15 de Ago de 2022

Planeta

Una ciudad inmersa en la contaminación

PANAMÁ. Incendios, ruido, tala de árboles; costas, ríos y terrenos contaminados con desechos sólidos son el aspecto negativo del paisaje...

PANAMÁ. Incendios, ruido, tala de árboles; costas, ríos y terrenos contaminados con desechos sólidos son el aspecto negativo del paisaje de la ciudad de Panamá.

La urbe —caracterizada además por enormes rascacielos, un canal que une dos océanos, un centro bancario y exclusivos restaurantes y hoteles— ha sufrido un deterioro en su medio ambiente.

En las calles y aceras la acumulación de latas, envases, bolsas plásticas, llantas, cartuchos, entre otros desechos, le resta estética a la capital panameña.

En las arterias vehiculares —San Miguelito, Transístmica y Paitilla— la calidad del aire se ha deteriorado. La emisión de los gases provenientes de los automóviles ha causado el problema ambiental, según un estudio de IEA.

Y qué se puede decir del molesto sonido que produce el tránsito de los autobuses por la ciudad.

Por otra parte, los incendios y las construcciones han provocado la pérdida de zonas boscosas. Cerca de dos millones de hectáreas de bosques han sido taladas en el país, según un comunicado de la Autoridad Nacional del Ambiente (ANAM).

Como si fuera poco, la falta de una cultura ambiental entre los residentes ha convertido muchos ambientes acuáticos —el hogar de un sin número de especies— en basureros improvisados.

Diversos animales, como por ejemplo las tortugas que aparecen en la foto principal de esta página, luchan por alimentarse, reproducirse y preservar su especie rodeadas de desechos.

Inmerso en todos estos problemas, el país celebró el pasado viernes 22 de abril el Día Internacional de la Tierra. Es importante reflexionar sobre lo que se está haciendo con la única morada de los seres humanos: el planeta Tierra.