Temas Especiales

26 de Jan de 2021

Planeta

Cambio climático y actividad humana, un riesgo para las especies

Expertos advierten que el 30% de las especies ha desaparecido desde 1992 y que el número podría aumentar para finales de este siglo

A pesar de que la biodiversidad es la base de la economía, la cultura, la alimentación y la salud humana, está cada vez más amenazada por las actividades humanas y los factores climáticos.

El Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) advierte, por ejemplo, que la diversidad biológica del trópico, que abarca una parte significativa de América Latina y el Caribe, ha disminuido un 30% desde 1992.

De acuerdo con PNUMA, esto se debe a que la diversidad biológica de la región se ve amenazada por una serie de factores que se relacionan entre sí, tales como la destrucción, la transformación y la alteración del hábitat; la sobreexplotación o el uso insostenible de los recursos terrestres e hídricos; las prácticas insostenibles de gestión del suelo; y la presión demográfica y la globalización.

Aunado a ello, factores ambientales como el calentamiento global, cambio climático y el fenómeno El Niño incrementan los riesgos de extinción de las especies.

En un estudio reciente publicado en la revista internacional Science , Mark Urban, profesor e investigador de ecología y biología evolutiva de la Universidad de Connecticut, en Estados Unidos, advirtió que si las altas temperaturas provocadas por esos fenómenos persisten y aumentan a más de 2ºC, ‘el actual riesgo de extinción de un 2.8% podría incrementarse hasta el 5.2%', si alcanza los 4.3 ºC para los próximos 85 años; es decir, para el año 2100.

‘Esto podría ocasionar que una de cada seis especies del planeta desaparezca si no se toman medidas contra el cambio climático', advirtió Urban, señalando que Suramérica, Australia y Nueva Zelanda, que poseen hábitats más vulnerables, son las naciones que se verán más afectadas por la extinción de su biodiversidad.

Por ello, ante la premisa de salvaguardar la biodiversidad para las generaciones futuras, una de las prioridades del PNUMA, a través de la Estrategia de mediano plazo (2014-2017), es que los países utilicen el enfoque de ecosistemas para mejorar el bienestar humano y promover el desarrollo sostenible.

Para lograrlo, recomienda la aplicación de políticas equitativas —fundamentadas en información científica y en conocimientos tradicionales—, que sean participativas e intersectoriales y que busquen proteger y recuperar los recursos biológicos.

El manejo de los ecosistemas que plantea el PNUMA, resalta el informe, tiene un enfoque de gestión de recursos naturales que busca re saltar el valor de la diversidad biológica y los ecosistemas para la economía y las sociedades, así como el coste de su degradación y pérdida. Ese manejo se enfoca en el cuidado y mantenimiento de los ecosistemas y la biodiversidad para satisfacer las necesidades futuras, tanto ecológicas como humanas.

La estrategias a mediano plazo (2014-2017) del PNUMA y su contribución a la gestión de los ecosistemas para el desarrollo incluyen: en producción, promover el uso del enfoque que está basado en los ecosistemas de los países para mantener los servicios de los ecosistemas y la productividad sostenible de los sistemas terrestres y acuáticos; en cuestiones marinas: promover el uso del enfoque que está basado en los ecosistemas para sostener los servicios de los ecosistemas costeros y marinos; y en lograr un entorno propicio: integración de los servicios que proporcionan los ecosistemas y los beneficios derivados de ellos en las actividades de planificación y contabilidad del desarrollo, particularmente en relación con los paisajes terrestres y marinos más amplios y la aplicación de los acuerdos ambientales multilaterales relacionados con la diversidad biológica.

Cabe destacar que América Latina y el Caribe son las regiones con la mayor diversidad biológica en el planeta y alberga a varios de los países considerados megadiversos en el mundo. Su economía depende en gran medida de esta rica diversidad biológica. Sus ecosistemas promueven el bienestar humano a través de los diferentes servicios que prestan, tales como los servicios de provisión (como los alimentos, el agua, etc.), los de regulación (como el clima, la calidad del agua, el control de la erosión), de apoyo (los suelos y su producción primaria) y hasta los culturales (el turismo y la recreación).

‘La biodiversidad global es la base de la economía, la cultura, la alimentación y la salud humana, hasta ahora, no nos hemos centrado tanto en los riesgos bióticos del cambio climático debido a que no son tan directos como puede ser el aumento del nivel del mar, pero son igual o más importantes que los efectos directos', subrayó Urban .

==========

APORTES DE LA BIODIVERSIDAD

Lo que ofrece la diversidad biológica al hombre y su economía.

Provee los servicios de provisión (alimentos, el agua, etc.), de regulación (el clima, la calidad del agua, el control de la erosión), de apoyo (los suelos y su producción primaria) y hasta los culturales (el turismo y la recreación).