08 de Ago de 2022

Farándula

Los trastornos callados de los famosos

Aunque son menos conocidos, estos comportamientos pueden afectar a la familia, las finanzas y la salud tanto mental como física

Los trastornos callados de los famosos
El actor Jon Hamm de la serie Mad Men recientemente completó un programa de rehabilitación por alcoholismo.

E stas adicciones o trastornos del comportamiento no deben tomarse a la ligera, ya que los afectados necesitan atención oportuna antes de que se perjudiquen más a si mismos y a sus familias.

Algunas de las que se pueden listar incluyen:

EL JUEGO O LAS APUESTAS

Ben Affleck es una de las celebridades que ha admitido en el pasado su adicción al juego, específicamente al blackjack.

Al actor inclusive le prohibieron jugar blackjack en un casino de Las Vegas, porque era considerado ‘demasiado bueno’. Sin embargo, desmintió que esta adicción le hubiera causado problemas con su pareja.

Sin embargo, como la adicción a las drogas o el alcohol, la adicción al juego se puede empeorar si no se busca tratamiento oportuno.

Una de las opciones de tratamiento son las reuniones de jugadores anónimos que, al igual que los alcohólicos anónimos, consiste en 12 pasos para su recuperación.

SEXO

Aunque no ha sido establecido como una adicción formalmente, en el 2010, la Asociación Americana de Psicología (APA) consideró incluir el ‘trastorno de la hipersexualidad’ en su última edición del Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM-V).

Entre sus síntomas se mencionan los impulsos sexuales fuera de control y comportamientos sexuales sin importar las consecuencias o para escapar de la depresión o la ansiedad.

Algunas celebridades que han buscado ayuda por su adicción al sexo incluyen al famoso golfista Tiger Woods y a los actores David Duchovny y Michael Douglas.

El tratamiento incluye grupos de apoyo y los 12 pasos de recuperación, tal como la adicción al alcohol y al juego.

COMPRAS

Más que una adicción, la pérdida de control a la hora de ir de compras es considerado un trastorno del control de los impulsos.

Según el sitio WebMD, las personas que sufren este trastorno van de compras para combatir el enojo, la depresión o la ansiedad, se sienten perdidas sin sus tarjetas de crédito, sienten una euforia al gastar, al mismo tiempo que se avergüenzan de su comportamiento, mienten sobre cuánto han gastado y sufren consecuencias negativas tanto en su vida personal como en las finanzas.

El autor y periodista Buzz Bissinger es una de las celebridades que decidió buscar rehabilitación para su adicción a las compras.

En 2013 detalló en un artículo para GQ que había gastado $600 mil en dos años, comprado 81 chaquetas de cuero, 75 pares de botas, 41 pares de pantalones de cuero y 115 pares de guantes de cuero.

VIDEO JUEGOS

Según el sitio Everyday Health hay estudios que demuestran que la adicción a los juegos de video es más común en niños y hombres. También una investigación reveló que 1 en 10 jugadores entre los 8 y 18 años empieza a sentir que algunos juegos son más realidad que fantasía.

Segun WebMD uno de los problemas de los adictos a los video juegos es que las computadoras son parte esencial de nuestras vidas, por lo que tienen que aprender a utilizarlas responsablemente, poco a poco limitando el tiempo que se utilizan para los video juegos.

El famoso tenista Andy Murray solía jugar video juegos por siete horas al día, según su antiguo entrenador, Brad Gilbert. Entre otras cosas, esto ocasionó que Kim Sears, su ahora prometida, se mudara por un tiempo de la casa que compartían.

CIRUGÍA PLÁSTICA

Muchas personas, en un afán por mejorar su apariencia física, se someten a operaciones una y otra vez, y otra vez, y otra vez.

Frecuentemente estas personas sufren de un trastorno de dismorfia corporal, caracterizado por una constante obsesión por sus defectos físicos, ya sean reales o imaginados.

Según el sitio de Mayo Clinic, el tratamiento para este trastorno puede incluir tanto medicamentos como terapia cognitivo-conductual

Una de las celebridades que nos impactó con su cambio de imagen fue la estrella de reality Heidi Montag, quien en 2010 se sometió a 10 cirugías plásticas en un solo día.

A pesar de que no admite tener una adicción, algunos psicólogos piensan que sí y muchos de sus seguidores piensan que era más bonita antes de operarse.

AL PELIGRO

Los adictos a las actividades riesgosas comparten los mismos síntomas que los adictos a las drogas.

Inicialmente sienten la adrenalina y la emoción con actividades extremas como el paracaidismo, pero poco a poco necesitan hacer cosas más peligrosas para sentir esa misma euforia inicial.

Estudios han demostrado que estar en peligro hace que su celebro suelte los mismos químicos que se sueltan al consumir drogas adictivas.

Aunque no es considerada una adicta oficialmente, la actriz Angelina Jolie es conocida por hacer la mayoría de sus escenas de acción, en lugar de utilizar a los dobles.

En una de sus escenas le tocó lanzarse a través de una puerta abierta al tiempo que disparaba un arma de fuego.

En una entrevista a Parade Magazine en 2010, Angelina admitió que solía cortarse a si misma, hacer paracaidismo, o tatuarse, siempre tratando de encontrar algo nuevo que la estimulara porque tenía demasiada energía.