27 de Oct de 2021

Planeta

Manglares, fuente de vida

Los manglares son ecosistemas importantes para la conservación de las especies, para nuestra protección contra las tormentas del mar y p...

Los manglares son ecosistemas importantes para la conservación de las especies, para nuestra protección contra las tormentas del mar y principalmente para nuestra seguridad alimentaria. Los manglares del distrito de David cubren aproximadamente 40,000 (cobertura terrestre y marina) hectáreas y son considerados el tercer sitio importante de manglares en Panamá. Dentro de ellos las comunidades cercanas desarrollan actividades de pesca artesanal y extracción de mangle.

En el 2007, un grupo de residentes de Pedregal manifestaron preocupación por la protección del manglar y apoyaron la promulgación de un Acuerdo Municipal que declara a esta zona como ‘Área Protegida Manglares de David y ecosistemas afines’.

Datos interesantes y de mucho enriquecimiento se están generando con el proyecto que realizan un grupo de pescadores artesanales y extractores de mangle con apoyo la Fundación MarViva, Conservación Internacional y la Autoridad Nacional del Ambiente (ANAM) en este manglar.

El proyecto cuenta con la participación de cuatro especialistas en: biología pesquera, forestal, economía y planificación de uso de áreas. Durante 10 meses (septiembre 2010-2011) se caracterizará los distintos usos pesqueros y forestales, mediante muestreos participativos en campo así como sesiones de consulta y validación con los usuarios y autoridades.

La bióloga marina y consultora del componente pesquero del proyecto, Yolanis Robles, realiza un diagnóstico de la situación actual de la pesca, enfocándose, principalmente, en las especies de mayor valor económico como son los pargos, corvinas, róbalos y roncadores, que son los de mayor volumen dentro de la pesca.

Hasta ahora se ha detectado la extracción de individuos juveniles de corvinas y algunos pargos, es decir, se están sacando del mar sin haberse reproducido y aportado a la sostenibilidad de la pesquería. Otro caso interesante es la pesca de tiburones como el martillo y cazón que son capturados neonatos (bebé) y juveniles.

El ingeniero forestal, José Berdiales, detectó que el mangle piñuelo crece aproximadamente 20 centímetros cada dos años, por lo tanto la capacidad de recuperación del bosque de manglar es muy lento en comparación con otros bosques. Este tipo de información es muy importante que los grupos de leñateros conozcan y adquieran mejores técnicas para el aprovechamiento sostenible del manglar. Actualmente, se seleccionan árboles de mangle con diámetros de 5 a 7 centímetros para leña. Esto representa la caída de aproximadamente 260 árboles. Una de las propuestas del ingeniero es seleccionar árboles de diámetros mayores (10 a 12 centímetros) para sacar mayor producción de los grandes y, que los árboles pequeños puedan desarrollarse y crecer.

El biólogo, Darío Tovar, señaló que en términos generales el manglar del distrito de David se encuentra en buen estado; según él, debido al uso moderado con que se está extrayendo el recurso. Sin embargo, se ha identificado una amenaza en la zona de amortiguamiento (de tierra firme hacia el manglar), a raíz de que las áreas que, anteriormente, eran humedales han sido sembradas con arroz y frijoles a los que se le aplica agroquímicos que inciden en las aguas que se vierten hacia la zona del manglar’.

También el área está dentro del ‘boom’ del turismo, lo que significa que además de ocasionar que zonas del mangle sean deforestadas para la construcción de infraestructuras, se contamine el área por la vía de las excretas y la utilización de agroquímicos, añadió el especialista que consideró necesario buscar las alternativas de solución’. Se espera que en septiembre del 2011 se obtengan los resultados finales del estudio y los mismos sean presentados a la comunidad usuaria de estos manglares para que puedan proponer acciones para la implementación de prácticas más sostenibles.