28 de Sep de 2021

Cultura

Universidad de Panamá: avances y retos de cara a las elecciones

El rector de la Universidad de Panamá (UP) expone los puntos que se deben reforzar desde el centro de estudio superior. Alumnos comparten sus expectativas sobre la escogencia de las nuevas autoridades

Del 28 de mayo al 28 de junio será el período de propaganda de los candidatos a los decanatos y la rectoría.Archivo | La Estrella de Panamá

Este 30 de junio se llevarán a cabo las elecciones de la Universidad de Panamá (UP), donde se escogerá al nuevo rector y a los decanos de las distintas facultades. En este espacio se darán cita estudiantes, docentes y personal administrativo.

El 11 de mayo los candidatos fueron convocados a firmar un compromiso ético electoral y del 28 de mayo al 28 de junio será el período de propaganda de los participantes.

A un mes y seis días de las elecciones, el rector de la UP, Eduardo Flores, dio a conocer los puntos a robustecer desde la casa de estudios superiores, entre ellos: descentralizar procesos, mejorar las infraestructuras, equipar mejor los laboratorios y optimizar las herramientas virtuales.

“Para descentralizar se requiere otorgar más autonomía a los centros regionales; para eso se debe afinar la banda ancha, capacitar a los funcionarios con respecto a esas responsabilidades”, dijo.

En cuanto a su postulación, aclara que por el momento no dará declaraciones porque el periodo de propaganda establecido para los candidatos empieza el 28 de mayo.

En cuanto a los avances, la UP ha progresado en el incremento del número de revistas científicas.

Un hecho que preocupa a Flores es que en caso de que se regrese a la modalidad presencial, el centro de estudio superior no cuente con los espacios físicos para albergar a la cantidad de alumnos que tienen inscritos actualmente. Hasta ahora la universidad registra a 90 mil estudiantes.

“Una tarea pendiente es seguir mejorando las herramientas virtuales, sin embargo, se han agilizado algunos procesos digitales, como las inscripciones, retiro e inclusión de materias, evaluación del docente que ahora se hace en línea”, puntualiza.

Expectativas

Maira Ibarra, estudiante de cuarto año de la licenciatura en arquitectura de la UP, espera que este proceso electoral marque un precedente importante, donde los alumnos reconozcan y asistan el día de las votaciones, elijan bien a las autoridades y que las mismas representen los intereses de todos los universitarios.

“En la universidad hay muchísimas cosas que aún debemos adecuar, por ejemplo, el reforzamiento de la academia, las oportunidades para más jóvenes de ser docentes y sobre todo el mejoramiento de las infraestructuras de nuestras facultades; pero hay un tema que en particular el estudiante padece más que nada, que es la matrícula, el retiro e inclusión de nuestra universidad que necesita mejoras”, expresa.

Por su parte, Yarelis Matos, estudiante de tercer año de la licenciatura en derecho y ciencias políticas de la UP, considera que el próximo proceso electoral debe servir de escenario para que se proyecten hacia la ciudadanía los esfuerzos de la UP por fortalecer el ejercicio democrático participativo, donde “la ética, el derecho a disentir, y la libertad de ejercer el voto se constituyan en el pilar fundamental que legitime cada uno de los resultados que se obtengan”.

La futura abogada anota que para que haya un mayor impacto en la sociedad panameña, la universidad requiere con urgencia una mayor asignación presupuestaria, que le permita fortalecer los programas de mantenimiento de la infraestructura existente, los laboratorios y equipos que se utilizan durante el proceso de enseñanza-aprendizaje, la investigación, la extensión y la producción.

Universidad de Panamá: avances y retos de cara a las eleccionesPixabay

Agrega que es necesario implementar un programa de inversión quinquenal para estar a la vanguardia del conocimiento y la formación de los profesionales que requiere el país. “Lo anterior se fundamenta en que somos la universidad que tiene la mayor cantidad de estudiantes en el istmo, y la que llega a todas las provincias y comarcas con 10 centros regionales universitarios y 32 programas anexos universitarios, aproximadamente”.

Matos es estudiante del Centro regional Universitario de Darién, y a su vez es testigo de los avances en la implementación de internet satelital, asimismo aplaude que se han actualizado los equipos informáticos en los laboratorios, y las aulas de clases cuentan con equipo multimedia, para apoyo del proceso de enseñanza.

“Darién es la provincia más grande del país, con grandes riquezas de patrimonio forestal, con una gran heterogeneidad de culturas y de grandes distancias. La dispersión entre sus comunidades y el difícil acceso en materia de comunicación fluvial, aérea y terrestre hacen mucho más difícil que estos grupos humanos se integren al desarrollo nacional, quedando rezagados, y con oportunidades de estudios superiores limitados”, lamenta.

Yarelis sueña con que la universidad incluya un proyecto de inversión quinquenal, donde se defina como plan de inversión la construcción de un albergue estudiantil, para que los alumnos de las áreas de difícil acceso de la provincia tengan la oportunidad de integrarse a la educación superior.

Estudiantes solicitan la actualización continua del personal docente, la apertura de nuevas ofertas académicas pertinentes con las necesidades de la región y la implementación del programa de relevo generacional, donde los egresados tengan la oportunidad de estudiar maestrías o doctorados para incorporarse a la planta docente como profesores e investigadores.