Temas Especiales

15 de May de 2021

Cultura

¿Por qué accionar en 2021?

Como autor, conferencista y empresario he visto a muchos aspirantes al emprendimiento concluir seminarios momentáneamente inspirados por la fortaleza y habilidad del conferencista

“Quiero decirle a todos que lo único que se interpone entre lo que soy y lo que deseo alcanzar está entre mi oído derecho y el izquierdo”: Blair Singer.

La inquietud o el sueño de lograr algo por nosotros mismos, puede partir simplemente de un sueño.Pexels

No soy un gurú de nada; si tecleas mi nombre en Google no aparecerán muchas conferencias o muchos videos en YouTube. Tampoco he sido invitado a programas de radio y televisión para conversar y aportar soluciones milagrosas al emprendimiento, empresas familiares y franquicias. Entonces, ¿por qué seguir mis consejos? Porque pretendo ayudar a quienes se están planteando iniciar la aventura de trabajar en su empresa familiar, de ser independiente, o de emprender un negocio que pronto se convertirá en familiar, y yo tengo experiencia en este campo.

Estamos acostumbrados a leer casos de éxito de personas que empezaron de cero, triunfaron con empresas creadas de la nada –casi siempre desde un garaje– y se hicieron millonarios. Sobre ellos se han hecho libros, películas, y sus casos se ponen como ejemplo en las más prestigiosas escuelas de negocios del mundo.

Como autor, conferencista y empresario he visto a muchos aspirantes al emprendimiento concluir seminarios momentáneamente inspirados por la fortaleza y habilidad del conferencista para vencer las adversidades, pero cuando pasa la euforia, el mundo real parece aplastarlos de nuevo, creyendo que de algún modo deben ser superhombres o supermujeres para alcanzar el éxito.

¿Significa esto que debemos estar arruinados para poder superarnos? ¿Que debemos tocar fondo para que nuestra única opción sea mejorar? Leemos o escuchamos historias de personas que cambiaron su vida para siempre, y tenemos la falsa idea de que un cambio positivo es únicamente posible después de un mar de desgracias.

Pero, ¿qué ocurre si nuestra historia es diferente, si somos simplemente personas con vidas “normales” que deseamos un cambio? ¿Debemos pasar por calamidades para triunfar?

De ninguna manera. La inquietud o el sueño de lograr algo por nosotros mismos, puede partir simplemente de un sueño.

He aquí uno de los objetivos de esta columna: brindar herramientas para todo aquel que desee iniciar un negocio o trabajar en la empresa de la familia o, por el contrario, renunciar a ella para iniciar o comprar una franquicia. En cualquiera de los casos anteriores, estamos hablando de “dinero” y “tiempo”. Por lo tanto, sería útil tener alguna referencia sobre lo que no debes hacer (qué errores evitar) y los consejos y experiencias de alguien que ya ha recorrido el mismo camino que estás por comenzar. Se aprende mucho más de los fracasos que de los éxitos.

Ahora puedo decirlo con certeza. En 2021, empieza y cree en ti.

¡Feliz Navidad!, hasta una próxima.