Temas Especiales

27 de Jan de 2021

Planeta

Panamá, al rescate del jaguar con tecnología de punta

MiAmbiente y Yaguará inician el plan de colocación de collares con GPS y cámaras trampa a los felinos del Parque Soberanía

El Ministerio de Ambiente y Yaguará Panamá iniciaron el Proyecto de Telemetría del Ocelote, en el Parque Nacional Soberanía, en busca de rescatar y garantizar la conservación del jaguar.

La iniciativa es la primera de este tipo que se pone en marcha en el país y consiste en la colocación de collares con GPS de última generación. Esto con el propósito de obtener información sobre su comportamiento y de esta manera dar un seguimiento a cada individuo in-situ y en tiempo real.

Eric Flores, jefe del Departamento de Vida Silvestre y Biodiversidad del Ministerio de Ambiente, dijo que los datos que se logren con los monitoreos ayudarán a identificar los patrones de movimiento y cómo el felino se desenvuelve en un hábitat como el Parque Soberanía, que ha estado amenazado por el desarrollo urbanístico y de infraestructura.

Según Flores, este estudio es parte de una consultoría financiada con fondos del MiAmbiente. ‘Es la primera vez que conseguimos hacer esto en el Parque Soberanía con fondos enteramente gubernamentales. Ganaremos conocimiento técnico en apoyo al manejo del área protegida, así como capacidad en el personal del Ministerio', comentó.

ÁREAS DE MONITOREO

Los sitios escogidos para monitorear los jaguares son áreas protegidas, parques nacionales, refugios de vida silvestre y otros bosques donde se prohíbe la cacería pero que están siendo impactados por las malas prácticas, entre ellos: Parque Nacional Soberanía, Bosque Protector de Arraiján/Península Gigante, Parque Nacional Portobelo, Nusagandi en Guna Yala, el Parque Nacional Santa Fe, en Veraguas, y Parque Nacional Volcán Barú, en Chiriquí.

Zuleika Pinzón, directora nacional de Áreas Protegidas y Vida Silvestre de MiAmbiente, recalcó que otra de las amenazas que enfrentan los jaguares es la caza por parte de los agricultores y finqueros, ya que aseguran que los felinos atacan sus animales (ganado vacuno-porcino) para alimentarse y les afecta su producción.

Y para evitar el conflicto ‘jaguar-ganadería' en las mencionadas zonas, Pinzón anunció que ya han iniciado un programa de estudio y de capacitación. Por ejemplo, en el Parque Nacional Santa Fe, donde se está organizando un nuevo proyecto para trabajar de la mano con los productores del sector agrícola y de la comunidad, porque considera que ‘es necesario que las personas conozcan, que hay otras soluciones, además de matar al animal'.

En tanto que en el Parque Nacional Volcán Barú también ha instalado cámaras trampa que permitirán conocer más sobre la distribución y comportamiento de estas especies.

En este sentido, Ricardo Moreno, biólogo de Yaguará Panamá y líder del proyecto, mencionó que esta iniciativa propone acciones puntuales de conservación, concertadas entre los diferentes actores involucrados a través de talleres de capacitación, en temas sobre medidas antidepredacción y una estrategia de comunicación, educación ambiental y difusión.

‘Garantizar la conservación del ocelote y otros felinos silvestres en Panamá requiere de un esfuerzo sostenido a gran escala, que no se puede realizar por sectores aislados, sino con la participación del gobierno y de toda la sociedad y, en especial de la iniciativa privada', añadió.

MiAmbiente informó en un comunicado que este proyecto es un apoyo al Plan de Acción para la Conservación del Jaguar, que incluye no sólo el monitoreo para conservar esta especie sino sus presas y otras especies de felinos silvestres que hay en los bosques panameños.

Moreno aseguró que el método GPS en combinación con las cámaras trampa y las actividades de educación y extensión, lograrán sentar las bases de la información ya colectada para que, desde una política nacional, se puedan desarrollar planes de acción más puntuales para la protección de las especies de Panamá.

‘Es importante que la población panameña voltee su mirada a la conservación de estas especies y de otras porque representan parte del patrimonio natural que compartimos con otros países del continente desde tiempos ancestrales, y que hace de Panamá un lugar biodiverso reconocido a nivel mundial', acotó Flores.

‘Panamá tiene un papel central en la conservación global del jaguar a causa de que es un sitio clave para la distribución de esta especie en el continente americano', acotó Flores en una reciente publicación de este diario.

SITUACIÓN DEL JAGUAR

El jaguar ( Panthera onca ) está clasificado como una especie en peligro dentro de la lista roja de especies amenazadas de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) y su número está en declive.

En Panamá, las poblaciones de jaguar han decaído drásticamente en los últimos 30 años por la mano del hombre: la cacería, la fragmentación de su hábitat y la disminución de sus presas. Desde aquella época se ha contabilizado la pérdida de unos 277 felinos.

==========

Ricardo Moreno

‘ Garantizar la conservación del ocelote y otros felinos en Panamá requiere de un esfuerzo sostenido a gran escala, que no se puede realizar por sectores aislados...',

BIÓLOGO Y LÍDER DEL PROYECTO