Temas Especiales

04 de Apr de 2020

Farándula

Mickey Mouse, la estrella de Disney

Mickey ha sido el embajador de The Walt Disney Company

Un personaje carismático, tierno y muy divertido. Su particular voz ha cautivado a niños, niñas, jóvenes y adultos. Desde su debut en la gran pantalla en Mickey Mouse: Steamboat Willie el 18 de noviembre de 1928, Mickey ha sido el embajador de The Walt Disney Company y por ello los fans de todo el mundo se preparan para la celebración de su cumpleaños 90 con una gran exposición en Nueva York.

En el barrio del Meatpacking de Manhattan, es la muestra: ‘Mickey, The True Original Exhibition', uno de los homenajes más representativos al mejor amigo de Pluto. Según el comisario Darren Romanelli, la exhibición presentan las propuestas de más de 20 artistas contemporáneos: Oliver Clegg, Daniel Arsham, Katherine Bernhardt, Tanya Aguiñiga, London Kaye y Brian Roettinger. Ellos evidencian y aplauden el impacto de Mickey en la cultura del pop, la creatividad y el arte.

Los espectadores se pasean por los pasillos y observan a un Mickey Mouse como nunca antes: con obras cuidadosamente elegidas, fotos de gran tamaño, activaciones creativas y una nueva línea de artículos de merchandising conmemorativos. Todas las piezas originales e históricas están expuestas a lo largo de 12 salas temáticas que van desde una réplica del barco del primer filme del ratón, escenas inmersivas en blanco y negro de cortos de dibujos animados clásicos, una reinterpretación transformadora de El aprendiz de brujo , de la obra maestra de Walt Disney, Fantasía, hasta una recreación del set de All New Mickey Mouse Club de los años 90.

La exposición está abierta al público desde el pasado 8 de noviembre y cerrará sus puertas el 10 de febrero de 2019. La celebración incluye nuevas marcas y colaboraciones de productos que abarcan moda, alimentos, electrónica de consumo, juguetes, accesorios y más, según detalla el periódico El Independiente.

UN MICKEY POR CASUALDIAD

Mickey Mouse llegó a nuestras vidas casi por sorpresa. A finales de 1920, el entonces productor de cine Walt Disney se vio forzado a encontrar un sucesor a su personaje Oswald the Lucky Rabbit, debido a que el distribuidor le había quitado sus derechos.

Durante un viaje en tren de casi 4.000 kilómetros entre Nueva York y Hollywood (California), tuvo tiempo para imaginar un nuevo protagonista, con las orejas más cortas, divertido, activo y optimista que llamase la atención de todos.

Disney tenía claro su nombre: Mortimer. Y así habría sido si su mujer no le hubiera convencido de que le cambiase el nombre por Mickey. Aún así le costó encontrar a alguien que creyese en el alegre ratón. Por eso, a Disney se le ocurrió realizar un corto de sonido sincronizado, revolucionario en aquella época, que tenía lugar en un barco, según relata Marta Torres, en el diario El Mundo.