la tercera iglesia gótica más grande del mundo, después de las de Colonia y Milán, las cuales también han pasado por diversos procesos de restauración

Notre Dame. La reparación de esta catedral todavía no ha comenzado.Pixabay

Ni su valor cultural y largo historial dedicado al culto religioso ni su arquitectura gótica y siglos de predominante presencia pudieron detener el ímpetu de las llamas. El pasado 15 de abril se cumplió un año del incendio de la catedral de Notre Dame, sede de la arquidiócesis de París, la capital de Francia, dedicada a la virgen María.

Durante horas, París y el mundo fueron testigos. El inmueble de 850 años de antigüedad estuvo en llamas hasta que colapsó el techo y su icónica aguja central. Un año después, uno de los monumentos más visitados del mundo (cada año recibía 13 millones de visitantes), como todo símbolo de poder afianzado, resiste, pero está lejos de reconquistar su esplendor.

Según medios internacionales la zona permanece acordonada, no hay paso a la plaza de la catedral y el antiguo y vistoso panorama del templo, una obra maestra del arte y la arquitectura, está empañado por grúas que lo rodean y tapado por nuevas estructuras y lonas para proteger su interior.

La causa del incendio todavía no está clara. Según las investigaciones, el fuego inició en la zona de las obras de restauración que se estaban realizando y se cree que pudo haberse provocado por una avería eléctrica en el ascensor o una colilla mal apagada.

“Uno de los mayores tesoros arquitectónicos que consumió el incendio de Notre Dame era el llamado “bosque” en el techo de la iglesia. Este “bosque” era una inmensa estructura de 100 metros de largo, 13 de ancho y 10 de altura, que formaba una especie de ático”, recoge BBC Mundo.

En la construcción de esta joya arquitectónica se emplearon cerca de 1,300 vigas de madera, cada una proveniente de un árbol distinto, y se considera que algunos de ellos podrían tener entre 300 y 400 años de antigüedad.

La Catedral de Colonia ganó notoriedad cuando en 1164 el arzobispo Rainald de Dassel trajo las reliquias de los Reyes Magos.Wikipedia | Thomas Wolf

A pesar de que parte de este “bosque” se volvió cenizas y la otra permanece carbonizada en el suelo, los investigadores han resuelto utilizarlos para estudios.

“Hasta ahora, con ayuda de robots, ya se han recopilado y catalogado cerca de 1,000 piezas de madera en distinto estado de carbonización”, detalla el medio británico.

Según un artículo de la revista Nature, los próximos estudios mostrarán de dónde provenían esos árboles, lo que permitirá aprender más sobre la silvicultura y la actividad económica en la Edad Media.

Restauración

La reparación de la catedral todavía no ha comenzado porque antes es necesario limpiar los escombros que todavía permanecen en el lugar y retirar la armazón de hierro ubicado en la parte superior de la parroquia sin que esta se derrumbe. Se tenía previsto iniciar estos trabajos en marzo, pero la crisis sanitaria declarada en París y el resto del mundo debido a la pandemia del coronavirus detuvo las obras.

Según cifras publicadas por El Tiempo, las obras de reparación han recibido cerca de 902 millones de euros (974 millones de dólares). El dinero proviene de fundaciones, instituciones y de dinero privado. “Pero el coste de la restauración y el coronavirus no han sido los únicos obstáculos hasta la fecha: el fuego fundió gran parte de las 1,326 placas de plomo que recubrían el tejado”, anota el medio.

Tras los improvistos, el objetivo ahora es comenzar las obras de restauración en 2021. Aunque se presentaron diversos proyectos para la fachada de la valiosa catedral, se determinó realizar una restauración conservadora cuyo objetivo es que Notre Dame quede igual a como era antes del incendio.

En medio de la tragedia arquitectónica y hasta emocional, un grupo de investigadores intenta obtener algo positivo.

Debido al incendio en la iglesia quedaron expuestas áreas a las que nunca se había tenido acceso. Aline Magnien, directora del Laboratorio de Investigaciones de Monumentos Históricos (LRMH, por su sigla en francés) la entidad del Gobierno francés que lidera la reconstrucción de Notre Dame, explica a BBC Mundo que los expertos en estructuras, materiales y sustancias químicas, por ejemplo, tendrán acceso a bóvedas que no habían podido explorar.

También podrán conocer más detalles sobre el sistema de construcción que se empleó hace más de 800 años, así como piedras y metales que quedaron expuestos tras las llamas y que hasta ahora no habían podido analizar”, especifica el medio.

Notre Dame, construida entre 1163 y 1345 en la Île de la Cité, Notre Dame de París es una de las catedrales góticas más antiguas y la tercera más grande del mundo, después de las de Colonia (Alemania) y Milán (Italia).

Colonia (Alemania)

Comenzó a construirse en 1248 y no se terminó hasta 1880. La Catedral de Colonia, la mayor de Alemania y una de las iglesias más notables del mundo, mide 157 metros de altura, el interior 144 metros de longitud y 45 de anchura, y la nave central 45 metros de alto. Es una singular obra del gótico.

Según la literatura universal, la Catedral de Colonia ganó notoriedad cuando en 1164 el arzobispo Rainald de Dassel trajo las reliquias de los Reyes Magos de Milán a esta iglesia. Fue su sucesor, el arzobispo Felipe de Heinsberg, quien mandó construir el valioso relicario que las contiene. Desde entonces, peregrinos de toda Europa se aproximan al lugar para contemplar las reliquias de los Reyes Magos, convirtiendo a Colonia en uno de los lugares de peregrinación más importantes de la época medieval.

La catedral tiene once campanas, cuatro son de la época medieval.

Debido a los daños causados por la contaminación atmosférica y las palomas, esta valiosa construcción desde hace muchos años está sometida a un proceso continuo de reparación. La catedral se construyó con tres tipos de piedra diferente.

La Catedral de Milán tiene gruesas y largas columnas repletas de estatuas que llegan al techo.Pixabay

Milán (Italia)

La Catedral de Milán, conocida también como el Duomo di Milano, que significa la Casa de Dios, es un templo de grandes dimensiones, sus cinco naves, una central y cuatro naves laterales, con al menos cuarenta pilares, dan fe de su imponente estructura gótica emplazada en la ciudad homónima.

Es una construcción de ladrillo revestida de mármol que culmina en infinidad de pináculos y torres coronadas por estatuas. El punto más alto del majestuoso edificio es conocido como La Madonnina y pertenece a Carlo Pellicani.

Su construcción se remonta a 1386 con el arzobispo Antonio da Saluzzo. Diversos arzobispos a lo largo de los años continuaron con la edificación, mientras que el diseño cambiaba constantemente. El 20 de mayo de 1805 Napoleón, a punto de ser coronado rey de Italia, ordenó que la fachada fuera terminada por el arquitecto Carlo Pellicni.

La Catedral de Milán, por dentro y por fuera enorme y hermosa, también ha sido reparada en diversas ocasiones. Posee gruesas y largas columnas repletas de estatuas que llegan al techo. En la cripta de la Catedral de Milán está la capilla de San Carlos Borromeo, que alberga los restos del santo. Es uno de los lugares religiosos más visitados en el mundo.