Temas Especiales

26 de Oct de 2020

Farándula

El deceso de la perra del rey acapara las portadas en Tailandia

Tongdaeng, de 17 años, estaba enferma desde hacía varios años

El deceso de la perra del rey acapara las portadas en Tailandia
La muerte de Khun Tongdaeng, la perra del rey de Tailandia acaparó las portadas de los periódicos del reino.

La muerte de la perra del rey de Tailandia protagonizaba este martes las portadas de los periódicos del reino, donde un hombre se encuentra en prisión por haber criticado la can real en Facebook.

"Khun Tongdaeng falleció en calma mientras dormía en el palacio Klai Kangwon el 26 de diciembre a las 23H10", anunció el lunes por la noche en un comunicado la escuela veterinaria de Kasetsart, encargada de su tratamiento.

Tongdaeng, de 17 años, estaba enferma desde hacía varios años. Aunque ya no realizaba apariciones públicas, se la podía ver a los pies del rey en muchos calendarios y carteles decorando tiendas, oficinas y hogares de Tailandia.

Los principales diarios del país consagraban su portada a la muerte de la perra. "El rey ya ha sido informado", escribe el Matichon, uno de los rotativos que informan del deceso con el máximo respeto.

En Tailandia, la familia real está protegida por una de las leyes más restrictivas del mundo. Las ofensas al rey Bhumibol Adulyadej, de 88 años y considerado como un semidios gracias a una propaganda desarrollada desde hace décadas, a la reina, a su heredero o al regente se paga con penas de hasta 15 años de prisión por cada delito.

La perra del rey, Tongdaeng, cuenta con un fuerte poder simbólico, ya que el monarca la utilizó en el pasado para difundir sus consejos a la nación y protagoniza también una película de animación, en cartelera desde diciembre para conmemorar los 88 años del rey.

El soberano escribió también un libro sobre su can en 2002, que fue interpretado como una manera de recordar a sus súbditos el lugar que ocupan en el seno de una sociedad muy jerarquizada. En un contexto de gran preocupación sobre la sucesión del rey, hospitalizado desde hace meses, los militares en el poder utilizan a la mínima la ley de lesa majestad.

En virtud de esta ley, un internauta permanece detenido desde principios de diciembre por haber faltado al respeto a la perra del rey, un caso que revela el nerviosismo de la junta ultramonárquica en el poder desde el golpe de Estado de mayo de 2014.