06 de Dic de 2022

Cultura

Cinco momentos clave para la seguridad de la medicación

Los daños relacionados con la medicación siguen siendo una de las principales causas de lesiones en el ámbito de la salud. La OMS capacita al paciente para que participe en su propia atención

Cinco momentos clave para la seguridad de la medicación
Cinco momentos clave para la seguridad de la medicación

Quien no ha tomado en algún momento de su vida medicamentos para prevenir o tratar alguna enfermedad, seguro lo hará. Estas son las intervenciones más utilizadas a nivel global para preservar, recuperar y mejorar la calidad de vida de las personas. Sin embargo, paradójicamente, “los daños relacionados con la medicación constituyen la mayor proporción de todos los perjuicios evitables, debido a una atención insegura, sin contar con la carga económica y psicológica que imponen dichos daños”, aseguró la Organización Mundial de la Salud, (OMS).

A nivel mundial, el costo asociado a los errores de medicación se ha estimado en $42.000 millones anuales (OMS).

“Hace tiempo que sabemos que los daños relacionados con la medicación son evitables y, sin embargo, siguen siendo una de las principales causas de lesiones en el ámbito de la salud”, afirmó la directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Carissa F. Etienne.

En este contexto se ha seleccionado la seguridad de la medicación como tema del Día Mundial de la Seguridad del Paciente de 2022 (17 de septiembre), con el lema 'Medicación sin daño'.

Cinco momentos clave para la seguridad de la medicación
El uso inadecuado de los medicamentos representa hasta la mitad de los daños evitables en la atención médica.Shutterstock

“El uso inadecuado de los medicamentos representa hasta la mitad de los daños evitables en la atención médica”, indicó la OPS, mientras que la OMS manifestó que: los errores de medicación ocurren cuando las deficiencias de los sistemas de medicación y/o los factores humanos, como la fatiga, las malas condiciones ambientales o la escasez de personal afectan las prácticas de prescripción, transcripción, dispensación, administración y control, lo que puede provocar daños graves, discapacidad e incluso la muerte.

“No soy mala tomadora de mis medicamentos, pero si no me acuerdan, es probable que algún día se me olvide tomarlos”, aseguró Blanca, una adulta mayor.

“Los errores de medicación ocurren cuando las deficiencias de los sistemas de medicación y/o los factores humanos, como la fatiga, las malas condiciones ambientales o la escasez de personal afectan las prácticas de prescripción, transcripción, dispensación, administración y control”

“Recuerdo”, continua la adulta mayor, “en una ocasión se me olvidó dos días tomar la pastilla, luego me acordé, tomé un día y se me volvió a olvidar. Tuve que regresar al médico para que me indicara si seguía con el mismo tratamiento o iba a cambiar”.

Cinco momentos clave para la seguridad de la medicación
La mayoría de los errores de medicación están relacionados a confusiones con medicamentos que tienen un nombre similar.Shutterstock

Frente a esta y situaciones similares, la OMS puso en marcha los “cinco momentos para la seguridad de la medicación”: antes de comenzar a tomar el medicamento, cuando se toma el medicamento, al añadir otro, cuando se revisa la medicación y antes de finalizar la toma. La organización mundial explica que esta es una iniciativa de participación del paciente.

Añade que: “la herramienta se centra en cinco momentos clave en los que la acción del paciente o del cuidador puede reducir el riesgo de daño asociado al uso de la medicación. Esta herramienta tiene por objeto implicar y capacitar al paciente para que participe en su propia atención. Debería utilizarse en colaboración con los profesionales de la salud, pero siempre tendría que estar en manos de los pacientes, sus familiares o cuidadores”.

Blanca manifestó que tras los incidentes ocurridos en la continuidad de su tratamiento buscó ayuda con sus familiares cercanos. “Ahora el celular me avisa cada vez que tengo que tomar una pastilla, reviso bien que sea la indicada y listo, sigo con mis tratamientos”, dijo.

Jonás Gonseth García, asesor en Calidad de los Sistemas y Servicios de Salud de la OPS, indicó que: “la mayoría de los errores de medicación están relacionados a confusiones con medicamentos que tienen un nombre similar, a errores en las dosis o vías de administración, y a fallas por no conciliar la medicación nueva con lo que ya toma el paciente”.

“El manejo de la medicación requiere especial atención durante situaciones de alto riesgo, como en la atención de pacientes de alta complejidad; en las transiciones asistenciales, es decir, cuando un paciente cambia de equipo de atención; y cuando las personas, frecuentemente mayores, van sumando medicaciones prescritas por diferente personal médico sin que ninguno las compatibilice”, enfatizó la OPS en su página web.

Agregó que: “el uso indebido y excesivo de antibióticos, antivirales, antiparasitarios y antifúngicos conduce a la resistencia antimicrobiana, una de las principales amenazas a la salud pública en la actualidad. La resistencia a los antimicrobianos ocurre cuando estos medicamentos dejan de ser efectivos para tratar infecciones, porque las bacterias, hongos, virus o parásitos se han vuelto resistentes a ellos”.