20 de Oct de 2021

Planeta

Admiten excesos en concesiones

CHIRIQUÍ. El exceso de concesiones hidroeléctricas en Chiriquí no sólo ha despertado el malestar de los grupos ambientalistas. Ahora las...

CHIRIQUÍ. El exceso de concesiones hidroeléctricas en Chiriquí no sólo ha despertado el malestar de los grupos ambientalistas. Ahora las autoridades también se pronuncian sobre el uso de los ríos.

Harmodio Cerrud, director regional de la Autoridad Nacional del Ambiente (ANAM) en Chiriquí, señala que entienden la preocupación en la comunidad, por el uso inadecuado de los ríos, al tiempo que considera que muchos de los conflictos se pudieran superar si las empresas promotoras de estos proyectos tienen un mejor manejo con la comunidad.

El funcionario de ANAM reconoció, además, que la administración pasada exageró el número de concesiones otorgadas en algunos ríos de esta provincia; sin embargo advirtió que al ritmo de crecimiento que mantiene el país, se requiere de mayor energía, por lo que justificó la construcción de proyectos hidroeléctricos.

“Si lo vemos a nivel de Chiriquí, la ciudad de David tiene un crecimiento enorme, cada día son más y más las barridas que se construyen”, expresó el funcionario.

Cerrud aseguró que ANAM está siendo rigurosa con las empresas para que cumplan con el compromiso de proteger el ambiente. En ese sentido dijo que se están haciendo visitas periódicas a los distintos proyectos que se vienen construyendo.

REVISAR LA NORMA

Según el funcionario se ha querido atribuirle la disminución del caudal de los ríos a la construcción de hidroeléctricas; sin embargo no se está considerando la tala indiscriminada que se da en algunos sectores de la provincia, cerca de las riberas de los afluentes. A pesar de ello admite que es necesario revisar la norma donde se establece que los proyectos hidroeléctricos pueden utilizar hasta el 90% de las aguas de los ríos y sólo dejar el 10% de caudal ecológico. Indica que estos números deben ser más equitativos.

GRUPOS VERDES

Por su parte, los grupos ambientalistas continúan manifestando su rechazo a la construcción de hidroeléctricas. Sostienen que es inaceptable el número de proyectos que se han aprobado en este país, ya que pone en riesgo la existencia de los ríos.

Raquel Coba de Boyd, de la Asociación Ecologista de Panamá, dice que todo parece indicar que al gobierno de turno, no le interesa la posición de los panameños en torno a este tema; muy por el contrario se les están violentando sus derechos cuando salen a las calles a protestar en contra de estos proyectos.

“Estamos luchando para que se nos respete el derecho de vivir una vida digna”, manifestó la dirigente.

La ambientalista critica la proliferación de proyectos hidroeléctricos en los diferentes ríos de la provincia de Chiriquí. Según dijo ya se han dado más de 60 concesiones de aguas para construir hidroeléctricas en este punto del país.

Recientemente moradores de la comunidad de Sábalo, en el distrito de San Lorenzo, denunciaron abuso policial por parte de las unidades antidisturbios durante una protesta, a través de la cual manifestaron su rechazo a la construcción de una hidroeléctrica utilizando las aguas del río Fonseca.

Lesbia Morales, una de las personas que se opone a este proyecto, asegura que este recurso hídrico representa una fuente de alimento para las familias que viven en las áreas circunvecinas, ya que muchas de ellas se dedican a la pesca, mientras que otras lo utilizan para las actividades ganaderas.