Temas Especiales

21 de Jan de 2021

Planeta

Panamá, paraje de aves

PANAMÁ. El istmo de Panamá es un puente biológico para muchas especies migratorias que cautivadas por los parajes naturales del lugar y...

PANAMÁ. El istmo de Panamá es un puente biológico para muchas especies migratorias que cautivadas por los parajes naturales del lugar y los nutrientes existentes acogen la bahía como sitio de estadía.

Su posición privilegiada entre dos inmensos océanos y como nexo de unión de dos continentes la ha dotado de una gran diversidad de flora y fauna.

“Más de un millón de aves migratorias llegan cada año a la bahía de Panamá”, indicó Rosabel Miró, directora de Audubon de Panamá.

Los extensos fangales de la bahía, al bajar la marea, se hallan ricos en gusanos marinos y crustáceos lo que representa un atractivo alimenticio para estas aves que nos llegan de Canadá y Estados Unidos.

Son muy pocos los sitios en el hemisferio que poseen esta característica atrayente de aves playeras marinas aseguro la funcionaria de Audubon.

El zarapito trinador, el vuelvepiedras, la agujeta, la gaviota reidora, el coleador, el occidental y el semipalmeado constituyen los grupos de aves con el mayor índice de migración que realizan su paraje en la bahía de Panamá

La biodiversidad de la aves migratorias es todavía mayor en la bahía, tanto que la zona ha sido reconocido por la Asociación Nacional del Ambiente (ANAM) como refugio de vida silvestre, además, de ser sitio Ramsar de importancia internacional.

Cada día es más importante que las personas tomen conciencia sobre el mantenimiento de la bahía, debido a la importancia de conservar esta escala transcontinental de aves migratorias.