Temas Especiales

29 de Nov de 2020

Farándula

Ralph Fiennes revela un Dickens adúltero en 'The Invisible Woman'

Dos años después de "Coriolanus", el actor británico Ralph Fiennes vuelve a ponerse detrás de la cámara para explorar en "The Invisible...

Dos años después de "Coriolanus", el actor británico Ralph Fiennes vuelve a ponerse detrás de la cámara para explorar en "The Invisible Woman" la relación adúltera poco conocida del clásico autor inglés Charles Dickens durante una década con una joven actriz.

"The Invisible Woman" (La mujer invisible), estrenada este miércoles en Estados Unidos y Canadá, es la adaptación de un libro del mismo nombre publicado en 1990, que retrata los diez años de pasión entre Dickens y la joven Ellen "Nelly" Ternan.

Cuando sintió el flechazo por la actriz de 18 años, el autor de "Oliver Twist" tenía 45 años. Se encontraba por tanto en el apogeo de su fama. E incluso terminará separándose de su mujer, desafiando las convenciones de la sociedad victoriana del momento, mientras que la relación adúltera condenará a Nelly a una vida de disimulo, secreto y anonimato, lo que fue para ella insoportable.

"La gente se sorprende, no conocen realmente la historia", explica Ralph Fiennes a la AFP. "En las biografías se ha escrito (sobre esta relación) pero nadie quería realmente interesarse en ella", afirma, reconociendo que antes de la película no tenía "mucho interés en Charles Dickens".

Para el actor shakesperiano "el sujeto principal de la película no es Dickens sino Nelly", un personaje interpretado por la actriz británica Felicity Jones ("Like Crazy", "Breathe In")."Lo que me motivó a hacer la película es ver cómo esta joven mujer encuentra la paz, cómo logra reconciliarse con ella misma y con la vida secreta que lleva con este hombre", señala.

"Ella me emocionó. Y sólo después, a su lado, aparece Dickens con sus fuegos artificiales, su carisma y su energía", añade Fiennes, que interpreta al escritor además de dirigir la película.

Para interpretar a Nelly, Ralph Fiennes buscó una actriz capaz de expresar "una verdadera vida interior, porque sin importar cómo cuentas la historia, creo que Nelly siempre reacciona. Es Dickens quien la persigue. Quería su reacción con su propio drama interior", afirma Fiennes.

Increíblemente apasionada Felicity Jones asegura que encontró "casi instintivo que Nelly era muy contenida y que había algo dentro de ella muy de máscara, de forma que no ponía todas las cartas sobre la mesa"."Había algo observador y atento. Pero también sentí que dentro de ella era increíblemente apasionada y amo esta contradicción", declara a la AFP. "The Invisible Woman" es la segunda película de Fiennes como director, tras su debut con el drama shakesperiano "Coriolanus" (2011).

"Me acordaba de 'Coriolanus' y de las cosas que quería mejorar, pero evidentemente, aparecieron muchos nuevos problemas en esta película. Sin embargo, como ya había pasado por ahí una vez, eso me dio confianza", confiesa. Tras la cámara el actor de 51 años, nominado al Óscar por "El Paciente Inglés" (1996) y "La lista de Schindler", está naturalmente muy concentrado en el papel del actor, observa Felicity Jones.

"Él está realmente centrado en la actuación. A veces los directores te dejan hacer lo que quieres, pero Ralph estaba muy involucrado con todos nosotros y nos impulsaba verdaderamente", afirma la actriz. La educación y la calma de Fiennes no le impide presionar a los actores para lograr los mejor de ellos. "Obviamente, como es un actor, puede detectar la falsedad a un kilómetro", añade Jones.

"No diría que estaba asustada, admiro su trabajo y su honestidad. Hay una seriedad en Ralph que a veces resulta intimidatoria. Pero su seriedad proviene de una integridad real y de cómo vive su vida", dice."Y él espera esa integridad de otra gente", añade.

Fiennes afirma que aportó a la película tanto su experiencia en el cine como en el teatro. "Se dice a menudo que la gente ha de ser más contenida en el cine" que en el teatro, afirma. "Es verdad que es una regla de base, pero hemos visto también interpretaciones increíbles donde un personaje explota. Parece enorme pero, en verdad, es más realista. Las personas también explotan en la vida real y se vuelven locas", afirma.

A pesar de tener una agenda muy cargada, Ralph Fiennes quiere continuar dirigiendo filmes. "Yo siento hoy en día que no quiero lanzarme en ninguna cosa sin tener la convicción interior de que debo hacerlo. Tengo la suerte de tener muchas propuestas, pero no lo quiero hacer simplemente porque parezca interesante", concluye.