Temas Especiales

28 de Oct de 2020

Cultura

Razonamientos y emociones de un ser sencillo: otra cara de la covid-19

Es notoria la incidencia de la covid-19 en todas las esferas y dimensiones de la vida. La nueva normalidad ha puesto de manifiesto, que la “salud es un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades” (OMS,1948, 96).

Es notoria la incidencia de la covid-19 en todas las esferas y dimensiones de la vida. La nueva normalidad ha puesto de manifiesto, que la “salud es un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades” (OMS,1948, 96). Es oportuno analizar esta pandemia desde el punto de vista psicológico, el manejo de los factores básicos (cognición, emociones y comportamiento), los cuales juegan un papel de equilibrio para afrontar con responsabilidad los cambios que han llegado para quedarse.

El ser humano tiene mucha capacidad de resiliencia; Birx (2020) señala que a falta de una vacuna para prevenir la propagación del virus, la clave está en el comportamiento. Si hoy se cuenta con una serie de conductas específicas que disminuyen la posibilidad de contagiarse, ¿por qué ha sido tan difícil lograr estos comportamientos en la población?

Hasta ahora las estrategias de comunicación utilizadas para motivar estos cambios de conductas han sido la comunicación y el castigo, lo que ha demostrado no ser efectivo. Por lo que es necesario analizar los motivos asociados al manejo que dan los individuos a estas recomendaciones de los expertos y las estrategias de cuidado de las emociones que gestionan.

En la toma de decisiones intervienen los sesgos cognitivos; aunado a esto, las sensaciones de miedo, ansiedad, estrés y cuadros depresivos, no dan claridad a los pensamientos. Entre los principales sesgos que se manifiestan está el de confirmación; aquí la persona tiende a aceptar como cierto un supuesto que se ha formulado en su mente, por lo que fijará su atención en informaciones que resalten el número de infractores, pues esto le permite ratificar su idea.

El sesgo de optimismo lleva a los ciudadanos a sobrevalorarse, pensando que no van a contraer el virus, y de contagiarse no se complicará su salud; en el sesgo de ilusión se maneja la idea de que tiene en sus manos estrategias para controlar la situación, por lo que se figura que comprando compulsivamente ciertos productos, elimina la posibilidad de contagio. El sesgo de suma cero les hace concluir que solo importa que él siga las recomendaciones dadas, con la creencia de que la ganancia de uno representa la pérdida del otro, olvidando que en el caso de la pandemia, al no seguir normas, perdemos todos.

Frente a estos procesos de razonamiento es indispensable estructurar las formas en las que se transmite el mensaje a la población, considerando aspectos psicológicos, desarrollo moral y los modelos que sustentan el comportamiento humano.

Las estrategias que se sugieren deben considerar el conocimiento y habilidades que requiere la población para cumplir medidas de bioseguridad, niveles de motivación, estímulo, reconocimientos del esfuerzo, refuerzos positivos, vocería a través de influencers, persuasión, entre otras. Esto con actividades concretas como: divulgación de testimonios de pacientes recuperados, potenciar los medios de comunicación dirigido a los jóvenes y la integración de aplicaciones móviles tipo APP que le refuercen a la población el autocuidado, tal como existen las que recuerdan tomar agua.

El manejo de las emociones sugiere un trabajo en familia. Se necesita valorar y exteriorizar sentimientos, relatar historias familiares, ver la televisión, compartir un almuerzo, jugar con los niños o adultos mayores, jugar bingo o cartas, ayudar en las tareas del hogar, ejercitarse, entre otras actividades que sirven como medicamento para el pensamiento. Recuerde, es tan importante cultivar su salud física como la mental y el bienestar psicológico, ¡ánimo! pronto todo pasará.

Es pertinente resaltar el papel de los psicólogos, dentro de la UDELAS, especialmente de los egresados, quienes son formados integralmente en el manejo de técnicas de afrontamiento resilientes, dinámicas grupales y manejo de emociones; herramientas necesarias para el cuidado de la salud mental en tiempos de pandemia.

Psicólogos-docentes UDELAS