La Estrella de Panamá
Panamá,25º

18 de Oct de 2019

Farándula

Hasta Paul McCartney sueña con una reunión de los Beatles

El músico no quiere caer en la trampa de empezar a preguntarse qué hubiese podido suceder en un futuro si sus compañeros John y George siguieran con vida, pero a menudo sí sueña que vuelve a tocar con ellos como en los viejos tiempos

Hasta Paul McCartney sueña con una reunión de los Beatles

La industria de la música es presa desde hace un par de años de un arrebato de nostalgia que ha demostrado ser muy rentable para ciertas viejas glorias. Pero cuando antiguas formaciones como los Backstreet Boys o las Spice Girls anuncian su intención de regresar a los escenarios tras rupturas poco amigables o años de separación, más de uno lamenta que no sean otros artistas -con unas trayectorias más longevas o una relevancia mayor en la historia musical- los que tengan la oportunidad o las ganas de tocar juntos una vez más.

En los primeros puestos del ranking imaginario de conciertos que nunca llegarán a suceder se encuentra, indiscutiblemente, el grupo por excelencia de Liverpool: los Beatles. Quienes crecieron a la sombra de su leyenda sueñan con verles actuando en directo y quienes sí tuvieron la oportunidad de hacerlo antes de su separación darían lo que fuera por repetir ese momento, un grupo este último en el que se incluye el propio Paul McCartney.

El veterano músico de 76 años ha concedido una entrevista a BBC Radio Scotland en la que ha reconocido que él mismo se pregunta qué habría sucedido si John Lennon no hubiese sido asesinado a las puertas de su apartamento de Manhattan por Mark David Chapman en 1980 y si, más de dos décadas después, George Harrison no hubiese perdido la batalla contra el cáncer de pulmón.

"John y George siguen siendo una parte muy importante de mi vida, siempre lo serán. Habría resultado maravilloso poder volver a juntar a los Beatles una vez más. La gente siempre se pregunta qué habría pasado si... Pero ya no es una posibilidad, así que tristemente nunca lo sabremos. Pienso a menudo en ellos con mucha tristeza, porque los dos deberían estar aquí. En el caso de John, se trató de una tragedia terrible. En el de George, una enfermedad. Si por algún capricho del destino hubiese llegado a suceder, habría sido precioso. ", ha afirmando a lo largo de la emotiva charla, en la que ha confesado que sueña habitualmente con sus antiguos compañeros de formación

"Como músico sueñas con frecuencia que estás en el estudio de grabación o sobre el escenario, y yo me encuentro muy a menudo de nuevo con los chicos. La otra mañana, sin ir más lejos, me desperté y había estado otra vez con George. Resultó muy agradable. Pienso en él como en un amigo más joven, porque siempre fue el más pequeño de todos nosotros. Así es como consigo ver a John y George estos días. Así que sí, los Beatles se han reunido, pero solo en mi cabeza".

Por norma general, Paul trata de no perder el tiempo pensando en cómo podrían haber sido sus vidas de no haberse visto golpeadas por la tragedia y prefiere centrarse en lo positivo: "Aunque haya cierto componente de tristeza, la emoción principal es de alegría por haber conocido a esos dos chicos. Les echo mucho de menos".