20 de Sep de 2021

Mia Voces Activas

Magali Méndez:'Ahora mi mundo social es el distanciamiento'

En vísperas del 24 aniversario de la revista 'Mundo Social', conversamos con su fundadora. Méndez relata su historia, desmenuza el deber ser del periodista y subraya 'la calidad humana y generosidad del panameño'

Magali Méndez:'Ahora mi mundo social es el distanciamiento'
Magali Méndez, durante la entrevista con 'La Decana'.Erick Marciscano | La Estrella de Panamá

Magali Méndez (La Habana, 1944) ya no transita en un 'Mundo Social' –aunque quisiera–, pero sabe muy bien de charlas largas, de anécdotas, de personajes genuinos y otros no tanto, de empresas que nacen con bombos y platillos, de periodismo, de detalles diminutos de una sociedad que la ha acogido por más de 60 años. Pero además sabe de la realidad cruda, de la dictadura y del destierro.

La fundadora de la revista Mundo Social, en vísperas de su 24 aniversario, nos mira con emoción desde el sofá. Lleva un blazer azul rey que contrasta con su traje blanco, y un anillo color nieve en su dedo índice. Toma el micrófono con firmeza, pese a una pequeña lesión en su muñeca. Y suelta: “Desde muy pequeña aprendí que hay que estudiar y prepararse en la vida. Las cosas materiales van y vienen y las pierdes. Pero lo que tú eres y la calidad humana, lo que tú sabes, nadie te lo puede quitar”.

A Magali el comunismo la obligó a salir de su país, como a muchos cubanos. Una realidad que aún encabeza las portadas de los diarios. Magali viene de una Cuba que hace apenas dos días parece haber despertado. “A los 15 años tuve que salir del país por el comunismo. Fui a vivir a un orfanato, era una escuela de monjas americanas y ellas se encargaron de sacar a todos estos niños de mi país. Las monjas me reubicaron en Washington. Yo tenía muy buenas notas y me gané una beca en la Universidad Católica de Washington. Después mis padres pudieron salir de Cuba y nos reencontramos en República Dominicana”, evoca. “¿Que si volví a Cuba? Sí, fue un dolor muy grande. Visité la casa donde nací, pero ya no era lo que recordaba”, suspira.

Hay cierta nostalgia en sus frases que disimula muy bien con su tono amable. Hay historias de superación que uno no pudiera adivinar tras esa estampa elegante e impoluta que demuestra. Hay amores, hay sacrificios, hay una mujer con gestos de alcurnia, pero con una sencillez irrenunciable. Todo esto hay en una dama de 77 años que muchos conocen.

Magali Méndez:'Ahora mi mundo social es el distanciamiento'
Magali Méndez:'Ahora mi mundo social es el distanciamiento'

Lee a Isabel Allende y a Vargas Llosa. Acaba de comprar el libro El amante japonés , de Allende, porque su vida ha estado repleta de “esa cultura extraordinaria”. Y es que su esposo viene de Japón, con quien lleva más de dos décadas. Nunca deja de visitar ese país asiático, pero el lugar que nunca abandonará es su “querido Panamá”. Lleva parte de su vida empeñada en contar las buenas noticias. Cree en el verdadero periodismo: el incisivo, el honesto. Cree que en Panamá hay “héroes silenciosos” que han ayudado a nuestra gente en estos tiempos tan duros y difíciles.

Conversamos sobre una cosa y otra en la sala de su apartamento en Punta Pacífica. A su lado, su hija Maggie, quien es “la generación de relevo”. Hay tanta complicidad y tanta admiración de una por la otra que es imposible no contarlo. Magali ríe mucho, como una niña que acaba de cometer una pequeña travesura.

¿Quién es Magali Méndez?

Soy una mujer que ha vivido intensamente en los momentos buenos y muy difíciles. Soy muy perseverante, muy honesta, muy sensible. Me gusta hacer el bien, me gusta ayudar a los demás. Soy alegre y siempre muy, muy positiva.

¿Cómo se lleva usted con los recuerdos de su infancia?

Fue una infancia maravillosa. Nací en Cuba. Al lado de mi familia, una familia muy grande. Tenía 18 tíos por parte de padre y madre. Tenía muchos primos, todas las fiestas de Navidad éramos una gran familia siempre muy unida. Llegaron los tiempos difíciles y tuve que salir de Cuba con 15 años.

Esto me ayudó con mi carácter y mi fortaleza. A través de las enseñanzas de mis padres, lo más importante era estudiar para poder enfrentar la vida. Los bienes materiales te los podrán quitar, pero lo que tú eres como persona y los conocimientos que tienes, son tuyos y puedes llevarlos a donde sea. Eso fue un legado que me dejó mi padre, y hasta el día de hoy trato de inculcar a mis hijos.

Eso me dio la valentía para enfrentar la vida. Llegué a Panamá en 1963. Soy cubana de nacimiento, pero panameña de nacionalidad y de corazón.

“No creo que el periodismo es ego. No estoy de acuerdo. Indudablemente hay personas a las que sí les afecta. A mí nunca me afectó, siempre he tenido los pies en la tierra. Lo más bonito que hay es la sencillez y la humildad dentro de un gran profesional, un buen jefe, un buen líder”.

¿Cuánto de su padre y cuánto de su madre tiene Magali?

Mi padre era un hombre muy trabajador, muy decente, muy honesto, muy respetado, muy querido. De él aprendí el valor del trabajo. Mi madre era una mujer linda, agradable, alegre y positiva. Le agradezco que me haya inculcado ver siempre la parte linda de la vida, aun en los momentos difíciles.

En conversaciones previas, denota una gran admiración por su hija Maggie, quien lleva las riendas de la revista 'Mundo Social'. Me ha comentado que será su relevo... ¿Qué valores del periodismo le ha enseñado?, ¿qué valores como ser humano y como madre nunca han de faltar?

Magali Méndez:'Ahora mi mundo social es el distanciamiento'
Magali Antonia Martínez Méndez y Magali Méndez, durante la charla para MIA Voces Activas.Erick Marciscano | La Estrella de Panamá

Tengo tres hijos a quienes adoro. El mayor, mi hijo Jorge Enrique, economista y financista. Mi hijo Rodolfo Antonio, quien estuvo a mi lado en Mundo Social durante 20 años hasta la llegada de la pandemia, que tuvimos que cerrar la empresa. Después de mucho análisis, decidió tomar un rumbo diferente. Y mi hija Magali Antonia, 'Maggie', como la conocemos, quien ha estado con nosotros en Mundo Social por más de 15 años. En el receso que tuvimos en la pandemia, estuvimos viendo cómo evoluciona esta situación difícil para todos. Un día Maggie me llamó y me dijo que le diera la oportunidad de continuar con Mundo Social y que ella se iba a encargar de retomar la revista. Y desde entonces llevó a cabo, durante nueve meses la revista virtual, con un gran mérito porque eran momentos muy difíciles. Ella pudo llevar adelante el proyecto.

Fue una forma titánica, con un equipo de tres personas, cuando no había eventos, llevaron a cabo esta oportunidad de tener a Mundo Social en los hogares. A partir de mayo se planteó que ya debía retomar la impresión de la revista. Yo con un poquito de temor le dije: “Bueno, si tú consideras que puedes hacerlo, ¡adelante!”. Los patrocinadores estaban pasando por momentos muy difíciles y no era fácil conseguirlos. Quien lleva el peso ahora de Mundo Social es Maggie.

Sucede que la sociedad se empeña en hacer escoger a la mujer entre el trabajo y la maternidad. ¿Cómo logró Magali ese equilibrio?

Desde que tengo uso de razón siempre estoy trabajando. Mi primer trabajo fue envolviendo regalos en una tienda en Estados Unidos, era estudiante y me daban la oportunidad. Nunca vi impedimento en el trabajo, por supuesto, me preparé, siempre fui agresiva en las posiciones que ocupaba y la mayoría de las veces era la única mujer. Eso también depende mucho de uno, de cómo maneje su profesionalismo y de las metas que uno se trace. La mujer dentro de sus posiciones y más si está rodeada de hombres, debe mantenerse muy profesional y demostrar la capacidad que tiene. Tiene que ganarse el respeto. Así que puedo decirte que nunca tuve problemas y si algún día pensé que algo me podía impedir continuar, me llenaba de valor, y por ser mujer, no me amedrentaba.

He ocupado diversas posiciones en la parte publicitaria, casi por 30 años. También en Panasonic ocupé un alto cargo. ¡Hay que prepararse!

¿Cuánto machismo cree que aún queda en la sociedad panameña y de qué forma lo vivió usted?

El machismo siempre ha existido en Panamá. Cuando comencé mis pinitos en el noticiero de TVN canal 2, siempre las mujeres profesionales pudimos mantener nuestra postura y respeto.

Me decía antes de comenzar esta entrevista que no se graduó de periodista, sin embargo es una profesión que ha tocado de cerca por muchísimos años. Tantos encuentros sociales, tantas conversaciones que ha protagonizado... tantas entrevistas... ¿Quiénes han sido para usted los personajes más admirables tanto de la política como de la sociedad que se ha encontrado en todos esos años de encuentros?

Realmente te sorprendería ver la cantidad de personas tan humildes, de posiciones económicas muy altas, sensibles y de gran calidad humana que hay en Panamá. Personas que nunca las vas a ver haciendo alarde de su poder ni de su plata ni de la labor social que realizan. Tuve la oportunidad en estos 24 años de compartir portadas e historias de vida muy sensibles de todos ellos, que cuando miras dices: “¡Qué belleza de personas!”. No quiero nombrar a nadie porque en esta larga vida he conocido demasiados, he tenido buenos amigos, unos ya se han ido, pero sí te puedo decir que Panamá tiene personas maravillosas.

“Sí creo que hacen falta más periodistas incisivos y honestos. Muchas veces es muy difícil poder manejarse de esa forma y sobre todo cuando estás frente a una persona de mucho poder”.

¿Cree Magali que hemos perdido a los grandes personajes? En la política, en la cultura, en la sociedad...

Te repito, hay mucha gente honesta en Panamá que da lo mejor cada día. Me siento muy orgullosa de ser panameña y me siento muy orgullosa de ser amiga de esos héroes silenciosos que ayudan a Panamá. Dentro de los personajes de la política, en ese tema no quiero entrar; no soy política y no pertenezco a ningún partido.

Hablemos de periodismo. Entre otras cosas, es miembro del Fórum de Periodistas de Panamá y además la fundadora de una revista muy querida. Para usted, ¿en qué consiste ser un buen periodista?

Un buen periodista debe ser una buena persona; honesta, íntegra. Amante de su profesión con ética, y que transmita siempre la verdad. En la parte laboral, el trabajo debe ser rápido, preciso. Llegar siempre al fondo de la noticia. El periodista tiene que tener un balance, investigar y tener la certeza de lo que está publicando. No es que tiene que ser por norma crítico al poder, porque muchas veces las cosas son buenas y no hay que criticar nada.

¿Considera que hacen falta más periodistas incisivos, veraces y honestos?

Sí creo que hacen falta más periodistas incisivos y honestos. Muchas veces es muy difícil poder manejarse de esa forma y sobre todo cuando estás frente a una persona de mucho poder. Respeto mucho a los periodistas que lo hacen. También entiendo que el periodista debe manejarse con un nivel de relaciones públicas que conlleva una educación y una forma de plantear su cuestionamiento sin ofender y sin ningún tipo de grosería, que cuando pasa se pierde el momento y hasta la veracidad de la noticia.

Leí en un artículo que los medios tradicionales –prensa, radio y televisión– han perdido el monopolio de la información. Las redes sociales han sustituido con lujo de competencia su tarea. ¿Cómo evalúa esta premisa?

Los tiempos han cambiado. La noticia se ha agilizado. Actualmente todo llega de una vez, es algo bueno estar informado constantemente en cada momento. Lo veo bien, no lo veo mal. Estamos en otros tiempos, cuando la inmediatez hace que la noticia sea relevante.

Tras la pandemia, muchos medios en América Latina tienen una severa dependencia de la pauta estatal, por una parte. Por otra parte, la propiedad de varios medios ha pasado a manos de las personas más ricas del país. ¿Cómo se mantiene la independencia editorial?

Todos los medios tienen su línea editorial. Es cierto hay que respetar la línea editorial, y muchas veces te permiten mantener tu independencia, depende de la agresividad con la que se haga el planteamiento; te van a pedir que lo manejes con una mano un poco más suave y eso es así en todo el mundo. Sobre la pauta estatal, los periódicos tienen que mantenerse con publicidad, es la única forma de cubrir sus gastos. No es la venta del periódico o de una revista lo que sustenta la empleabilidad.

Entonces, ¿es difícil lograr verdaderamente la independencia?

Cuando tú dices verdaderamente independiente y trabajas en un medio de comunicación, realmente no puedes ser independiente, tienes que seguir la línea del medio. Ahora, si trabajas por tu cuenta, como hay muchísimos en las redes, entonces sí puedes mantener tu voz de la forma como quieres llevarla. Pero cuando uno trabaja en un medio, uno tiene que respetar la línea.

“Los tiempos han cambiado, la noticia se ha agilizado. Actualmente todo llega de una vez, es algo bueno estar informado constantemente en cada momento. Lo veo bien, no lo veo mal. Estamos en otros tiempos, cuando la inmediatez hace que la noticia sea relevante”.

¿Cómo evalúa el perfil del periodista egresado de las universidades panameñas?

Te puedo decir que he tenido muy buenos periodistas a lo largo de los 24 años que tiene Mundo Social, y en su mayoría (un 99%) son egresados de universidades panameñas. Todos han sido excelentes. La carrera de periodismo te da las herramientas claves, pero va a depender del egresado. Tuvimos en Mundo Social casi 17 años el programa de TV y tú ves que muchos de los periodistas son excelentes, en el uso de la oratoria, expresándose. No te puedo decir que he tenido una experiencia negativa.

¿Cómo se lleva el periodismo con el ego? ¿Todo en el periodismo es ego?

No creo que el periodismo es ego. No estoy de acuerdo. Indudablemente hay personas a las que sí les afecta. A mí nunca me afectó, siempre he tenido los pies en la tierra. Lo más bonito que hay es la sencillez y la humildad dentro de un gran profesional, de un buen jefe, de un buen líder. El ego cuando afecta a un periodista es porque algo le está faltando.

¿Hay en Panamá hermandad y unión en el gremio periodístico?

Sí hay hermandad y unión en el gremio. Hay unión, hay respaldo, y cuando uno se ve afectado ,todo el mundo se une y nos apoya. Hoy en muchas partes del mundo se está haciendo una gran labor periodística aun sabiendo que puede haber un tipo de represalia, se habla alto y claro.

¿Qué diario lee Magali en la búsqueda de la verdad?

Diariamente leo La Estrella, La Prensa, El País, El Espectador y veo en televisión CNN, BCC y Al Jazeera. Nacionales, todos los noticieros. Ocasionalmente, EcoTV 'En Contexto'. En las mañanas escucho a 'Ñito' Adames y al profesor Cabrera. Trato de estar lo más informada posible.

En estos tiempos tan duros, ¿tiene Magali Méndez miedo a la muerte?

Como dices, son tiempos duros en los que debemos cuidar mucho la salud, y sí definitivamente creo que todos le tenemos miedo a la muerte, es algo desconocido. Lo que más miedo me daría, más que la muerte, es una enfermedad que me haga sufrir mucho. Si Dios me permitiera, yo le pediría que me lleve de una sola vez.

A la patria de Magali, ¿qué le dejará?

Durante 24 años en la revista Mundo Social así como en su programa de TV, hemos resaltado los valores de muchos panameños. Hemos cubierto muchísimas inauguraciones, lanzamientos, bodas... todo lo que acontece en la vida social y empresarial de Panamá, ese es el legado que les dejaremos a las futuras generaciones para que sepan cómo era la historia de la sociedad panameña a finales del siglo XIX y XX.

Y por último, ¿cuál es el 'Mundo Social' de Magali Méndez?

Realmente el 'Mundo Social' de Magali Méndez es el distanciamiento social, esta pandemia tristemente nos ha llevado a distanciarnos de todo nuestro mundo. Hay que respetar las órdenes que nos dan por nuestra salud y por nuestro país. Así que el mundo social y yo estamos distanciados por un tiempo, nos vemos virtualmente. Realmente con mucho dolor, con mucho dolor.

An Error Occurred: Internal Server Error

Oops! An Error Occurred

The server returned a "500 Internal Server Error".

Something is broken. Please let us know what you were doing when this error occurred. We will fix it as soon as possible. Sorry for any inconvenience caused.