Temas Especiales

25 de May de 2022

Planeta

Otra travesura de “El Niño”

CHIRIQUÍ. “El Niño” continúa haciendo de las suyas en Panamá. Ahora no solamente son altas temperaturas, calores, sequías y torrenciales...

CHIRIQUÍ. “El Niño” continúa haciendo de las suyas en Panamá. Ahora no solamente son altas temperaturas, calores, sequías y torrenciales esporádicos que afectan al país, producto de su inclemente influencia sino que también el fenómeno amenaza los intereses de un grupo de humildes campesinos en Chiriquí.

Las personas que llevan adelante un proyecto de reforestación de la Autoridad del Canal de Panamá (ACP), en diversos puntos del país, podrían ver sus cultivos afectados si se extiende la llegada de la estación lluviosa. Y es los fuertes soles y la falta de agua los que podrían acarrear pérdidas de plantones, aseguran los campesinos.

A pesar de que Abdiel Delgado, jefe del proyecto de reforestación de la ACP, aseguró que se han tomado precauciones para enfrentar las inclemencias que se esperan en el clima en los próximos meses, el temor acecha a los personas que se están dedicando a la actividad.

Uno de los aspectos que se toma en cuenta es la existencia de fuentes de agua en los lugares donde se está reforestando, dice el jefe del proyecto.

Explicó que en el caso de la comunidad de Chorcha, ubicada en el corregimiento de Chiriquí, donde se vienen desarrollando los viveros y plantones, se cuentan con pozos brocales que garantizan la disponibilidad de agua y además se cuenta con un sistema de mallas de sarán que permiten que los rayos del sol no afecten a las plantas.

“En junio nosotros debemos estar próximos a la temporada lluviosa, claro, el Fenómeno de El Niño es algo impredecible. No sabemos si se prolongue o no, pero si esto ocurre vamos a tener ciertos problemas porque los plantones no se podrán pasar”, explica.

REFORESTARÁN 180 HECTÁREAS

En la provincia de Chiriquí es donde se llevará a cabo la mayor parte del proyecto de reforestación. En este punto del país 180 hectáreas de terrenos serán sembradas entre ellas 50 de manglares.

Igual cantidad se sembrarán en el Centro de Investigación Forestal (CIFOS), propiedad de la Autoridad Nacional del Ambiente (ANAM), ubicado en el corregimiento de Chiriquí, donde el año pasado se reforestó una superficie similar; mientras que en el Parque Nacional Volcán Barú, ya se ha reforestado 30 hectáreas.

Ricardo Pineda de la empresa Carpatos, es la encarga de reforestar en CIFOS. El funcionario dice que la iniciativa avanza sin ningún contratiempo.

Pineda explicó que en las primeras 50 hectáreas se plantaron 31 mil plantones de especies nativas, como el marañón, nance, macano, guarumo, espavé, guachapalí, entre otros. Una vez plantados, inicia el proceso de mantenimiento, el cual incluye control de arriera, limpieza, y hacer las calles o cortafuegos.

También se intenta establecer conversaciones con las autoridades de la Comarca Ngöbe Buglé para implementar el proyecto en esta región indígena. Este se podría ejecutar en el 2011 y ya se habla que podrían ser hasta 100 hectáreas.

GENERACIÓN DE INGRESOS

Miembros organizados de las comunidades están involucrados en las labores de reforestación que lleva adelante la ACP, a través de los contratistas; lo que a su vez les permite obtener ingresos económicos para el sustento de sus familias.

Erika Vargas, es moradora de Chorcha, comunidad que se dedica principalmente a la pesca. Vargas dice que recibieron asesoría técnica en la que se les enseñó a seleccionar la semilla, así como a sembrar plantones. El proyecto nos ha ayudado económicamente, comenta esta emprendedora mujer que en la actualidad siembra plantones para la venta a otras empresas interesadas en reforestar.

En Barú la reforestación de los manglares ha despertado un gran entusiasmo. Y es que el proyecto se percibe como una forma de ganar ingresos para su hogares. Más aún cuando la situación en Chiriquí se torna difícil por la recesión de la actividad bananera.

Además, la reforestación de manglares permite recuperar la zonas devastadas por la acción humana. Se tiene previsto reforestar con gateador, mangle blanco, piñuelo. el proyecto podría durar cerca de cinco años.