Temas Especiales

10 de Jul de 2020

Cultura

Museos celebran a puertas cerradas, pero resaltan su rol de identidad para la sociedad

La pandemia por el Covid-19 ha mantenido las sedes físicas de los museos clausuradas al público, sin embargo, la tecnología se destaca como herramienta clave para recordar la importancia de estos centros culturales que engloban la historia y huella de nuestro país a través del tiempo

El MAC ha presentado exhibiciones críticas hacia la falta de roles femeninos en el arte, el impacto de la cultura indígena en la actualidad panameña, entre otros.Archivo | La Estrella de Panamá

Cada 18 de mayo se celebra el Día Internacional de los Museos, desde su conmemoración oficial en 1977 por el Consejo Internacional de Museos (Icom, por sus siglas en inglés), al cual se unen cada año más de 150 países. La importancia del rol que tienen los museos se resalta ahora más que nunca, cuando a puertas cerradas se guardan aquellas piezas de conocimiento que no pueden ser visitadas y admiradas en persona.

En Panamá, la gran oferta de museos especializados hace crecer la añoranza de poder ir a honrar la celebración cultural de forma física, junto con el lema de este año “Museos por la igualdad: diversidad e inclusión”; sin embargo, la digitalización ha agilizado el poder hacer tours virtuales, escuchar podcasts de historias que están dentro de las piezas históricas e incluso presenciar a través de una pantalla diversos recorridos interactivos, educativos y de entretenimiento que ofrecen los centros culturales mediante redes sociales.

Aún así, la calidez humana de entrar a estos centros legendarios no se puede transmitir por medio de redes sociales o plataformas digitales, por lo que los diversos museos –que pertenecen a distintas categorías, como históricos, de arte y de naturaleza, entre otros– han presentado agendas de actividades interactivas con sus seguidores digitales, que nacen de las visitas físicas a los centros culturales.

Panamá cuenta con más de 50 museos en el territorio nacional en categorías de historia, naturaleza y biodiversidad, arte y culturas étnicas.Archivo | La Estrella de Panamá

Para Luz Bonadíes, directora del Museo de Arte Contemporáneo de Panamá (MAC), la pandemia ha servido como un “acelerador” para romper la brecha entre los visitantes regulares y aquellos que se encuentran lejos de la sede en la capital. Aseguró a La Estrella de Panamá que el concepto de “museo” se ha visto en fase de replanteamiento por parte del Icom: “Este proceso ha costado mucho, ya que el modelo de una institución que sirve de hogar a piezas invaluables y de gran significado artístico y cultural, resalta su función en la sociedad a través de una edificación que todos conocemos”.

“El coronavirus se vuelve un motor para impulsar la nueva normalidad de los museos desde todos los tamaños y categorías”, expresó Bonadíes, “A esto se une el MAC como el único museo de arte en Panamá, además de cubrir obras de arte contemporáneo. Antes ofrecíamos a los visitantes una experiencia contemplativa, sin embargo, hemos migrado a una oferta participativa que se ha plasmado aún más con la presencia del Covid-19”.

La creación del “nuevo museo” que nacerá después de la crisis, debe darle un valor nuevo a la comunidad desde muchas aristas, sostiene Bonadíes: “Debe ser una institución consciente y cónsona con el cuidado del medio ambiente, el respaldo a la diversidad de culturas y tradiciones que existen en Panamá y recalcar la importancia de la democratización del arte y el conocimiento, así como la inclusión de todo tipo de audiencia”.

Desde la perspectiva de un museo dedicado a la naturaleza y biodiversidad panameña, el Biomuseo destaca la huella del istmo como “un puente para la biodiversidad, una barrera que dividió un océano en dos, y un cruce de caminos para toda la humanidad”. “Panamá ha inspirado a miles de personas, panameños y extranjeros, a hacer proyectos científicos y culturales de primer orden, y la principal misión del Biomuseo es divulgar estos resultados entre toda la población”, expresó un portavoz de la institución.

Uno de los mayores retos que enfrenta la red de museos en la región es la migración física a la virtual mediante plataformas interactivas, como indicó Bonadíes: “Esta es una oportunidad para redefinir lo que significa inclusión para los museos, ya que la creación de un museo virtual significa un impedimento para aquellas comunidades donde no llega el servicio eléctrico o de internet”.

“Los museos forman parte de la oferta cultural que
 mantiene elevada la calidad de vida de un país”,

LUZ BONADÍES
DIRECTORA DEL MAC PANAMÁ

De igual manera, la recolección de fondos para la sostenibilidad de estos centros culturales e históricos se mantiene como un pilar necesario y que enfrenta muchos obstáculos en el camino al crecimiento de colecciones, investigaciones y exhibiciones. “En el MAC tenemos una colección permanente que tiene 700 obras, que sigue creciendo y siendo revisada para darle importancia a los archivos de la colección como parte de la historia del arte panameño”, señaló.

En cuanto a la inclusión de los museos como pilar en la educación, el MAC y el Biomuseo como parte de la Red de Museos de Panamá coinciden en que colecciones de archivos de información deben “estar disponible en un futuro para que cualquier investigador o artista, sea nacional o extranjero, pueda leerlos y llevar a cabo investigaciones profundas que serán beneficiosas para nuevas generaciones”.

Más allá de un centro cultural

“El rol del MAC es ser traductor entre las obras y las personas que las ven para que tengan un entendimiento de que el arte contemporáneo incluye otros tipos de arte, y se vuelve interdisciplinario, a diferencia del arte moderno que está más centrado en una representación”, explicó Bonadíes, “por esto, el MAC piensa en maneras de escuchar a la comunidad y saber de qué forma podemos impulsar la huella artística que existe en Panamá y cómo podemos apoyar a los artistas para evitar que haya más bajas”.

En medio de una crisis económica y un panorama grisáceo para artistas de todas las disciplinas, la responsabilidad ha recaído en estas instituciones: “Queremos apoyarlos como artistas, como personas, como creadores y emprendedores que son, y no solamente de una industria creativa sino de una red solidaria. Hemos sido llamados a aportar más allá de la creación de contenido, y que ayude a la población a sentirse representada aportando conocimiento de la identidad de cada una y cómo convergen entre sí”, indicó la directora del museo.

Bonadíes no es ajena a que ese panorama también se cierne sobre la Red de Museos, incluyendo el MAC: “El museo es gratis, pero necesita del apoyo corporativo de empresas, del Estado y de visitantes para seguir haciendo las presentaciones que aportan a la cultura y la educación de quienes nos visitan. Somos una fundación sin fines de lucro que busca dar más de lo que hemos dado a la población hasta ahora y para eso se necesitan recursos, sobre todo para homogeneizar las capacidades de producción de los diferentes museos que hay.

Los contenedores del MAC recorren el interior del país con exhibiciones limitadas y educativas.Cedidas

De esta manera, el incentivo público de parte del Ministerio de Cultura (MiCultura) y otros agentes del Estado son exigidos por los centros culturales para seguir en funcionamiento una vez se reabra la economía y se acabe la cuarentena. “Existen proyectos que pueden ser transformadores, pero por falta de recursos no se pueden llevar a su máxima expresión y se debe a la falta de fondos concursables para museos por parte del Ministerio de Cultura, por lo que se necesita la concienciación de mejorar la calidad de los productos de los museos. Los bienes culturales y experiencias culturales está comprobado que mejoran la calidad de vida de los ciudadanos”, enfatizó.

A su vez, Bonadíes puntualizó la fomentación de trabajos de investigación de ciencias sociales y arte en Panamá. “Nuestras academias se deben interesar por investigar profundamente sobre temas artísticos, culturales e históricos a través de estos centros de información. Los museos crean experiencias, pero también siembran conocimiento”.

En esta dirección, comentó que en la agenda del museo para el 18 de mayo la ATP lanzará una ruta de museos virtuales basados en el concepto temático de la Icom: los museos como instituciones centrales para la sociedad. “A partir de estos, cada museo participa en la ruta digital que muestra su programación y su disposición para fomentar estos temas y crear conversatorio para el público”.

Junto a este proyecto se incluye la programación del Biomuseo, que presenta “una exhibición temporal y charlas por redes sociales, además de una serie de visitas a distancia para estudiantes y público general. A su vez, el lanzamiento de un sitio web actualizado que incluye la posibilidad de adquirir boletos y reservar las visitas en línea”.

Aun cuando estén a puerta cerrada, la meta de los museos será llegar a más personas y hacer ver la importancia de que la sociedad conozca el recurso que posee en cada uno de ellos, como parte de la identidad de cada ciudadano, y la búsqueda de productos únicos que aporten a la construcción de un nuevo Panamá después de la pandemia.