Temas Especiales

08 de Feb de 2023

Planeta

Especies en vías de extinción

Entre los coleccionistas de especies y la presión por cultivar, edificar o experimentar se está afectando cada día la vida animal

Cada vez más el hombre va destruyendo hábitat de las especias que hay en la tierra, haciendo que cada vez se pierda el balance en la naturaleza.


Entre los coleccionistas de especies y la presión por cultivar, edificar o experimentar se está afectando cada día la vida de diferentes especies que se encuentran en peligro de desaparecer totalmente de la tierra.


1. Amazona lilacina o Loro Amazona, es una especie endémica de Ecuador que habita en los manglares y en los bosques tropicales secos. Se ve amenazada por la fragmentación perdida de su hábitat debido a la expansión urbana y el desarrollo de la acuicultura de camarones. La captura de los individuos para el comercio de mascotas local también amenaza esta especie.


2. El Kinyongia matschiei o Camaleón gigante de cuernos de cuchilla es otro de los que se encuentra amenazado, habita en los bosques templados africanos. La pérdida de su hábitat por la tala de árboles, la presión agrícola y la propagación de especies arbóreas foráneas como el Maesopsis eminii, afecta negativamente a su conservación.


3. El Atún de Aleta Azul del Pacífico, Thunnus orientalis, su especie se encuentra vulnerable, ya que se estima que la población de esta especie ha disminuido entre un 20% y un 30% en los últimos 20 años a causa de la sobrepesca. Una gran cantidad de los ejemplares capturados son menores de edad, que aún no han tenido la oportunidad de reproducirse. Esto, junto con su valor de mercado cada vez mayor explican su situación.


4. El Acanthobrama telavivensis otra especie marina vulnerable. Hace sesenta años, esta especie era muy abundante en la mayoría de las corrientes costeras en Israel. En 1999 la sequía dio lugar a la desaparición de su hábitat ribereño y la población se redujo casi a la extinción. En 2006 se volvió a introducir en su área de distribución natural anterior con gran éxito.


5. El Indri indri es el mayor de los lémures de las tierras bajas y bosques tropicales de Madagascar. Anteriormente clasificado como en peligro, pasa a estar en peligro crítico debido a la previsible disminución de esta especie en más de un 80%. La pérdida de su condición de tabú entre la población de Madagascar y la destrucción de su hábitat son sus principales amenazas.


6. Phataginus tricuspis, o también conocido como pangolines. De costumbres generalmente nocturnas, suele habitar en los árboles. Su presencia se ha reducido en más de un 40% debido a la pérdida de su hábitat y su explotación como alimento y remedio medicinal. Ha pasado de la categoría de casi amenazado a vulnerable.


7. La serpiente Sibon longifrenis, que se distribuye a lo largo de las tierras bajas de la vertiente caribeña de los países centroamericanos, en los bosques primarios. Relativamente escasa, su población era estable hasta que la deforestación para la agricultura y la tala han amenazado su hábitat.


8. La Rhacophorus helenae o Rana Voladora, solo habita en dos manchas de bosque aisladas de las tierras bajas, en el sur de Vietnam. La presión de la agricultura sobre su hábitat y de los coleccionistas de especies amenazan su supervivencia. Esta especie de anfibio entra por primera vez este año en la lista Roja al estar en peligro de extinción.


9. Zabalius oftálmico, saltamontes, está muy extendido en la parte oriental de África subsahariana. Pone sus huevos en la corteza y pasa toda su vida en los árboles. En los últimos años ha colonizado con éxito áreas urbanas de Sudáfrica.


10. El Brinckiella arborícola es un saltamontes que habita en la provincia de El cabo en Sudáfrica, en un área de unos 70.000 km^2 que contiene una de las mayores biodiversidades del planeta. La destrucción del hábitat, como resultado del desarrollo agrícola, urbano y la invasión de especies exóticas, es la principal amenaza para este insecto.


11. Sachatamia punctulata o rana de cristal, es considerada como muy fragmentada, y no hay un cambio de tendencia debido a la pérdida de su hábitat fuera de las áreas protegidas debido a la expansión de la agricultura, la ganadería y la contaminación del agua en la Cordillera Central. En la Lista Roja se la califica dentro de las especies vulnerables.