07 de Dic de 2022

Planeta

Plan para rescatar el gran pantano

MIAMI. Se trabaja en un proyecto multimillonario en las costas de La Florida en Estados Unidos, pero esta vez no se trata de desarrollo...

MIAMI. Se trabaja en un proyecto multimillonario en las costas de La Florida en Estados Unidos, pero esta vez no se trata de desarrollo inmobiliario sino todo lo contrario, restablecer un ecosistema en el área.

En la ciudad de Miami está teniendo lugar el experimento de restauración ambiental más ambicioso del mundo.

Con una inversión que eventualmente llegará a los $10.000 millones, el gobierno federal estadounidense y las autoridades locales, en Miami buscan restaurar una parte importante del paraíso ecológico que era el sur del estado de La Florida antes de que el mundialmente famoso ecosistema de los Everglades se viera diezmado por casi un siglo de urbanización y desarrollo económico.

En un pantano, cuya tranquilidad se ve interrumpida cada cinco minutos por el paso de aviones dirigiéndose a aterrizar en el aeropuerto de Miami, se escucha también un extraño ruido que los guías del servicio de guardabosques identifican como el de un caimán en celo.

El problema es que esta convivencia tan cercana entre el hombre y la naturaleza está acabando con los Everglades, que pese a ser clasificados como patrimonio de la humanidad por la UNESCO, están consideradas en peligro inminente de deterioro irreversible.

En un artículo de BBC Mundo.com, se explica que el plan de rescate, anunciado el verano pasado con bombos y platillos, implica, además de grandes y sofisticadas obras de ingeniería para restaurar el flujo natural del agua en la zona, la compra por el Estado de decenas de miles de hectáreas de cultivos de caña de azúcar en los alrededores del pantano de los Everglades.

Uno de los objetivos de la multimillonaria operación de compra de terrenos es que, a lo largo de décadas, empiecen a recuperar la vegetación natural y eventualmente reconstituyan el ecosistema pantanoso que caracterizó a esta zona subtropical del sudeste de Estados Unidos.

AGUA LIMPIA

En el centro del problema está el agua. Los Everglades dan la apariencia de ser un enorme pantano, pero en realidad son un gigantesco río de escasa profundidad por varios kilómetros de ancho, que va desde el Lago Okeechobee, en el centro del estado de Florida, hasta el extremo sur de la península.

La presión demográfica en el sitio ha hecho estragos sobre el ecosistema, pero especialmente los daños son más evidentes en el flujo de agua a través de la zona natural.

Cerca de 20 millones de personas viven en el estado de Florida.

La cosmopolita ciudad de Miami, el corazón de la Florida, con la que limitan los Everglades al oriente, es una de las principales áreas metropolitanas de Estados Unidos.

Y al norte de la reserva natural está el núcleo de la industria estadounidense de cultivo de la caña de azúcar.

El sitio presionado por ambos flancos desvió los flujos naturales del agua para el consumo humano, contaminando las fuentes hídricas.