Temas Especiales

18 de May de 2022

Farándula

Adiós a la linda negrita Lizarine Cárdenas

La noche en el Teatro Balboa, en Ancón, vibró con 10 melodiosas voces de niños y niñas que cantaban, bailaban e incluso salomaban con se...

La noche en el Teatro Balboa, en Ancón, vibró con 10 melodiosas voces de niños y niñas que cantaban, bailaban e incluso salomaban con sentimiento, sabor y ritmo diferentes piezas típicas del folclore panameño.

Las pequeñas estrellas de la cuarta temporada del programa infantil Canta Conmigo, de TVN, Cocó Rodríguez, Denilson Bósquez, Jaime Wynter, Jordi Alvarado, Lizarine Cárdenas, todos de 11 años; Fulvia González, Isamar Bernal, Ramsés Contreras y Osman Samudio, de 10 años y Jeane Marie Roner, de 9 años, hicieron oír el típico de una manera distinta. En el público algunas parejas bailaban.

Una hora y media oyendo temas como La Chola, de Manuel De Jesús Ábrego; El Pañuelito, Anhelos, Dale con la mano, dale con el pie, de Osvaldo Ayala; Mil maneras de olvidarte, de Ulpiano Vergara; La Barredora y Ya se me olvidó quererte, de Samy y Sandra Sandoval; Se que llorarás y La Yerbita, del desaparecido Victorio Vergara y Allá en el Campo, de Dorindo Cárdenas, fue el espéctaculo que animó a las barras y sorprendió a los jurados.

La pequeña Lizarine Cárdenas, una niña de raza negra, que engalanó la noche con su linda voz cantando la pieza típica Anhelos fue la primera en partir ayer, domingo, del programa televisivo.

Ella obtuvo una calificación de 46, pero fue derrotada, con 85% de las llamadas, por la niña Isamar Bernal, quien obtuvo 44, al vocalizar la pieza La Barredora, de los hermanos Sandoval.

Los jueces Eddy Vásquez, Carlos Tovar y Angélica Lavitola, Marielena Berberián se ausentó por duelo, salvaron a Isamar, quien obtuvo los puntajes bajos junto a Jeanne Marie , Osman y Ramsés.

Jordi obtuvo el puntaje más alto de la noche, 47, al cantar la música "Se que llorarás" y Osman el más bajo con 42 al interpretar "La Yerbita".

En la prueba de conocimiento "Quiz Machetazo" la madre de Ramsés respondió todas las preguntas, quedando así sentenciados Jeane Marie y Osman, porque sus padres se equivocaron en un respuesta de un bloque de siete.