27 de Nov de 2021

Cultura

Eduardo Flores: 'Se deben crear carreras que se adelanten a las necesidades'

El actual rector de la Universidad de Panamá conversó con 'La Decana' sobre sus propuestas para mejorar el vínculo de la institución con la sociedad, y la calidad educativa

“En cinco años hemos logrado mejorar el rendimiento y la presencia de la Universidad de Panamá a nivel nacional e internacional, lo que nos solidifica ante los estudiantes”, son las declaraciones del actual rector de la Universidad de Panamá (UP) y docente superior, Eduardo Flores, quien ha presentado su candidatura para reelegirse como rector en las elecciones a realizarse el 30 de junio.

Eduardo Flores Castro es docente, investigador y seminarista panameño.Cedida

Flores, quien asumió el cargo en octubre de 2016, conversó con La Estrella de Panamá sobre los ejes de su propuesta, los cuales se dividen en la modernización de la universidad, la transformación académica y de aprendizajes y la innovación de desarrollo e investigación tecnológica. También señala las propuestas de equidad e inclusión estudiantil, la modernización del sector administrativo, el fortalecimiento y descentralización de los centros regionales universitarios, así como la vinculación de la universidad con la sociedad.

El rector señaló sus líneas de acción para tratar con urgencia las necesidades de la universidad que fue golpeada por la “falta de preparación durante la pandemia”, pero que a su vez ha “mejorado más que en otras administraciones”. Dentro de estas urgencias Flores enfatizó la restauración de las infraestructuras, la modernización del equipo tecnológico para las diversas carreras y el mejoramiento de la administración presupuestaria.

“Todas las necesidades deben ser atendidas lo más rápido posible en los próximos cinco años”, dijo, “comenzando con el mantenimiento de laboratorios informáticos, la compra de un equipo con actualización de softwares y la creación de una nueva plataforma para el sistema de matrícula en línea”.

Dentro de su administración, la UP negoció un préstamo de $30 millones a un plazo de 5 años con el Estado, el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF) y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), logrando su aprobación para el mejoramiento de los laboratorios de carreras científicas en el campus y el equipamiento para los centros regionales universitarios. Esto se une a los objetivos de Flores para la descentralización de procesos en un contexto futuro.

“Durante la pandemia, la universidad dio un paso importante con el mantenimiento al sistema de matrículas en línea, ya que anteriormente el 90% de los estudiantes no lograba ingresar y se creaba un rezago presencial de asistencia en el campus”, señaló, “este año pudimos matricular a 90 mil estudiantes a través del sistema en línea”.

Acción en las provincias

La UP tiene 19 facultades, 10 centros regionales universitarios en cada cabecera provincial y 26 anexos universitarios en el país, de los cuales una docena corresponde a las comarcas indígenas, en donde se ha logrado instalar internet satelital, como parte del programa de reducción de la brecha tecnológica de la universidad.

Flores indicó la ruta para el avance informático en las sedes provinciales de la universidad y reducir la “necesidad de los estudiantes de viajar al campus central” para la atención de sus admisiones, exámenes y demás solicitudes estudiantiles. Asimismo, enfatizó la urgencia de motivar la creación de posgrados y doctorados en la oferta académica fuera del campus.

“Tenemos planificado dar comienzo al doctorado en educación física, que será el primero en Centroamérica, en asociación con el Instituto Panamericano de Educación Física”, comentó, “de igual forma queremos integrar un doctorado en farmacia, música y psicología, carreras que son importantes porque al estudiante realizar un doctorado, se requerirá una investigación de alto impacto nacional e internacional, lo que significa que solucionará un problema de la nación y se formarán como profesionales integrales en contextos nacionales”.

De igual forma, el rector universitario apuntó la urgencia de dar “mayor autonomía a los CRU” y paralelamente proveer de tecnología a sus laboratorios y departamentos educativos. “La educación virtual en las sedes fue un reto superado durante la pandemia, pero aún queda mucho que hacer para dar una completa y óptima experiencia educativa virtual y semipresencial para los estudiantes”, comentó.

Calidad e innovación educativa

Para el nuevo periodo 2021-2026, Flores propone la competitividad internacional educativa que debe afianzar la universidad, para la implementación de carreras del futuro y una mayor relación entre la academia y el sector laboral.

“La UP ha mejorado significativamente en su producción investigativa a lo largo de los años, ya que en 2016 había únicamente 10 revistas científicas, y ahora hay 20 activas”, explicó, “lo que nos ha ayudado a ser la representación nacional de la empresa de indexación más importante de Latinoamérica, SCielo, creando mayores oportunidades para los investigadores y sus publicaciones”.

Según Flores, es importante motivar a los estudiantes a publicar sus investigaciones antes de su graduación, lo que “abrirá puertas en sus carreras profesionales” y promoverá la validación y reconocimiento de sus proyectos internacionalmente. “Las publicaciones de todos los estudiantes de la UP que presenten sus artículos e investigaciones antes de graduarse, serán válidas en los concursos de base de datos para entrar a la institución como docentes”, anotó.

Entre sus líneas de acción, Flores apuntó la creación de centros especializados y equipados para la investigación, la innovación, la tecnología y el desarrollo educativo, así como la participación de grupos de investigación en convocatorias nacionales e internacionales para obtener subsidios para proyectos y el apoyo de investigadores experimentados.

Asimismo, la actualización del pénsum académico es una urgencia dentro de la institución ya que pese a que la norma indica que cada 6 años se debe realizar una revisión y supervisión de los programas educativos, Flores comentó: “Se han de tomar en cuenta las directrices internacionales y el mercado específico donde evolucionan las especialidades y lo que pide el mercado según su demanda. Por esta razón, la universidad debe crear carreras que se adelanten a las necesidades del mercado”.

Señaló la creación de carreras científicas como la maestría en energías renovables y ambiente, inaugurada en el CRU de Coclé, por la presencia de parques eólicos, solares y la producción de un mercado importante para los egresados.

“Si logramos que el Gobierno Nacional pondere la importancia de la educación superior, se podría tener mayor apoyo económico para completar todas las restauraciones”.

“El mundo debe seguir, las universidades sabíamos esto, debimos seguir caminando afrontando la baja calidad que podría vivirse en la modalidad virtual. Es importante reconocer que los estudiantes deberán complementar su educación de forma autodidacta y tener mayor motivación para su desarrollo profesional”, enfatizó el rector, “pero van a poder superarlo y ser excelentes profesionales cuando se reactive la actividad económica nacional”.

Apoyo educativo

Dentro de las propuestas de Flores para el mejoramiento de la calidad educativa e igualdad de oportunidades para los estudiantes, se requiere una mayor solidificación de alianzas y convenios internacionales para abrir puertas a los estudiantes a “obtener conocimientos fuera del país”.

Como respuesta, la UP hizo un convenio con el Instituto de Formación y Aprovechamiento de Recursos Humanos (Ifarhu) para proveer de becas a estudiantes que buscan ingresar a carreras como español, humanidades, ciencias exactas, física, entre otros. “Además, hemos motivado a que nuestros profesores puedan tener doctorados y posgrados en otros países, brindándoles licencia con sueldo completo, lo que ha dado resultados positivos, de manera que hoy la UP tiene 100 doctores más que en 2016”.

Administración presupuestaria

Junto con las urgencias educativas y de autonomía para las sedes provinciales, Flores destacó la importancia de una óptima administración financiera en la universidad, lo que en años anteriores “ha sido difícil” y ha puesto en juego “la calidad de las infraestructuras”. El candidato enfatizó que se ha llegado a acuerdos con el Instituto Nacional de Formación Profesional y Capacitación para el Desarrollo Humano (Inadeh) para la restauración de laboratorios de medicina e informática, pero “el monto anual no es suficiente”.

“No tenemos suficiente presupuesto de inversión para acatar todas sus necesidades, pero aún así logramos inaugurar la extensión universitaria en Arraiján, Ocú, Tortí, Soná, y el CRU de Darién, y se empezó la obra del campus de la nueva sede del CRU de San Miguelito”, señaló Flores.

Para el rector, la urgencia de un mejor apoyo económico recae en la “ponderación del gobierno” sobre la importancia de la UP como “centro de desarrollo social, científico y cultural” de la nación.

“Siempre se solicita el presupuesto de procedimiento, pero nos ha tocado una administración gubernamental que venía con un presupuesto recortado, y la pandemia nos llevó a realizar sacrificios”, recordó Flores, “pero nos hemos mantenido en pie y por primera vez en la historia de la universidad exoneramos totalmente la matrícula a nuestros estudiantes, como solidaridad ante al desempleo nacional”.

“Si logramos que el Gobierno Nacional pondere la importancia de la educación superior, se podría tener un mayor apoyo económico para completar todas las restauraciones”, agregó Flores. Y destacó que la UP inauguró el Sindicato de Institución Pública, aprobado por decreto presidencial y reconocido por el Ministerio de Trabajo y Desarrollo Laboral (Mitradel), que busca proteger el ajuste salarial a los profesores de la universidad.

“Esta acción fue reconocida por la Organización Internacional del Trabajo (OIT), ya que firmamos una convención colectiva donde realizamos equiparaciones salariales, y en este momento la UP tiene el salario mínimo más alto de las instituciones públicas, que inicia a partir de los $700, incluso para trabajadores manuales”, destacó, “y la última etapa de revisión culminó en abril de 2021 y se aplicará el nuevo pacto de revisión en 2022”.

El actual rector y docente hizo un llamado a los estudiantes y al cuerpo docente para el día de las elecciones universitarias. “Los exhorto a ir a las urnas y ejercer el derecho que se nos ha otorgado”. Flores es representado en la casilla 2, con el color blanco.

EDUARDO FLORES

Es rector de la Universidad de Panamá desde 2016.

Nombre completo: Eduardo Flores Castro

Nacimiento: 22 de abril de 1957

Ocupación: Docente en educación superior

Resumen de su carrera: Ha sido profesor de enseñanza media y superior desde 1978. En el año 2000 inicia labores en la Universidad de Panamá como decano de la Facultad de Ciencias Naturales, Exactas y Tecnología. Fue el primer presidente de la Sociedad Panameña de Física de 1999 a 2001. Es miembro del consejo editorial de la revista cultural Lotería desde 2005. Le fue otorgada la Orden Juan Demóstenes Arosemena en el grado de Gran Cruz en 2021.