Temas Especiales

29 de Jul de 2021

Cultura

Jorge Iglesias Bloise: 'La corrupción nos está matando'

El presidente de la Fundación Educación en Progreso invita a que se garantice la conectividad y el acceso a herramientas tecnológicas para los estudiantes. Además, habla sobre la participación de los jóvenes en la política

Iglesias es mentor del Laboratorio Latinoamericano de Acción Ciudadana (LLAC) 2019 y 2020.Cedida

Jorge Iglesias Bloise es un joven abogado panameño. Actualmente es el presidente de la Fundación Educación en Progreso (Fedupro), miembro de Jóvenes Unidos por la Educación y de la Asociación Panameña de Debate. Además, es becario de la red The Resolution Project y miembro de Global Shapers Panamá.

Iglesias representó a la delegación de Panamá en el Harvard Worldmun 2018, es egresado del Laboratorio Internacional de Incidencia Ciudadana (LIIC) 2018 y mentor del Laboratorio Latinoamericano de Acción Ciudadana (LLAC) 2019 y 2020.

Jorge fue nominado a los premios Panamá en Positivo como juventud en positivo.

También es analista semanal en el programa de televisión 'Radiografía' y fue nominado a los premios 'Panamá en Positivo' como juventud en positivo. Forma parte de la reactivación del Consejo Nacional de Juventud, del Clan de Educación de la iniciativa Sal de las Redes, del proyecto Cuidemos a Panamá y del Movimiento para Aportes Positivos de la Educación Panameña (Mapep).

El activista por la educación panameña muestra su preocupación por la situación actual del sistema educativo nacional, habla sobre las repercusiones del cierre prolongado de las escuelas en el país e invita a la juventud a que apueste por la formación como herramienta para impactar de manera positiva al país.

¿Cómo es su trabajo desde la Fundación Educación en Progreso?

Fedupro nace del Debate de Harvard Worldmun a través de The Resolution Project; desde sus inicios fue visualizada como una fundación que trabaja por la educación. Tenemos tres pilares de incidencia; los últimos dos años hemos estado enfocados en el pilar de responsabilidad social y anualmente nos mantenemos recibiendo libros, útiles, entre otros, que entregamos a las comunidades vulnerables durante el año. La última entrega fue más de 200 bolsas con útiles para el inicio del año lectivo 2021.

Forma parte de la reactivación del Consejo Nacional de Juventud.

¿Qué opina del panorama actual de la educación en el país?

Es extremadamente preocupante, las cifras son alarmantes. Panamá es el país con la mayor cantidad de días con los salones de clases cerrados en el mundo y nos debe llamar a la reflexión urgente, porque quienes están pagando las consecuencias son nuestros estudiantes. Es prioritario asegurar un retorno voluntario y gradual; el Ministerio de Educación realizó un pilotaje exitoso el año pasado y a la fecha pareciera ignorarse. Panamá es el que sufre las consecuencias de esto, los más afectados son los estudiantes. Me niego a pensar que se pide regresar al aula porque los padres no quieren a sus hijos en casa y también rechazo cuando escucho que los docentes no quieren trabajar. Es un tema que nos involucra a todos, nadie debería ignorarlo. Lo que más me preocupa son los datos que al cruzar con las cifras del Meduca y Tribunal Electoral nos indican, por ejemplo, que estamos en menos del 30% de cobertura en edad de educación inicial y esta es la fase más importante en el desarrollo de un niño.

¿Cuáles serán los efectos que tendrá a corto y a largo plazo el cierre prolongado de los colegios en Panamá?

A corto plazo afecta directamente al estudiante cuando no desarrolla las competencias académicas ni las habilidades para la vida en debida forma. Muchos estudiantes también han sido afectados en su alimentación, porque tenían asegurado su plato en la escuela. A largo plazo podría ser una catástrofe generacional, dos años sin asistir a clases probablemente aumentará la deserción escolar y el ingreso a la educación superior, lo que repercute directamente en la economía y criminalidad del país, por ejemplo.

Iglesias representó a la delegación de Panamá en el Harvard Worldmun 2018.

¿Ve viable empezar clases tomando en cuenta el estado actual de la infraestructura de algunas escuelas?

El Meduca debe evaluar las escuelas que cumplen con las condiciones para implementar las medidas de bioseguridad a fin de volver voluntaria y progresivamente a las escuelas. No podemos obviar el lamentable estado de un importante número de planteles, el llamado es primero al ministerio que debe asegurar que tengan una infraestructura adecuada, pero también a la comunidad educativa, padres de familia que deben velar por el espacio donde sus hijos se educan.

Una educación con calidad permite que el alumno alcance su máximo potencial; sin embargo, hoy persiste la brecha digital, ¿qué opina acerca de ello?

Es importante asegurar la conectividad y el acceso a herramientas tecnológicas, pero no lo es todo, la apuesta debe ser integral. El BID, a través de un estudio, identificó cuatro pilares para el desarrollo de una educación híbrida. Primero, nuevas pedagogías, competencias y perfil docente: una nueva forma de enseñar. Segundo, equipamiento y conectividad: brechas y espacios de creación y colaboración. Tercero, plataformas y contenidos: ¿qué y cómo aprenden los estudiantes?, y cuarto, datos y seguimiento de estudiantes: ¿dónde están y cómo acompañarlos? Si la apuesta no se hace integral, es complejo cumplir con el verdadero objetivo que es el aprendizaje del estudiante.

¿Cómo hacerle frente a este reto?

Teniendo la voluntad de hacerlo, eso es lo más importante. La voluntad y un liderazgo ejemplar se hacen necesarios para los cambios educativos que requerimos.

En la última prueba Pisa, Panamá ocupó el puesto 71 de 79. Si tuvieras que hacer una propuesta para mejorar la educación en el istmo, ¿cuál sería?

Profesionalizar la carrera docente, asegurar la calidad en el pénsum académico enfatizando en temas integrales como educación sexual, educación ambiental, educación financiera, salud mental, entre otras. También fiscalizando el estado actual de la infraestructura de las escuelas, asegurando el 100% de acceso a servicios básicos, así como también el acceso a conectividad y herramientas tecnológicas en el 100% de los centros educativos. Esto último no se hace necesariamente por la pandemia, es algo que Panamá debía tener hace varias décadas. La propuesta no puede ser de gobierno, deben sentarse políticas educativas que trasciendan los cinco años, y así reestructurar el sistema educativo incluyendo a todos los involucrados de la comunidad educativa.

“Hay que profesionalizar la carrera docente, asegurar la calidad en el pénsum académico enfatizando en temas integrales como educación sexual, educación ambiental, educación financiera, salud mental, entre otras”.

A nivel de universidades hay una realidad, que es la saturación de carreras, ¿considera que hace falta más estímulo para otras profesiones?

En primer lugar, hacen falta más oportunidades de acceso a la educación superior, miles de jóvenes que quieren estudiar medicina, por ejemplo, no pueden porque no hay espacios disponibles en las aulas. También hace falta mayor promoción, así como también mayor inversión en la educación superior, esto debe ser tratado con políticas públicas integrales que permitan ofrecer nuevas carreras y también ofrecer las plazas de empleo para estas.

¿Cuáles son las carreras que tendrán un buen desarrollo e impacto en el futuro?

Todas las carreras son importantes, las cifras de ingreso a la Universidad en Panamá se aproximan a que entran dos de cada 10 y eso hace fundamental valorar a quienes ingresan a la educación superior. Los jóvenes debemos estar atentos a lo que el mundo actual requiere, todo indica que serán las carreras en el área steam las que tendrán mayor oportunidad en el campo laboral. Ojalá se incentiven más el estudio y la investigación en el área científica. Panamá invierte menos del 1% y es inaudito en pleno siglo XXI. También se debe dignificar la carrera docente, profesionalizar a los artistas y a los jóvenes en etapa media del sistema debemos enseñarles las nuevas carreras, como programadores, nanotecnólogos e inclusive ingeniería aeroespacial, ¿por qué no si ya tenemos una panameña en la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio?

Por otro lado, hablemos de política, ¿cómo ve la participación de la juventud en este sector?

Hay más participación, lastimosamente no hemos comprendido que nuestro deber ciudadano no se encasilla en votar cada cinco años; es participar activamente en la construcción de un país justo. No podemos ignorar lo que sucede, la corrupción nos está matando y quienes nos roban son ladrones de las oportunidades del panameño que día a día sale a buscar una oportunidad laboral. La gente conoce la política por lo que ha construido en nuestro país, una mala política, eso no es la verdadera política, pero siento que los jóvenes estamos conscientes de que podemos cambiarla y hay ejemplos de quienes lo están haciendo.

¿Qué mensaje les daría a los jóvenes?

Solo la educación, la verdad y la honradez transformarán nuestra patria. Hagamos honor a la promesa estudiantil, no somos el futuro del país, somos el presente y somos la esperanza de cambio que nuestro país requiere. Debemos servir sin servirnos, debemos estudiar porque es la única herramienta que nos permitirá salir adelante y, sobre todo, debemos jugar nuestro rol. Anímense a reunir a más jóvenes que tengan sus ideales y compartan la pasión como trabajar por la educación, solo así se logrará el cambio. Solo se logrará si el ser y el quehacer del sistema educativo lo exige, y esos son ustedes.