Panamá,25º

12 de Dec de 2019

Farándula

Príncipe Enrique se reúne con presidente malauí y se ve con Meghan por Skype

Enrique mantuvo una audiencia privada con Mutharika, en el poder desde 2014, en palacio presidencial de Kamuzu en Lilongüe, informó el Gobierno de este país.

El príncipe Enrique de Inglaterra se entrevistó el presidente de Malaui, Peter MutharikaEFE

El príncipe Enrique de Inglaterra se entrevistó hoy el presidente de Malaui, Peter Mutharika, en el primer día de su visita a este país del sur de África, donde también se reunió con su esposa, Meghan Markle, a través de la aplicación de videollamadas y mensajes Skype en un acto solidario en un colegio.

Enrique mantuvo una audiencia privada con Mutharika, en el poder desde 2014, en palacio presidencial de Kamuzu en Lilongüe, informó el Gobierno de este país.

En su primer viaje oficial a Malaui (ya lo visitó a título privado en 2016 y 2017), el duque de Sussex se vio con Mutharika, reelegido el pasado mayo bajo sospecha de fraude electoral, pese al deseo de algunos opositores de que evitara esa reunión.

El príncipe ya se reunió en 2016, también en privado, con el presidente, quien se declaró entonces "complacido" de compartir con el hijo menor de Diana de Gales su compromiso con la "conservación de la naturaleza".

El duque, sexto en la línea de sucesión al trono británico, acudió al palacio después de asistir a un acto en el Colegio de Educación Nalikule, en Lilongüe, donde fue recibido con bailes y cánticos.

En el centro, el príncipe, de 35 años, conoció de primera mano un proyecto de la ONG Campaña por una Educación Femenina (CAMFED, en sus siglas en inglés) por el que la red de alumnas CAMA apoya la educación de las niñas en Malaui, uno de los países más pobres del mundo.

El momento más destacado de la visita fue cuando, para sorpresa de los presentes, apareció en una gran pantalla la esposa de Enrique, quien se conectó vía Skype desde Sudáfrica, donde permanece junto al bebé de ambos, Archie, dentro de la gira que la familia emprendió el pasado día 23 por el sur de África.

Antes de su aparición, Enrique comentó ante los presentes: "Sé que hay alguien más a quien os gustaría escuchar más que a mí. Si la tecnología no nos falla, podréis ver a alguien en la pantalla".

Muy sonriente, Meghan, que entre las causas que defiende con más fervor está la educación de las niñas, empezó a bailar y dar palmas al ritmo que marcaban las chicas y el personal de CAMFED en una aula, donde estallaron de júbilo al ver a exactriz estadounidense.

"Estoy tan contenta de estar con vosotros. ¿Hay algún retardo?", dijo la duquesa de Sussex, a lo que su esposo respondió: "no, está muy bien. Continúa".

La duquesa de Sussex se declaró "increíblemente orgullosa" del trabajo de CAMA y añadió: "Ojalá pudiera estar con vosotros. Estamos en Sudáfrica ahora. Archie está durmiendo la siesta. Estoy con vosotros en espíritu".

Este lunes, el príncipe se desplazará al Parque Nacional de Liwonde para asistir a un ejercicio contra la caza furtiva que llevarán a cabo vigilantes malauíes y personal militar británico.

Ya el martes, en su último día en Malaui, visitará varios proyectos de salud antes de viajar a Sudáfrica para reencontrarse con su esposa y su hijo.

Esta gira por el sur de África ha abarcado también Botsuana, Angola y Sudáfrica.

Este último país fue la primera parada del viaje y el lugar donde permanecen Meghan Markle y el pequeño Archie -de casi cinco meses -, ya que estos no acompañan a Enrique en su recorrido por otros países de la zona.

El sur de África ocupa un lugar especial en la historia de los duques de Sussex, ya que Botsuana fue el destino de su primer viaje juntos cuando comenzaron su noviazgo en 2016.

En el Reino Unido, desde su matrimonio en 2018, la joven pareja real se ha visto sometida a un escrupuloso escrutinio, en especial en lo relativo a Meghan.

El miércoles próximo, toda la familia regresará al Reino Unido desde Johannesburgo.