Temas Especiales

29 de Mar de 2020

Planeta

Tortugas señalan el camino

Reconozco que recibí una fuerte emoción al tropezarme con la amplísima cobertura que varios periódicos brindaron al impresionante desove...

Reconozco que recibí una fuerte emoción al tropezarme con la amplísima cobertura que varios periódicos brindaron al impresionante desove de Tortugas Marinas en Isla Cañas y Playa La Marinera, en el distrito de Tonosí, en la provincia de Los Santos. No era para menos. Durante décadas hemos tratado de convencer a dueños y directores de medios, publicistas y comunicadores en general, sobre la trascendencia que tiene para el humano los entornos naturales.

Tal el caso que nos ocupa: El mar, y en específico, los seres que lo habitan. En realidad, resulta un obsequio generoso de la naturaleza en brindarnos un espectáculo de vida casi increíble, como lo es por ejemplo el anidamiento de miles de tortugas en nuestras playas, o el avistamiento de cetáceos, delfines y ballenas. Nuestro regocijo mediático va más allá. El asunto ha alcanzado las primeras planas, sin catastrofismos, sangre, ni amarillismo. Verdadero salto cualitativo. Quiero pensar que quedan atrás aquellos tiempos en que en las redacciones de los medios de comunicación nos tildaban de desfasados, por decir lo menos. “¿Ambiente, naturaleza, recursos naturales? Pero si esa pendejada no vende”, nos decían los publicistas. Pues la vida ha demostrado todo lo contrario.

Pero hay mucho más. Los comunicadores y los medios van tomando mayor contacto en campo con una realidad dramática e inminente. El hambre se extiende. Uno de cada seis habitantes del planeta la padece. La tierra ya no es suficiente. Los recursos se agotan en el desenfreno y la impunidad mercantil. Nos quedan los océanos, quizás como última reserva alimenticia, no sólo para los humanos. De tal manera que en lo sucesivo, los ladrones, sicarios y las zonzeras dejarán de ser los héroes de cada día, puesto que los verdaderos paladines son quienes nos proporcionan el alim ento diario.

“Los pescadores artesanales no tenemos miedo”, confirmó recién el dirigente pescador Nelier Chong, en concentración de pescadores en Playa La Pacora (Coclé). Téngase en cuenta los riesgos que deben enfrenar los pescadores en cada faena: Tormentas, marejadas, naufragios, escasez del producto, en fin. “Se conoce cuando se sale a la mar, pero no cuándo, ni como se regresa”, me dijo en Puerto Caimito, Mariano Rivera, pescador artesanal, antes que estrella deportiva. Pero los hombres y mujeres del mar no son niñitos a quienes hay que cargar. Si bien enfrentan dificultades, están convencidos que en la organización está el fundamento de su existencia y el mejoramiento de sus condiciones de vida.

Y pagan antes de los plazos sus obligaciones (Fondo Rotativo; Misión China, Taiwán). Justamente, este despliegue informativo coincide con las jornadas del Día Mundial de la Alimentación (o de desnutrición), promovida por la FAO. Sin embargo, pensamos que mucho más podría hacer dicho orgasmo de la ONU al menos en nuestro país, que dicho se de paso algún ministro quiso clausurar “por inoperante” (MIDA, Dr. Pereira Burgos +). Recordemos los postulados del Primer Congreso Mundial de Comunicación para el Desarrollo Sostenible (FAO, BM, Roma; 1996) y sus recomendaciones a los gobiernos; letra muerta entre nosotros. En estos días la FAO ha preferido echarle la culpa a los políticos por su “falta de voluntad”,

Para los comunicadores hay mucho que investigar y descubrir en el universo marítimo y acuícola. Lo constató la Asamblea de Diputados durante la sustentación docente que hizo la oceanógrafa Diana Araúz, administradora general de ARAP y su equipo de técnicos. Ejemplo: El futuro de las granjas marinas, manejo costero, los cultivos de especies como el atún de aleta amarilla, único caso en el mundo producido en Panamá y cuya inversión se orienta a los U$ 30 millones. Aún habrá que caerle a fondo a la pesca ilegal, la basura marítima y las redes fantasmas, la contaminación, sobre pesca y los “juega vivo”

En definitiva, habrá que involucrar a los artistas, poetas, cantadores y bailarines en un movimiento nacional, ”De cara al mar”. O como canta la décima del Prof. Agustín Polo: “Ponle pescado a tu vida”. Repito: Sin capacitación, educación y divulgación, no hay desarrollo humano posible. Fecunda tarea para el periodismo nacional. A estos comunicador es, nuestro reconocimiento.