Temas Especiales

27 de Oct de 2020

Planeta

Pérdida de hábitat amenaza a mariposas monarca

Cada año, las monarca pasan el invierno en México y después vuelan al sur de Estados Unidos

Durante años, la preocupación por las mariposas monarca se ha concentrado en la pérdida de su hábitat en sus cuarteles de invierno en México.

Pero a medida que los insectos se movilizan este mes rumbo al sur por Texas, reina todavía una preocupación mayor acerca de dónde pasarán los veranos.

La pérdida de hábitat en el centro-norte de Estados Unidos ha preocupado a muchos que se preguntan si los lepidópteros están en condiciones de hacer el trayecto anual de 3,200 kilómetros (2,000 millas) a México.

Cada año, las monarca pasan el invierno en México y después vuelan al sur de Estados Unidos, donde se reproducen para dejar una nueva generación de mariposas antes de morir.

Aun con condiciones climáticas propicias este año, la población de las mariposas no se ve rozagante, dijo Chip Taylor, director de Monarch Watch y profesor de ecología y biología evolutiva en la Universidad de Kansas.  ``Es un repunte, pero no masivo'', dijo Taylor a Fort Worth Star-Telegram (http://bit.ly/1nAvATV ).  ``Pronostiqué que la población se duplicaría, pero es de todos modos una población pequeña, una de las más reducidas registradas''.

El año pasado, se documentó el menor espacio registrado hasta ahora de 0,67 hectáreas, o 33 millones de mariposas monarca, en las montañas al oeste de la ciudad de México.

La población promedio en los últimos 20 años ha sido de 6,39 hectáreas.  En el norte de Estados Unidos y sur de Canadá, la pérdida de hábitat se ha hecho sentir.  ``Con lo que tenemos que lidiar es con la cuestión del hábitat'', afirmó Taylor.  ``Estamos perdiendo más de un millón de acres por año. Si esa tendencia no para, la población seguirá declinando''.

En total, calcula Taylor, se han perdido unos 165 millones de acres de área de reproducción, casi la superficie de Texas.  ``Dada esa pérdida de hábitat, no es de sorprender que la población haya mermado'', agregó Taylor.  ``Para que las cifras aumenten tenemos que hacer frente a la cuestión de la pérdida de hábitat''.

Este año, los presidentes de Estados Unidos y México y el primer ministro canadiense accedieron a colaborar para salvar las mariposas monarca.

En junio se emitió un Memorando Presidencial para crear una estrategia federal para proteger abejas, mariposas y otros polinizadores.

Pero si no se halla una solución en Texas, uno de los estados más importantes para las mariposas ya que pasan por allí en primavera y otoño, el problema se agravará.