Temas Especiales

27 de Jan de 2021

Farándula

Fiesta bajo las estrellas

La luna, el mar, la arena y la música electrónica se conjugaron el Sábado de Gloria.

El Smash Party con un escenario lleno de luces arriba de una alfombra de arena blanca era el lugar donde miles de personas estarían bailando al son de los beats de cada Dj que subía al escenario, muchos esperando a Steve Aoki.

El reloj marco las 6:00 p.m. en el Wyndham Hotel Resort el cielo estaba bañandose de un color azul penetrante y el destello de las estrellas junto a la luna abría el telón para que el primer DJ prendiera a los asistentes con su ritmo.

El DJ panameño Satoshi fue el indicado y así empezó la noche.

El Smash fue realizado en la playa y eso hizo que las mujeres optaran por lucir pantalones cortos, vestidos de baño y sandalias creando un look playero indicado para el evento y los hombres no se quedaron atrás ya que su outfit fue bajo la misma línea, bermudas de tela impermeable y camisetas.

Panameños y extranjeros iban llenando poco a poco el Smash, se iban colocando en el lugar indicado para poder estar junto al escenario y bailar al ritmo de la música.

Mientras, se veía a la fanáticada de Aoki, que con marcas en su cuerpo hechas con marcadores tenían escrito el nombre del DJ estadounidense.

Cada interpretación de los DJ duraba aproximadamente unas dos horas, y a eso de las 8:00 p.m. se presentó el DJ Dano que trajo ritmos con una mezcla latina, el tambor fue su principal componente. Él no pudo finalizar sin antes agradecer al público por optar por una propuesta latina y con un ‘que xopa’ se ganó el pueblo panameño.

El siguiente en estremecer las bocinas fue uno de los Dj más esperados después de Aoki y que el nombre no engañe ya que Jack Novak de masculino solo tiene eso.

Con su cabellera característica rubia la DJ oriunda del sureste de California hizo que las manos se alzaran con su ritmo y que el público saltara con ella.

Diciendo ‘Amo estar en Panamá y amo a mis fanáticos’ empezó a mezclar lo platos.

Ella colocó mezclas de temas populares como de Michael Jackson, Lionel Richie y Witney Hutson haciendo que el público coreara y mantuviera sus manos alzadas.

Cerca de la una de la maña el DJ y productor escocés Chris Lake inció, dando al público mezclas propias hechas con sonidos que se encuentran en la vida cotidiana como el de la ambulancia, aviones, automóviles, entre otros. La fanáticada no se pronunció tanto con este DJ, algunos se encontraban en el suelo descansando, mientras que Lake se encontraba mezclando, el fue la antesala a Steve Aoki.

A penas Lake salio del escenario las cosas cambiaron, los presentes se levantaron y se escuchaba que gritaban ‘Aoki’ y así salio el DJ con su cabellera larga y su barba comenzó a mezclar saludando a Panamá.

El publico saltaba y bailaba al ritmo de Aoki, durante la presentación e DJ hizo que Chris Lake subiera con él al escenario y mezclaran juntos algunas canciones.

Pero Aoki no podía irse sin antes lanzar su tradicional pastel y así fue, estando Lake con él, Steve saco un dulce y luego otro, las personas se amontonaron y gritaban ‘cake me’ además se veían algunos carteles con esa frase, en eso Aoki miraba al publico señalando a quien le iba a tocar el pastelazo y el primero fue lanzado en la esquina derecha. El pastel cayó sobre una mujer que estaba arriba de un hombre, el tambaleo fue inevitable, pero al reponerse gritó y siguió bailando al ritmo de la música.

Alrededor de 4 dulces fueron tirados por Aoki y no olvidemos la champaña, él abrió una botella y se la tiró al público no sin antes dejar de tomar un poco.

No solo comida fue arrojada por Aoki, balsas inflables también estuvieron presentes, eso hizo que la noche fuese inolvidable y llena de energía.