Temas Especiales

10 de Aug de 2020

Planeta

Construcción de hotel: manzana de la discordia

CHIRIQUÍ. Cerca de 600 hectáreas de tierras ubicadas en el Parque Nacional Volcán Barú, quedan desprotegidas y a merced de los inversion...

CHIRIQUÍ. Cerca de 600 hectáreas de tierras ubicadas en el Parque Nacional Volcán Barú, quedan desprotegidas y a merced de los inversionistas con una resolución emitida por la Autoridad Nacional del Ambiente (ANAM), el pasado 30 de octubre del año en curso opinan ambientalistas de la provincia de Chiriquí.

Ellos aseguran que la ANAM aún está a tiempo de enmendar el error que ha causado con emisión de dicho documento, que cambia de categoría una finca en recuperación a subzona de uso extensivo.

La sociedad Stash Investment Inc, propietaria de la finca, que posee alrededor de 163 hectáreas, reiteró que el proyecto de construir un hotel ecoturístico sólo compromete 40 hectáreas.

Destaca que la iniciativa busca el desarrollo integral del área, respetando las normas ambientales; sin embargo, la explicación no satisface a los ecologistas. “Imagínese un hotel construido en medio de un Parque Nacional”, respondió el presidente de la Asociación para la Conservación de la Biosfera, Ezequiel Miranda, quien agrega que éste podría ser sólo el inicio de un proyecto de mayor envergadura. La ANAM actuó de manera inconsulta, ya que nunca convocó a los grupos ambientalistas ante de emitir dicha resolución.

Miranda insiste en que le preocupa que otros propietarios de fincas que se encuentran en el Área de Recuperación, le soliciten a la ANAM que se les incluya en el sector de Uso Intensivo, donde de acuerdo al plan de manejo se permite el desarrollo de actividades como agricultura, ganadería, la instalación de antenas y otros proyectos de desarrollo.

Enrique Luis Morales, representante legal de la sociedad Stash Investment Inc, dice que sus fincas siempre han estado en la zona de Uso Intensivo y así consta en el plan de manejo del PNVB, del 30 de junio de 2004; sin embargo, advierte que de la noche a la mañana apareció un mapa de zonificación donde incluía su finca en las subzonas de protección absoluta y de recuperación, lo que por lo que se vio forzado a entablar un proceso legal y a retrasa el inicio de su proyecto.