Panamá,25º

21 de Jan de 2020

Moda

Pieles: del envejecimiento a la micropunción

El proceso de fotoenvejecimiento sucede de manera natural tras la pérdida de colágeno y elastina. Se intensifica a partir de los 30 años

Por fortuna, el mercado dentro y fuera de Panamá, ofrece diferentes alternativas no invasivas para minimizar la presencia de 'visitas no deseadas' en el rostro.Shutterstock

El proceso de fotoenvejecimiento sucede de manera natural tras la pérdida de colágeno y elastina, y se intensifica a partir de los 30 años; una transición a la que todos nos enfrentamos y que conlleva importantes cambios morfológicos en la estructura facial.

Un procedimiento indicado para minimizar las huellas del envejecimiento.

Señales como las temidas e impudentes líneas de expresión, flacidez, deshidratación, surcos nasogeniados marcados, pigmentación inusual y poros dilatados suelen preocupar a quienes atienden el cuidado de su apariencia. Por fortuna, el mercado dentro y fuera de Panamá ofrece alternativas no invasivas para minimizar la presencia de “visitas no deseadas” en el rostro.

Una de estas es el microneedling, la terapia con micropunción que se ha convertido en uno de los tratamientos de estética facial con mayor demanda.

Se aplica con un dispositivo compuesto por múltiples microagujas y sirve para afirmar, levantar y rejuvenecer la piel, a partir de un sistema de penetración transdérmica. Podría describirse como una especie de bolígrafo que realiza de forma mecánica y continua microscópicos agujeros de longitud seleccionable.

Pieles: del envejecimiento a la micropunción

Luis Carlos Philips, médico general especialista en Medicina Estética, comenta que las microagujas mejoran la colagenización, favorecen la cicatrización en casos de acné y minimizan las estrías.

“Con el microneedling producimos de una forma física la activación de nuevo colágeno y logramos introducir principios activos que nos ayudan ante diversas patologías medicoestéticas. Comúnmente se aplica plasma rico en plaquetas, ácido hialurónico no reticulado u oligoelementos y vitaminas y otros complejos proteicos que le dan más brillo y elasticidad a la piel”, remarca.

Para el especialista de Cimeca Centro Médico, “la herramienta cuenta con muchísimas aplicaciones y siempre la combinamos con diversos tratamientos para obtener un resultado más completo para el beneficio del paciente”.

Las microagujas son reguladas tanto en velocidad como en profundidad. “En los fototipos claros, generalmente la piel es más delgada que en los oscuros, donde hay más grosor. Adicionalmente, se emplea anestesia tópica para que el paciente no tenga mayores molestias”.

El tratamiento es mínimamente invasivo, explica, porque hay una erosión en la epidermis. Por ello, es necesario mantener normas de bioseguridad en los centros en los que se practica. “Las instalaciones deben cumplir con ciertas condiciones y estar certificadas por instituciones sanitarias, donde se manejan normas con respecto al desecho de punzocortantes, lavado de manos, el uso de guantes y la asepsia”.

Phillips menciona que la demanda de los tratamientos con micropunción es cada vez mayor. Una afirmación en la que coincide Laura Porcell, dermatóloga, quien asegura en que en Panamá cobra cada vez más fuerza porque los resultados son buenos y seguros. “Es necesario realizarlo con profesionales certificados y entrenados para evitar infecciones, alergias o alteraciones”.

Según los especialistas en el país, el precio de este tratamiento por sesión ronda los $200 y pudiese ascender a $500.

Pieles: del envejecimiento a la micropunción

La especialista expresa que las microagujas permiten minimizar los poros dilatados y diferentes condiciones de la piel a través de un proceso relativamente rápido y muy bien tolerado, con poco tiempo de recuperación “según la profundidad” con la que se realice. “Según la intensidad con la que lo hagamos podría tomar un máximo de siete días para el paciente la desaparición del enrojecimiento o la descamación”.

“El microneedling aporta tensado, minimiza las arrugas finas y superficiales. Se pueden emplear diferentes cócteles según la finalidad”, apunta.

La Escuela de Medicina de la Universidad de Harvard explica en uno artículo de 2019 que si bien el microneedling alguna vez fue visto con escepticismo, “puede ser un procedimiento efectivo para mejorar la piel”.

Kenneth Arndt, editor médico del Harvard Special Health Report Skin Care and Repair y miembro fundador de la junta editorial de Harvard Health Lette, indicó en la misma publicación que el microneedling o inducción percutánea de colágeno se describió por primera vez en la literatura en 1995.

“la técnica no solo ha ganado aceptación, sino que parece haber asegurado un lugar junto con los tratamientos convencionales diseñados para mejorar la condición y la apariencia de la piel”, expresa. “En los últimos tres a cinco años ha habido mucha más información, interés y estudios que documentan lo que puede hacer la microaguja, así como mucho desarrollo comercial”, añade el doctor Arndt para la publicación de Harvard.

¿Cómo funciona?

Las microagujas cutáneas empleadas a través del dermapen o de rodillos realizan punciones minúsculas y espaciadas uniformemente en la piel. “Las pequeñas heridas creadas por los dispositivos de punción, que a veces permiten que salga un pinchazo de sangre a la superficie, inducen a la piel a iniciar una respuesta de curación de la herida. El cuerpo se apresura a reparar la lesión al cultivar colágeno y elastina frescos”, dice Arndt.

Aunque con este tratamiento es posible notar los primeros resultados después de la primera sesión, se recomienda un ciclo completo de 8-10 sesiones semanales para obtener resultados óptimos.

'Microneedling' , soldados combatientes del acné

Se analizaron 33 investigaciones sobre la materia.Shutterstock

actualidad

Un grupo de investigadores de la Escuela de Medicina de la Universidad de Boston (BUSM), en Estados Unidos, descubrió que el tratamiento de “microneedling” ayuda a rejuvenecer la piel y disminuye la inflamación y las cicatrices de acné. Así ha sido reseñado en una publicación de “Infosalus”, portal digital de información sanitaria desarrollado por los periodistas especializados que integran el equipo del Servicio de Salud de la Agencia de Noticias Europa Press.

Para la realización del estudio, publicado en Dermatologic Surgery, los investigadores revisaron trabajos anteriores sobre microagujas para el tratamiento del acné.

Analizaron 33 investigaciones, en las que evaluaron la eficacia del tratamiento en la cicatrización del acné, su combinación con otros procedimientos tópicos y la satisfacción del paciente. El equipo evidenció una mejora aparente en su cicatrización y una mayor satisfacción del paciente tras la aplicación de la técnica de la microaguja combinada con otra terapia.

Además, notaron una disminución en los marcadores inflamatorios liberados por las células y un aumento en los marcadores celulares rejuvenecedores de colágeno.

Por otra parte, Neelam Vashi, profesora de dermatología en BUSM y autora del trabajo, recalcó que la realización de estudios que permitan evaluar cómo estos tratamientos afectan a quienes tienen la piel más oscura, es importante. Concluyó que el siguiente paso es "estandarizar esta información y buscar mejores maneras de optimizar este tratamiento para los afectados”.